Inicio / Maternidad / Bebés y niños / 6 consejos para que se vaya a dormir pronto a la cama y sin rechistar

© iStock
Maternidad

6 consejos para que se vaya a dormir pronto a la cama y sin rechistar

por Redacción enfemenino Publicado en 4 de enero de 2017
53 compartidos

Un sueño reparador es necesario para todos pero en los niños se hace imprescindible para que su rendimiento sea el óptimo. Aquí tienes unos cuantos consejos para que el momento de irse a dormir no se convierta en una auténtica pesadilla.

Existe una afirmación que no se aleja mucho de la realidad: Los niños que descansan bien son más felices. Para cualquier persona las horas de sueño son imprescindibles para tener un buen rendimiento durante el día pero en el caso de los niños se hacen todavía más importantes. Nada más leer esto a muchas de vosotros lo primero que se os viene a la cabeza son las luchas continuas que supone mandarles a dormir por las noches. Son capaces de encontrar mil y una excusas antes de meterse en la cama. Pero ¡no te preocupes!, para facilitarte un poquito la tarea y que los niños se vayan a dormir sin rechistar te vamos a dar unos cuantos consejos sobre las mejores prácticas que debes tener en cuenta para que esta estampa no se vuelva a repetir en casa.

© Benneton

1. Elegir la hora adecuada para ir a la cama

Lo más importante es crear una rutina de sueño en los peques. Tienes que tener en cuenta las horas de sueño que deben dormir: 13 horas a partir de los dos años de edad, 11 horas a los cinco, 10 a los nueve años, 9 horas a los 14 años y 8 horas a partir de la mayoría de edad. La hora de irse a la cama dependerá de la actividad física y de la hora en la que se haya levantado el niño ese día. Para la rutina escolar fijar un horario de irse a dormir es la mejor opción ya que cada día se levantan a la misma hora pero los días festivos o fines de semana podemos ser un poquito flexibles siempre y cuando cumplan con las horas de sueño.

2. Repetir actividades antes de ir a dormir

Crear una rutina antes de que el niño vaya a dormir creará en él un hábito por tanto, contarle un cuento cuando ya esté metido en la cama, lavarse los dientes, preparar la ropa que se va a poner al día siguiente, darle un baño, prepararle un vasito de leche caliente, destapar y preparar la cama juntos... son pautas que si las hacemos todos los días pueden servir de previo a irse a dormir y al final, terminará asociandolas con ese momento.

3. No imponer la cama como un castigo

Muchas veces somos los padres los que nos equivocamos dándoles mandatos que no son buenos para crear sus hábitos. Si el pequeño se ha portado mal y le decimos que hoy se irá a la cama antes como un castigo lo que estaremos haciendo es romper su rutina y que coja manía al momento de irse a dormir asociándolo a una situación desagradable. Te aconsejamos que no le impongas este tipo de castigos ya que a la larga serán peor tanto para el niño como para ti.

4. El deporte es muy importante también para el sueño

Todos sabemos que los niños ¡no paran! Pero además de esa energía que deben sacar a través de juegos y mantenerse activos todo el día el deporte será muy importante para que lleguen a final de jornada cansados y relajados. Conciliarán mejor el sueño y el descanso que realicen durante las horas de sueño será reparador, es decir, recargarán pilas para estar otra vez preparados para afrontar una nueva jornada con toda energía.

5. Una ayudita

Uno de los grandes problemas que se le presentan a muchos padres son los miedos nocturnos de sus hijos. Es inevitable y una etapa más de su crecimiento por eso ayudarles a superarlos es una tarea que debemos cumplir. Estos miedos pueden hacer que se desvele o que no quiera quedarse solo en su cuarto pero por ejemplo puedes ayudarles a sentirse más seguros de nuevo contándoles un cuento (como apuntábamos en una de las pautas anteriores) o dejando una luz de apoyo tenue para que le acompañe durante toda la noche. También puedes meter con él en la cama su peluche favorito o su manta preferida para que le sirva de compañía.

Relacionados: Cuentos para niños

© iStock

6. ¡No les metas en tu cama!

Otro de los grandes errores que solemos cometer los padres es meter en nuestra cama a los niños. Puede ser una solución puntual si el niño está enfermo o ha sucedido algo especial durante ese día pero si lo tomamos como rutina para que el niño se duerma estaremos cometiendo un grave error. El niño se tiene que acostumbrar a dormir en su cama desde pequeño y que su cuarto sea su espacio de relax donde agradezca estar.

Beneficios de un buen sueño en los niños

  • Mejor rendimiento escolar
  • Recuperar energías tanto físicamente como psicológicamente
  • Eliminar tensión y cansancio acumulado
  • Evitar malas conductas o mal humor
  • Evitar problemas de retención
  • Conseguir crear un hábito de descanso​


Y además:
Horas del sueño del bebé: ¿cuándo dormirá del tirón?
Dime cómo dibuja y te diré cómo es

por Redacción enfemenino 53 compartidos

Puede interesarte