Inicio / Maternidad / Embarazo / Dolores durante el embarazo, ¿qué molestias acompañan a cada etapa de la gestación?

Maternidad

Dolores durante el embarazo, ¿qué molestias acompañan a cada etapa de la gestación?

Cristina Gonzalez
por Cristina Gonzalez Publicado en 13 de agosto de 2015

No negamos que el embarazo es una etapa bonita y especial llena de momentos emocionantes, pero no nos engañemos: también puede llegar a ser una auténtico calvario. Y es que, dependiendo de cada mujer y de la etapa de gestación, podemos experimentar ciertas molestias que pueden llegar a ser algo desagradables.

Cada mujer es un mundo y, por supuesto, cada embarazo se vive de una manera diferente. Los nueve meses de gestación pueden resultar idílicos, pero en muchas ocasiones también vienen acompañados de molestias que dificultan la tarea de poder llevar una vida "normal". Vómitos, mareos, acidez, cansancio, dolor de espalda... La mayoría de estos síntomas se deben a los cambios hormonales que sufre el cuerpo de las embarazadas. Aquí te explicamos qué molestias son propias de cada etapa del embarazo y qué podemos hacer para sobrellevarlas mejor.

© iStock

Primer trimestre

Durante los tres primeros meses comienzan a formarse los órganos vitales del feto, por lo que se trata de una etapa esencial. No notarás dolor en sí, pero experimentarás posibles molestias y cambios relacionados con las hormonas:

>Aumento del tamaño y la sensibilidad de los pechos
>Cansancio
>Mareos
>Aumento de la secreción vaginal
>Acidez de estómago
>Posibles cambios de humor
>Náuseas y vómitos

Segundo trimestre

Cuando entramos en el cuarto mes de embarazo, la cosa mejora: las náuseas y los vómitos remiten poco a poco hasta desaparecer por completo. Durante el segundo trimestre notarás los cambios físicos propios del embarazo: podrás al fin empezar a lucir barriguita y sentirás al final de esta etapa el movimiento de tu bebé. Las posibles molestias que pueden aparecer durante este trimestre son:

>Estreñimiento
>Gases
>Cambio en los pechos: su tamaño aumenta y las areolas se oscurecen.
>Retención de líquidos, lo que puede causar hinchazón en las piernas y en los tobillos.
>Picores y estrías en la piel: especialmente a partir del sexto mes, pues la piel comienza a estirarse más que antes.
>Aumento de las ganas de orinar: la vejiga queda más oprimida y puedes sentir ganas de ir al baño con más frecuencia que antes.

Tercer trimestre

¡Entramos en la recta final del embarazo! Ya queda menos para ver la cara de tu bebé, pero no todo será un camino de rosas. En estos tres últimos meses el tamaño y peso de tu tripa aumentará considerablemente, lo que acarreará también ciertas molestias:

>Dolor de espalda: sobre todo en la zona lumbar y durante los dos últimos meses. Puede llegar a ser una gran molestia, especialmente a la hora de dormir, pues te costará encontrar una postura cómoda y conciliar el sueño.
>Cansancio y fatiga
>Aumento de peso
>Dolor en la pelvis
>Contracciones de Braxton Hicks: falsas contracciones que comienzan en el séptimo mes de embarazo. No suelen ser muy dolorosas y se producen de manera irregular y esporádica en el útero.

¿Cómo podemos prevenir estos síntomas?

Desgraciadamente no se pueden evitar. Estos dolores y molestias son parte del proceso natural que seguimos durante el embarazo. Sin embargo, sí podemos tomar ciertas medidas para llevarlo de la mejor manera posible:

  • Para reducir los picores y las estrías aplícate cada día, varias veces si es necesario, crema hidratante. El aloe vera o el aceite de rosa de mosqueta puro también pueden ser grandes remedios. Aquí te dejamos una guía de productos que te ayudarán a cuidarte durante el embarazo.
  • Para los dolores de espalda es importante que trabajes una buena postura y utilices calzado cómodo. Los masajes o la natación pueden ser dos alternativas que te ayuden a paliar el dolor. Consúltalo antes con tu médico.
  • Si te sientes especialmente cansada puedes tomar las vitaminas o suplementos para embarazadas que tu médico te recomiende.
  • El yoga, la natación, el pilates, los estiramientos o los ejercicios con pelota pueden ir bien a la hora de disminuir los dolores. No te alejes del deporte durante el embarazo: si lo practicas de manera moderada puede ser beneficioso.
  • Para combatir el estreñimiento lo mejor es que introduzcas en tu dieta alimentos ricos en fibra.


Por otro lado, si tu deseo es quedarte embarazada y estás intentándolo con tu pareja, también existen alimentos que pueden ayudar a favorecer la fertilidad. ¡Te dejamos una lista con ellos!


Y además:
Embarazo múltiple: ¿qué factores influyen y qué riesgos conlleva?
11 claves que te ayudarán a elegir el nombre de tu bebé

por Cristina Gonzalez
Pilates prenatal para mejorar la postura durante el embarazo

Puede interesarte