Inicio / En forma / Bienestar / El síndrome de la clase turista: todo lo que debes saber para evitarlo

© iStock
En forma

El síndrome de la clase turista: todo lo que debes saber para evitarlo

Elvira Sáez
por Elvira Sáez Publicado en 5 de julio de 2017
58 compartidos

Con la llegada de las vacaciones, conviene conocer qué es el síndrome de la clase turista o trombosis del viajero. Esta afección suele estar provocada por los espacios estrechos que hay en los medios de transporte, especialmente en el avión. Te contamos cómo puedes evitarla.

Pasar muchas horas sentado en un espacio limitado, como el del avión, ralentiza la circulación venosa, lo que puede provocar el síndrome de la clase turista o trombosis del viajero. Este problema aparece cuando se produce una obstrucción de un vaso sanguíneo provocado por un coágulo en la sangre. Normalmente, afecta a las extremidades inferiores. Los síntomas más habituales son la inflamación o el dolor en la pantorilla o el muslo. Cuando se produce la formación de un coágulo este puede desencadenar una embolia pulmonar, que puede manifestarse con dificultad respiratoria, taquicardia o dolores en el pecho, entre otros.

Aunque la probabilidad de sufrir este síndrome es inferior al 1% si no existen factores de riesgo (como la obesidad o la insuficiencia venosa), te vamos a dar unos consejos para prevenirla. Además, no solo te serán útiles para evitar este problema, sino que también te ayudarán a llevar un estilo de vida más saludable. ¡Toma nota!

Durante el viaje:

1. Levántate a estirar las piernas: al menos cada una o dos horas.
2. Haz ejercicios de estiramiento de las extremidades.
3. Evita cruzar las piernas: esta postura dificulta la circulación sanguínea.
4. Mantente hidratado.

Estos consejos también son aplicables a los viajes en coche, autobús o tren, ya que en estos transportes también se puede producir esta afección. No obstante, lo cierto es que hay más riesgo en el avión porque en él disminuye la presión barométrica y hay poca humedad.

Aparte de tomar medidas en el viaje, también es muy importante que tengas unos hábitos saludables en general. De este modo, reducirás las posibilidades de padecer este síndrome o algunos de los factores de riesgo que aumentan las posibilidades de sufrirlo, como la hipertensión, el sobrepeso o el sedentarismo. Estas son las recomendaciones para el día a día:

1. Practica ejercicio de forma regular.
2. Bebe suficiente líquido, especialmente agua.
3. Aplica agua tibia en las extremidades durante la ducha.
4. Evita estar mucho tiempo de pie o sentado.
5. Controla tu peso y lleva una alimentación sana.
6. Modera el consumo de alcohol.
7. Di adiós al tabaco: a continuación puedes ver un vídeo con consejos para conseguirlo, ¡tú puedes!

Consejos para dejar de fumar

Y además:
7 tips para aliviar las piernas cansadas
10 ejercicios imprescindibles para mejorar la circulación de tus piernas

por Elvira Sáez 58 compartidos

Puede interesarte