Inicio / Maternidad / Concepción / El espermograma, la prueba que determina la fertilidad masculina

© iStock
Maternidad

El espermograma, la prueba que determina la fertilidad masculina

por Redacción enfemenino Publicado en 12 de enero de 2016
128 compartidos

¿Qué es el espermograma? Seguro que has escuchado esta palabra en muchas ocasiones pero no sabes realmente qué significa. El espermograma es un examen médico que permite detectar la infertilidad masculina mediante el análisis del esperma. En este examen se miden con precisión parámetros como la cantidad de espermatozoides, movilidad, tamaño, forma, y volumen y la dosis de ciertas substancias que normalmente se encuentran en dicho fluido. ¡Te contamos todo!

Hay hombres que se muestran reticentes ante la idea de someterse a dicha prueba pues la colecta de esperma no es siempre agradable. El eyaculado se recoge en un laboratorio donde el paciente debe masturbarse en una habitación aislada y depositar el esperma en un recipiente no tóxico de vidrio plástico, estéril y previamente calentado a la temperatura corporal que se le facilita para ello. Esta prueba debe hacerse tras tres días de abstinencia sexual y aunque el procedimiento es totalmente indoloro es algo incómodo por lo que es recomendable apoyar en todo momento a nuestra pareja para que se sienta seguro y motivado.

¿En qué consiste un espermograma?

Se trata de un examen del estudio de la fertilidad masculina. Tanto la fabricación de espermatozoides en los testículos así como su presencia en la eyaculación dependen de varios factores como: los días de abstinencia sexual, la toma de determinados medicamentos, la exposición a posibles tóximos ambientales, fiebre, entre otros.

© iStock

¿Qué se analiza?

En el examen que se lleva a cabo para el análisis del esperma, se estudian los siguientes factores:
-La cantidad del eyaculado.
-El número de espermatozoides por mililitro.
-La movilidad y vitalidad de los espermatozoides.
-El PH de la viscosidad del esperma.
-La presencia de aglutinantes y glóbulos blancos en el eyaculado.

Por supuesto, no hay que alarmarse si los resultados son anormales ya que no tiene porqué deberse a un problema de salud. Para su confirmación habrá que realizar una segunda prueba transcurridos 20 días desde la primera.

Un esperma "normal" es más rico en espermatozoides y éstos son más rápidos y vitales que los de un esperma "anormal". La presencia de sangre, leucocitos o aglutinantes son componentes de un esperma "malo". Pero para tener una referencia de los valores que son los normales en este tipo de pruebas, los expertos lo miden de la siguiente manera: volumen de 2.0 ml o más, una concentración de espermatozoides de 20 millones espermatozoides/ml o más, un número total de 40 millones de espermatozoides por eyaculado o más, una movilidad del 50% o más espermatozoides rápidos y lentos (tipo A + B), una morfología mayor al 4% y un 50% o más de espermatozoides vivos (según datos de inSer, Instituto de Fertilidad Humana).

También existe otra prueba de fertilidad masculina llamada Test de Hühner (test postcoital) y que se realiza a las mujeres. Esta prueba permite determinar el número y el comportamiento que los espermatozoides presenten en la vagina entre 8-12 horas después de una relación sexual. Además, controla la consistencia de la mucosidad durante el período de ovulación.

Y también:
10 hábitos saludables para favorecer la fertilidad
La crisis retrasa la decisión de ser padres cuatro años

por Redacción enfemenino 128 compartidos

Puede interesarte