Fantasías Sexuales

Fantasías Sexuales

Adentrándonos en el mundo de las fantasías sexuales

Durante mucho tiempo consideradas como tabú o incluso algo de lo que avergonzarse, hoy en día todo el mundo ve las fantasías sexuales como algo natural y propio de la sexualidad de cada uno. La razón para aceptarlas sin renegar es que, además de participar en nuestro equilibrio psíquico (gracias a no negarnos lo que nos excita), es que alimentan el deseo, intensifican el placer, enriquecen nuestra vida sexual y son el motor de una sexualidad más abierta y desarrollada.

Pero, ¿a qué nos referimos cuando hablamos de fantasías sexuales? Una fantasía sexual es una representación imaginaria de los deseos conscientes o inconscientes. Las imágenes, ideas o sentimientos que la mente produce generan en la persona una emoción y una excitación, principalmente sexual. Pero las fantasías no sólo son sexuales, pueden estar relacionadas con diferentes aspectos del deseo y el placer. El término proviene del alemán "phantasie", concepto desarrollado por Freud para designar la imaginación.

Todo el mundo tiene fantasías, a todas las edades, de manera consciente o inconsciente, explícita o implícita. Si quieres descubrir un poco más sobre el excitante mundo de las fantasías sexuales, no tienes más que echar un vistazo a nuestro especial. ¡Empezamos!



Las principales fantasías sexuales

Dentro del mundo de las fantasías sexuales, hay innumerables variantes (casi tantas como personas), pero lo cierto es que hay algunas muy recurrentes. Hay fantasías que tienen que ver, sobre todo, con el lugar donde se practica el sexo: desde un avión, un probador o un ascensor hasta lugares de lo más insólitos o extravagantes. Mientras, otras fantasías están más relacionadas con la forma en la que se desarrolla el encuentro sexual: hacer el amor atados, con más de una persona… ¿Quieres descubrir las más comunes y, por qué no, ponerlas tú misma en práctica?

Dominación y sumisión, una fantasía muy recurrente

Una fantasía de lo más habitual es aquella donde una de las partes de la pareja se somete al otro. De esta forma, se establece una conexión dueño-esclavo o dominante-sumiso que a muchas personas les produce una profunda excitación. Sagas literarias como Cincuenta Sombras de Grey han contribuido al auge del BDSM en todo el mundo, una tendencia cada vez más asentada en la vida sexual de millones de personas. ¿Te atreves a probarlo?

Cumplir nuestras fantasías sexuales, una asignatura pendiente

Para muchas personas las fantasías sexuales viven, únicamente, dentro de su imaginación. Sin embargo, la mayoría de nuestras fantasías suelen ser inofensivas y, en muchos casos, relativamente fácil de llevar a cabo. Esto no significa que tengamos que hacerlo, pero si quieres cumplir con alguna de ellas, vamos a darte algunos consejos. Desde ideas para mejorar en la cama a consejos para hacer más placenteras tus relaciones. ¡Toma nota!