Inicio / En forma / Bienestar / Los tres tipos de cuerpo: ¿sabes cuál es el tuyo?

En forma

Los tres tipos de cuerpo: ¿sabes cuál es el tuyo?

Cristina Cañedo
por Cristina Cañedo Publicado en 11 de enero de 2017
172 compartidos

Ectomorfo, mesomorfo y endomorfo. ¿Sabes de que estamos hablando? Si la respuesta es no, sigue leyendo para conocer cuál es tu tipo de cuerpo.

¿Has oído hablar alguna vez de los tipos somáticos? Éstos hacen referencia a los diferentes tipos de cuerpo y complexiones físicas que existen, y son muy importantes para conocer qué métodos de entrenamiento o qué tipo de alimentación es adecuada para cada persona. Así que si has engordado o adelgazado demasiado, o si no ves resultados positivos después de hacer deporte y cuidarte, puede ser que sea porque no estés entrenando como realmente necesite tu cuerpo...

Tipo ectomorfo

Un cuerpo ectomorfo es un cuerpo delgado. Por lo general, el tipo ectomorfo se caracteriza por unas piernas largas y finas con músculos fibrosos, y unos hombros delgados con poca anchura. A las personas con este tipo de cuerpo les resulta muy difícil ganar peso, ya que tienen un metabolismo muy rápido que quema calorías continuamente. Si tienes este tipo de cuerpo, tus entrenamientos deberán ser cortos e intensos, centrándote en los grupos musculares grandes. En general, los cuerpos ectomorfos pierden grasa muy fácilmente, lo que a su vez hace que ganar músculo sea una tarea delicada y compleja. Estas son algunas características de este tipo de cuerpos:

  • Cuerpo de naturaleza frágil
  • Pecho plano
  • Hombros pequeños
  • Complexión delgada
  • Dificultades para ganar peso
  • Metabolismo rápido

Tipo mesomorfo

Un cuerpo mesomorfo tiene una estructura ósea grande, músculos fuertes y un físico de atleta natural. Si tienes este cuerpo podrás ganar y perder peso con relativa facilidad, por lo que debes vigilar tu consumo de calorías y grasas para no llevarte sustos. Por lo general, estos cuerpos son fuertes por naturaleza y es por ello por lo que el entrenamiento más recomendable para este tipo son los ejercicios de fuerza (abdominales, sentadillas, flexiones) o ejercicios de pesas. Estas son algunas características de este tipo de cuerpos:

  • Complexión atlética
  • Cuerpo fuerte
  • Músculos definidos
  • Cuerpo de forma rectangular
  • Ganan músculos fácilmente
  • Ganan grasa con cierta facilidad

Tipo endomorfo

Un cuerpo endomorfo es suave y con tendencia a la flacidez, con los brazos delgados y las piernas anchas. Si tienes este tipo de cuerpo tendrás músculos fuertes y potentes, y serás propensa a ganar grasa y peso fácilmente, así que deberás cuidar tu alimentación. El cuerpo endomorfo responde muy bien a ejercicios aeróbicos (correr, bailar, saltar, nadar), que aumentan la resistencia y queman calorías. Estas son algunas características de este tipo de cuerpos:

  • Complexión fuerte y corpulenta
  • Metabolismo lento
  • Tendencia a acumular grasa
  • Dificultades para bajar peso
  • Músculos poco definidos

Si tienes un cuerpo endomorfo, estos alimentos para perder grasa no podrán faltar en tu mesa.

¿Y a qué tipo pertenezco?

Ectomorfo, mesomorfo y endomorfo son los tres tipos somáticos básicos y los más extremos. Si después de leer las características de los tres no te identificas con ninguno no te preocupes, ya que la mayor parte de la población posee cierto grado de cada uno de los tipos, algo así como una mezcla. Hay ecto-mesomorfos (personas delgadas que ganan músculo fácilmente), endo-mesomorfos (personas con sobrepeso con facilidad para muscularse), etc. Lo importante es conocer las características básicas del cuerpo, para saber mejor qué estilo de vida llevar.

Y además:
3 errores que pueden estar ralentizando tu metabolismo y cómo evitarlos
Las mejores dietas para adelgazar

por Cristina Cañedo 172 compartidos

Puede interesarte