Inicio / Maternidad / Concepción / ¿Problemas para concebir? Conoce las causas más comunes de la infertilidad

© iStock
Maternidad

¿Problemas para concebir? Conoce las causas más comunes de la infertilidad

por Redacción enfemenino Publicado en 26 de mayo de 2015
94 compartidos

Muchas veces el sueño de tener un bebé se ve truncado por un problema con el que quizá no contabas en un primer momento: la infertilidad. Te contamos cuáles son las causas más comunes por las que puede ser más complicado quedarte embarazada.

Por fin crees que ha llegado el momento de ser madre, lo habéis pensado y tanto tú como tu pareja decidís que es el momento idóneo para tener un bebé pero no contabais con el factor sorpresa de la imposibilidad de quedarte embarazada y es que es un problema que puede tener varias causas. El estilo de vida se convierte en uno de los factores más importantes para concebir y es que un consumo excesivo de alcohol, tabaco o café puede acarrear consecuencias para nuestra vida reproductiva. Pero también existen otro tipo de problemas que pueden ser las causas de que el bebé que tanto deseas tarde en llegar.

© iStock

Normalmente, debes empezar a preocuparte cuando llevas un año manteniendo relaciones sexuales con tu pareja sin usar ningún tipo de método anticonceptivo o si tienes más de 35 años, si llevas 6 meses en las mismas condiciones. Tu ginecólogo comenzará a investigar cuáles son las posibles causas y lo mejor es que descartes todas las posibilidades y que consultes a tu ginecólogo.

Endometriosis

Esto ocurre cuando el tejido endometrial, aquel que crece dentro de las paredes del útero, crece fuera de éste; normalmente se da en la cavidad abdominopélvica. Normalmente hay muchas mujeres que no tienen ningún síntoma de ello, pero otras que sí pueden notar dolores excesivos en sus menstruaciones, gran sangrado en las mismas o dolor en las relaciones sexuales. Existe la posibilidad de practicar una cirugía para eliminar este tejido y desobstruir las Trompas de Falopio. Con un buen tratamiento de fertilidad se puede lograr concebir habiendo tenido este problema.

Ovarios poliquísticos

En este caso los folículos pequeños de lo ovarios no se desarrollan hasta que no son grandes y maduros y normalmente este problema se detecta porque las mujeres que lo padecen siempre han tenido sus reglas con muchas irregularidades. En estos casos se recomienda un cambio total del estilo de vida. El sobrepeso puede ser otra de las causas de este problema por eso se aconseja de forma tajante llevar una dieta sana y practicar ejercicio con asiduidad si se está intentando tener un bebé.

Óvulos de mala calidad

Normalmente se trata de un problema que viene dado por la edad. Cuanto más mayores nos hacemos nuestros óvulos van perdiendo calidad y producimos menor cantidad. Igualmente puede pasar con la calidad del semen, para esto existen estudios y pruebas médicas que pueden llegar a determinar el problema como es el caso del espermograma.

Conforme nos vamos acercando a los 40 años, los embriones que genera nuestro cuerpo son más propensos a padecer alteraciones cromosomáticas, lo que puede significar embarazos de riesgo, abortos o que el bebé no se desarrolle con normalidad. A partir de los 35 años este riesgo comienza a aumentar. Pasados los 40 años, hasta el 50% de los óvulos que produce una mujer tienen algún tipo de alteración cromosomática, la cual puede ser causante de Síndrome Down, Síndrome de Turner, Síndrome de Edwards, etc.

Alteración de la ovulación

El estrés al que nos vemos expuestas en la actualidad puede ser otra de las causas de la infertilidad. La alteración en la ovulación se puede controlar mediante el control y la regulación de nuestro ciclo menstrual. Acudir al ginecólogo de forma periódica y llevar una vida saludable evitando actividades dañinas para nuestro organismo como el alcohol o el tabaco, son pasos sencillos y muy importantes.

Hay mujeres que a pesar de estar sanas sufren trastornos en su ciclo, llegando incluso a no menstruar. Este tipo de irregularidades puede influir en la producción de óvulos. Por supuesto este tipo de problemas se pueden solucionar con un seguimiento médico.

Obstrucción de las Trompas de Falopio

Una obstrucción en los canales que componen las Trompas de Falopio provoca que los espermatozoides no lleguen a los óvulos o que el óvulo fecundado no consiga llegar al útero y las razones pueden ser una enfermedad inflamatoria pélvica o enfermedades de transmisión sexual, como la clamidia.

Otras causas

​Estos problemas citados suelen ser los más comunes pero también existen otro tipo de trastornos que pueden ser los causantes de la infertilidad femenina como los miomas en el útero (tumores benignos), el cierre del cuello uterino por un tampón de mucosa que no se deshace durante la ovulación, trastornos hormonales como un mal funcionamiento del tiroides, premenopausia, la tendencia a tener quistes en los ovarios...

En ellos la infertilidad también puede ser resultado de causas poco comunes como el cierre de los conductos espermáticos como consecuencia de la clamidia, algún trastorno circulatorio, haber sufrido paperas en la infancia, tener varices en los escrotos o incluso hay casos en los que la diabetes también ha sido causante porblemas de fertilidad.

Indudablemente, para identificar cuál es el problema que os impide concebir a tu pareja y a ti debéis acudir a vuestro médico habitual o a tu ginecólogo para que os guíe en vuestro camino de la fertilidad. Gracias a la investigación y a los descubrimientos actuales, es más común que este tipo de problemas tengan solución, así que si éste es vuestro caso, no os desaniméis y contactad con un profesional.


Y además:
Endometriosis: ¿qué es y cómo afecta a la maternidad?
7 motivos para decantarse por la reproducción asistida

¿Quieres saber más? Descubre aquí todo lo que necesitas saber sobre la reproducción asistida
por Redacción enfemenino 94 compartidos

Puede interesarte