Inicio / Maternidad / Concepción / ¡Quiero ser mamá! 10 consejos para quedarte embarazada rápido

¡Quiero ser mamá! 10 consejos para quedarte embarazada rápido

Publicado por Redacción enfemenino
Publicado en 26 de enero de 2015

Cambiar la alimentación, hacer deporte o conocer cómo funciona tu ovulación son algunas de las claves para conseguir quedarse embarazada con éxito. ¡Aquí te descubrimos unas cuantas más!

Cuando decides que es hora de formar una familia, no todo es coser y cantar. Te pasas años poniendo los medios necesarios para no quedarte embarazada y, cuando quieres que suceda... ¡parece imposible! Ten en cuenta que si has tomado la píldora o cualquier otro anticonceptivo hormonal durante un tiempo prolongado, deberás tener más paciencia, ya que tu cuerpo tiene que recuperar su ciclo natural. Sin embargo, existen algunos hábitos de vida saludables que pueden aumentar las posibilidades de quedarte embarazada más rápido. ¡Descubre qué factores influyen a la hora de concebir de forma rápida y exitosa!

1.Una dieta saludable

Es fundamental que adoptes un estilo de vida saludable. Los hábitos alimenticios y el ejercicio regular constituyen una de las reglas de oro cuando pensamos en concebir de una manera rápida. Practicar ejercicio y una dieta equilibrada ayudarán a tu cuerpo a estar en óptimas condiciones para albergar una nueva vida. Así que ya sabes, revisa el frigorífico y saca el chándal del fondo del armario.

En cuanto a nutrientes, el ácido fólico está muy relacionado con la gestación, pues participa en la formación de los tejidos maternos del embarazo, por lo que es recomendable tomarlo. Los alimentos ricos en este nutriente suelen ser verdes, como por ejemplo el brócoli o las espinacas. Comer fruta, carne y proteínas en pequeñas cantidades diarias mejorarán tu salud y en consecuencia tus probabilidades de convertirte en mamá. Intenta tomar también productos lácteos, como leche o yogures, con frecuencia.

2. La importancia de las vitaminas

Existen una serie de vitaminas específicas que tu organismo necesita para estar preparado y concebir de manera rápida y segura. Entre las más importanes destacamos las siguientes:

> Vitamina E
> Cinc
> Cobre
> Ácido pantoténico
> Potasio
> Vitamina A
> Vitamina C
> Vitamina D
> Tiamina o Vitamina B1
> B6
> Riboflavina
> Niacina o vitamina B3


Existen complementos vitamínicos destinados especialmente a mujeres que intentan quedarse embarazadas. Se trata de comprimidos multivitamínicos que se toman cada mañana y que permiten que puedas despreocuparte durante el resto del día. No dudes en consultar a tu médico para que te oriente acerca de los complementos más eficaces que están actualmente en el mercado.

3. El peso ideal

El peso es uno de los factores que más influyen a la hora de concebir, ten en cuenta que el sobrepeso repercute de forma negativa en la fertilidad. Lo ideal es que tu índice de masa corporal (IMC) esté situado entre 20-25. Tanto si estás por encima de tu peso ideal, como si es inferior a la media, las posibilidades de quedarte embarazada rápido disminuyen.

Además de frenar la fertilidad, el sobrepeso tiene consecuencias negativas para la salud. Este factor es uno de los responsables de la diabetes, el colesterol o la hipertensión durante el embarazo, enfermedades que no solo te afectan a ti, también al feto. Si crees que tu peso está rozando el límite de lo desaconsejado, pide a tu médico de cabecera que te haga un chequeo. Quizá deberás ganar o perder algo de peso para incrementar tus posibilidades de embarazo.

4. Detox: limpia tu organismo de toxinas

Limpiar tu organismo de toxinas e impurezas es otro de los trucos infalibles para conseguir que tu test de embarazo sea positivo y alcanzar tu objetivo de convertirte en madre. Si te tomas en serio lo de quedarte embarazada, hay ciertas cuestiones que no puedes pasar por alto bajo ningún concepto. Todo el mundo sabe que el alcohol y el tabaco no son los mejores aliados. Así que corta por lo sano con esos vicios si quieres aumentar tus posibilidades de quedarte embarazada de forma rápida.

Recuerda que el alcohol también afecta a la calidad del esperma, por lo tanto la ecuación es simple: cuanto menos bebáis los dos, más aumentarán las posibilidades de embarazo. Dejar de fumar y evitar la cafeína y las bebidas estimulantes es también imprescindible.

5. Practicar sexo de forma regular

Practicar sexo regularmente es sano, divertido y ¡fundamental! Se recomienda practicar sexo entre dos y tres veces por semana para aumentar las posibilidades de tener un bebé. Existen muchos tipos de calendarios de ovulación. Tu pareja y tú podéis trazar un planning de concepción a la vez que disfrutáis juntos. Un consejo es que tengáis cuidado de no caer en el "estrés" de ¡estoy ovulando, hay que hacerlo ya! Recuerda que la calidad del esperma mejora si se deja un margen de 48 horas entre cada eyaculación.

6. Las posturas más recomendadas

Hay algunas posturas mejores que otras. En este caso no nos referimos a gustos sino a qué posturas favorecen una mejor penetración del esperma. Cuando éste se aventura en su carrera hacia el óvulo, existen formas de darle un pequeño empujón y una de ellas es la postura. Aquí te dejamos una lista con las mejores posturas para concebir.

7. Conocer tu ciclo de ovulación

La mayoría de los expertos coinciden en que el mejor momento del ciclo para concebir son los dos primeros días de la ovulación (periodo en el que el óvulo está listo para ser fecundado). Por regla general, la ovulación suele producirse a las dos semanas (14 días) del primer día de menstruación.

La vida de un espermatozoide es de aproximadamente siete días, pero la de un óvulo es mucho más corta, situándose entre las 12 y las 24 horas a partir del primer día de ovulación. Por esta razón, es más recomendable intentarlo en tus días fértiles. Pero... ¡ojo!, esto no quiere decir que no puedas intentar quedarte embarazada en otros momentos del ciclo.

8. Consulta a tu médico

Si llevas mucho tiempo intentando quedarte embarazada sin éxito, quizá haya llegado el momento de visitar al especialista. Tanto tú como tu pareja podéis haceros un chequeo general para comprobar cuál es vuestro estado de salud. Asimismo, existen diversas pruebas que indican si existe alguna anomalía precisa que esté imposibilitando la concepción.

Si por el contrario acabas de empezar a intentarlo, no estará de más que tú y tu chico paséis por la consulta de vuestro médico de cabecera y os hagáis un control general, revisar vuestros historiales clínicos, etc. Además de controlar vuestra salud general, si lo creéis conveniente, también podréis pedirle algunos consejos que os faciliten la labor: estilo de vida, alimentación...

9. La salud de tu pareja también cuenta

Cuando se trata de quedarse embarazada, tu estado de salud es tan importante como el de tu pareja. En el caso de que tu chico no se tome muy en serio su cuerpo, intenta convencerle de que se ponga en forma, porque de esta manera, además de tonificar su cuerpo, fortalecerá su esperma.

Tal y como explicábamos anteriormente, la base de una salud óptima es seguir una dieta saludable, tener un peso adecuado y practicar ejercicio de forma regular. Pues bien, él tiene que seguir estas mismas pautas porque, al fin y al cabo, tener un hijo es cosa de dos, ¿no? El estrés influye de manera negativa en la calidad del esperma, algo que deberá tener en cuenta. De igual manera lo hace el sobrepeso, así que si tiene que perder algún kilito, intenta que no se lo tome a mal. Podéis compartir alguna actividad como salir a correr juntos, jugar al tenis... ¡Todo vale!

Aquí te dejamos 50 canciones que os motivarán a la hora de practicar deporte:

10. ¡Relájate!

Los conceptos "tener un bebé rápido" y "estrés" están estrechamente relacionados. Sin embargo, no son compatibles en absoluto. Piensa que tener un bebé es lo más natural del mundo, pero no se consigue de la noche a la mañana. Como todas las cosas complejas de la vida, quedarse embarazada lleva un proceso previo. Si padeces estrés, piensa en practicar ejercicios como el yoga o la meditación. Incluso podrías aprovechar la hora del baño para relajarte.

Cuando quieres concebir y llevas tiempo centrada en tu ciclo de ovulación, es bastante probable que lo último que quieras escuchar sea que otras chicas de tu alrededor lo han conseguido. Es entonces cuando te haces la inevitable pregunta, ¿cúando me toca a mí? Tranquila, es normal que veas más mujeres embarazas que de costumbre puesto que es en lo que piensas la mayor parte del día.

Si realmente estás muy preocupada por el tiempo que llevas, sin éxito, intentando tener un bebé, lo mejor es que vayas directamente a tu médico de cabecera y le pidas cita con un especialista en fertilidad.

¡Mucha suerte!


Y además:
Los primeros síntomas del embarazo: ¿cómo debo cuidarme durante el primer mes?
El espermograma, la prueba que determina la fertilidad masculina

Puede interesarte

Comentarios