Inicio / Decoración / Estilos decorativos / Las molduras en decoración, resurge la época clásica unida al modernismo

© iStock
Decoración

Las molduras en decoración, resurge la época clásica unida al modernismo

Sara Hormigo
por Sara Hormigo Publicado en 30 de enero de 2017

Las molduras son una de las tendencias de esta temporada que parece tener muchas papeletes para quedarse entre nosotras por mucho tiempo. Aportan un estilo elegante, clásico y señorial por sí mismas pero que si sabemos combinarlas podemos tener resultados actuales con mucha personalidad.

Uno de los recursos de época clásica vuelve a despuntar como una de las tendencias que vienen con fuerza este año. Las molduras en paredes es una forma elegante de decorar un espacio y renovarlo por completo. No pienses que esto te supondrá gran desembolso de dinero ya que ahora existen técnicas plásticas que permiten que su instalación sea muy sencilla o también podemos optar por los listones de madera.

Una forma especial de decorar los distintos espacios de la casa y que tiene cabida en cualquiera de ellos pero también las molduras tienen una función protectora para las paredes y es que pueden protegerlas de humedades o servir como material más resistente para el cuarto de los peques que es uno de los que más sufre dentro de la casa.

© Pinterest vía estampas.es

La combinación clásica en ambientes más modernos es una buenísima opción en decoración de interiores y es precisamente esto lo que le dará un toque más especial a tu hogar. Podemos utilizarlas de varias formas y con distintos objetivos que darán un sentido u otro a la decoración.

1. Dividir las paredes

Una de las funciones más comunes de las molduras es utilizarla como línea divisoria entre dos zonas de una pared, normalmente entre la parte superior e inferior. Esta forma de usarla nos da la opción de jugar también con los colores y las tonalidades que queremos darle. Asimismo, también podemos utilizar una de las partes de la pared para poner papel pintado (normalmente en estampado) y pintar la otra parte con un color de forma monocromática.

2. Como zócalos

Normalmente, las paredes ya llevan incorporados sus propios zócalos pero podemos utilizar las molduras para superponerlos encima y así darles más protagonismo. La sensación será de espacios más elegantes e incluso incluirlos en la zona inferior de forma doble. Según las dimensiones y características de la habitación podrás decantarte por una opción u otra.

3. Molduras hasta media altura

Se trata de una versión de la primera opción que te proponíamos. Dividir la pared en dos zonas y optar por decorar una de ellas con molduras que ocupen esa parte de la pared entera.

4. Diferentes formas

También puedes optar por utilizar las molduras por todo el espacio de la pared que quieras decorar realizando distintos dibujos o formas. Normalmente se recomienda el color blanco o tonos más neutros ya que la propia moldura ofrece toda la vida necesaria al espacio. Pero como decíamos, no tienes por qué hacer siempre caso a las normas decorativas y apostar por darle un toque diferente a tu decoración. Puedes añadir un color oscuro o más fuerte a la moldura para darle más carácter por ejemplo a tu dormitorio.

5. Molduras multicolor

Puedes escoger dos colores que predominen en tu espacio y si colocas dos molduras pintar cada una de ellas de un color distinto. ¡También es una gran idea!

6. Un techo con personalidad

Puedes optar por las grandes molduras clásicas y con motivos más rococós y barrocos para el techo de tu habitación. Si además, optas por un color más oscuro para el techo y en contraste utilizas un tono blanco o neutro para la moldura el resultado será de 10. O al contrario, apuesta por colores dorados o en bronce para las molduras y por paredes blancas, estilo clásico por excelencia: elegante y señorial

7. Efectos ópticos

También puedes crear efectos ópticos con las molduras y los colores. Si por ejemplo, los techos son muy altos puedes apostar por poner una moldura en la zona de arriba de la pared y pintar esa parte del mismo tono que decidas pintar el techo.


Y además:
6 ideas para introducir las alfombras de pelo en casa
El movimiento Art Decó vuelve con fuerza al hogar

por Sara Hormigo

Puede interesarte