Inicio / Cocina / Recetas para adelgazar / ¿Por qué ahora todos los postres son negros? ¡Estás comiendo carbón!

Cocina

¿Por qué ahora todos los postres son negros? ¡Estás comiendo carbón!

Laura Sutil
por Laura Sutil Publicado en 14 de junio de 2017

El carbón activado ha llegado pisando fuerte con el eco de la operación bikini como uno de los nuevos métodos detox. ¿Su efecto es real? ¿Es beneficioso para la salud? Te contamos todo lo que sabemos sobre él.

A priori el hecho de añadir carbón a nuestras receta no suena demasiado apetitoso. Más sabiendo que no se trata de ese carbón dulzón que nos traían los Reyes Magos cuando no nos portábamos bien, sino de un nuevo invento dentro de toda esa tendencia detox que nos persigue con la llegada de cada primavera. Y es que muy lejos de la variedad edulcorada y comestible que todos hemos probado en nuestra tierna infancia, el carbón activo o activado sí es carbón real o, al menos, una parte de él.

Y con él y esta tendencia se crean postres como estos:

© Pinterest

¿Qué es realmente el carbón negro?

El carbón activado es la consecuencia del tratamiento del carbón vegetal con diversos procesos térmicos. Como resultado obtenemos un polvo fino que tiene un gran poder de absorción y adsorción y, por eso, hasta ahora el carbón activado se había empleado como filtro en la industria alimentaria para evitar la turbiedad en las bebidas, por ejemplo. Su gran poder como filtro hace que también se haya empleado en filtros purificadores de agua y también tiene algunos usos muy específicos en medicina. Por ejemplo, en el caso de que haya alguna intoxicación alimentaria y sea necesario un lavado de estómago.

A pesar de estas propiedades y de que pueda tener aplicaciones positivas en diversos campos, el carbón activado no funciona de igual modo a valor nutricional. Aunque las nuevas tendencias intenten vendérnoslo como un ingrediente milagroso para absorber grasas y filtrar los elementos perjudiciales para nuestro organismo, lo cierto es que no es así. Nuestro cuerpo no está preparado para absorber el carbón activado y, por lo tanto, este nunca podría actuar como filtro para las grasas.

Por otro lado, el carbón activado tiene el efecto contrario a la fibra y, al no digerirse, podría causar estreñimiento. Y, por si necesitas algún motivo más no es recomendable compatibilizarlo con la toma de antibióticos, por ejemplo, porque en ese caso sí puede ejercer su poder de absorción e impedir la acción del medicamento.

Con todo esto y, por muy bonito que pueda resultar que nuestros helados, cafés o postres varios queden de un elegante color negro perfecto para instagramear, lo cierto es que no debes confiar ciegamente en sus propiedades detox porque no no son ciertas.

Y además:
Pizza de unicornio, ¿algo se nos está yendo de las manos?
Brushstroke, las tartas rusas que desafían la gravedad y encantan en Instagram

por Laura Sutil

Puede interesarte