Inicio / En forma / Salud / Impedanciometría: ¿De verdad puede ayudarte?

En forma

Impedanciometría: ¿De verdad puede ayudarte?

por Redacción enfemenino Publicado en 4 de mayo de 2016

La respuesta es ¡Sí! En nuestra batalla contra los kilos de más tenemos un gran aliado. Con la impedanciometría podremos conocer, de forma precisa, la cantidad de grasa y músculo que tiene nuestro cuerpo, entre otras cosas. Así, cuando vayas perdiendo o aumentando peso sabrás si lo estás haciendo de forma correcta. ¿Quieres saber más? Te explicamos los pormenores de este método.

¿Qué es la impedanciometría?

La impedancia bioeléctrica o BIA permite medir con facilidad y precisión nuestra composición corporal.

Este método se basa en la particularidad que tiene la grasa de oponerse a la corriente eléctrica, algo que no sucede con los tejidos musculares. Al pasar una corriente eléctrica de poca intensidad por el cuerpo, se puede medir el nivel de materia grasa: cuanto mayor es la resistencia a la corriente bioeléctrica, mayor es el nivel de grasa.

Los profesionales (médicos, dietistas, etc.) utilizan distintos aparatos para llevar a cabo este método. Puede realizarse a través de diversos electrodos que se colocan en varias zonas del cuerpo, o a través de una báscula que tiene unas placas para las palmas de las manos y las plantas de los pies. También existen básculas para casa, cuyos electrodos hacen la medición a través de los pies. En todos los casos se envía una corriente de poca intensidad y el aparato mide casi de inmediato no sólo el peso del cuerpo sino los porcentajes de grasa, músculos, agua y huesos. Es rápido, preciso y, sobre todo, indoloro.

© iStock

¿Para qué sirve?

Cuando queremos adelgazar, ya sea por razones estéticas o de salud, a menudo tendemos a centrarnos en el peso. Pero el peso integra todos los componentes del cuerpo sin distinción, es decir: los líquidos (sangre y agua), los músculos, la piel, los huesos, las vísceras, los órganos y la grasa. Por eso, se puede estar delgado pero pesar mucho porque se tiene mucho músculo, o porque retenemos agua.

Conocer el nivel de grasa permite saber si tenemos una necesidad auténtica de hacer dieta para adelgazar y valorar si dicha dieta es eficaz. En resumen: permite controlar el peso con gran eficacia.

¿Cómo utilizarla?

- La báscula de impedanciometría parece una báscula clásica, si bien la diferencia se nota en el precio (oscilan entre los 40 y los 200 euros. Cuando la hayas comprado deberás introducir en su pequeño ordenador tu edad, la altura y el sexo. A continuación, sólo tienes que subirte al plato, colocar bien los pies y esperar a que los diferentes valores aparezcan.

- Debes pesarte siempre a la misma hora y con los pies descalzos. La importancia de dicha regularidad se debe a que el peso del cuerpo y el nivel de grasa varían a lo largo de la jornada. Por la mañana, en cuanto nos despertamos, el agua aún no se ha repartido por el cuerpo: a medida que se va desarrollando la actividad diaria, se distribuye por el cuerpo de manera regular, lo que conlleva una mejor conductibilidad eléctrica. Por esta razón, y con el objetivo de constatar las variaciones reales del nivel de grasa, es preferible pesarse cuando empiece a hacerse de noche.

- Para saber si tienes un porcentaje de grasa adecuado, existen unas tablas genéricas en las que puedes basarte:

  • Mujeres: de 18 a 39 años = 21-32 % de nivel de grasa; de 40 a 59 años = 23-33 % de nivel de grasa; de 60 a 79 años = 24-35 % de nivel de grasa.
  • Hombres: de 18 a 39 años = 8-19 % de nivel de grasa; de 40 a 59 años = 11-21 % de nivel de grasa; de 60 a 79 años = 14-24 % de nivel de grasa.

¿Existen casos particulares?
Para empezar está desaconsejado en personas con un estimulador cardíaco o con cualquier otro dispositivo intracorporal porque, aunque sea muy débil, esta técnica trabaja con corriente eléctrica. También está desaconsejada en mujeres embarazadas.

Dado que los deportistas poseen un metabolismo modificado y una densidad muscular fuerte que aumenta la resistencia eléctrica del cuerpo, la gran parte de los aparatos incluyen un modo “atleta” que utiliza una forma particular para calcular la composición corporal. Este modo vale la pena utilizarlo cuando se empieza a realizar una actividad física que se prolongue durante más de 10 horas a la semana.


Ver también:
Perder la barriga sin perder la cabeza: 8 consejos muy sensatos para conseguir un vientre plano
12 ideas para acelerar el metabolismo y perder peso más rápido

por Redacción enfemenino
¿Sabes qué le pasa a tu cuerpo al dejar de fumar?

Puede interesarte