Inicio / Pareja / Sexualidad / ¿Te atreves? Los 21 mejores juegos eróticos para disfrutar con tu pareja

¿Te atreves? Los 21 mejores juegos eróticos para disfrutar con tu pareja

Publicado por Redacción enfemenino
Publicado en 15 de septiembre de 2016

El sexo es maravilloso, sí, pero ¡no tienes sólo el kamasutra para dar un toque picante a tu vida sexual! Si quieres mantener viva la pasión en tu pareja, te proponemos 21 increíbles juegos eróticos para excitarte con tu pareja como el primer día...

Vivimos en la sociedad del consumo instantáneo. Queremos las cosas cuanto antes, las disfrutamos por un corto periodo de tiempo y pasamos a otra cosa pasa el efecto novedad. Con las parejas, muchas personas hacen lo mismo. Y es que estar en una relación y conseguir superar la emoción y las mariposas para llegar una relación sana, estable y duradera es difícil cuando queremos experimentar sensaciones nuevas y excitantes cada día.

Si estás a gusto con tu pareja pero notas que el sexo empieza a ser algo monótono o rutinario, no hay motivo para abandonar el barco sin ponerlo todo de vuestra parte. Una buena forma de mantener la pasión son los juegos sexuales. Y es que la imaginación es el mejor juguete sexual que existe y por eso vamos a proponerte 21 juegos eróticos para que estalle la pasión. Con nuestras ideas y estos complementos, ¡seguro que no te vuelves a aburrir!

1. Citas eróticas

Phill y Claire lo ejemplifican a la perfección en Modern Family. ¿Que necesitas un poco de morbo en tu vida sexual? Queda en algún lugar con tu pareja, preséntate como si no le conocieras de nada e inventaros un vida diferente a la vuestra. Una vez que os hayáis seducido de nuevo (o por primera vez, según se mire), id a algún hotel a culminar una cita perfecta. Durante el sexo sal también de tu rol habitual con tu pareja y haz cosas que le sorprendan o de forma distinta a lo de siempre. Recuerda: es como si por una noche fuerais personas distintas y como si fuera la primera vez que hacéis el amor, debes intentar que sea lo más realista posible.

2. Sexting

Si tu pareja no está cerca, ¡no hay motivo para no jugar! Si tienes suficiente confianza con él, prueba a practicar sexting. Mándale un mensaje subido de tono o una foto sexy y haz que te siga el juego. Este tipo de situaciones son tremendamente morbosas y envolverán la relación de sex appeal más allá de vuestros momentos íntimos de siempre. Si quieres cumplir con esta y otras fantasías, descubre en este cuál de ellas va más con tu personalidad.

3. Slow Sex

El slow sex es un juego muy eficaz para mantener relaciones de forma diferente y original. Normalmente vemos el sexo como un camino hacia el orgasmo y la eyaculación. Pues bien, ¿por qué no le dais la vuelta? Jugad a que esté prohibido eyacular, de forma que alargaréis los preliminares y disfrutaréis el uno del otro durante mucho más tiempo. Para que juguéis en serio y logréis más placer, otra idea: el que pierda debe lavar los platos y planchar durante una semana. ¡Así os esforzaréis al máximo!

4. Cartas picantes

Los juegos eróticos con cartas son muy comunes y sencillos. En este sentido, las reglas las puedes poner tú misma: que cada carta signifique una cosa, que el numero sea el número de repeticiones de una postura, etc. Vamos a proponerte un juego sencillo con las cartas por si andas escasa de ideas.

1. Barajad las cartas.
2. Uno de los dos elige una carta, el que la elige es el que practica sexo y la otra persona lo recibe.
3. El número que salga (en la baraja española del 1 al 7) son los minutos en los que se practica la postura o práctica que toque. Con las figuras se hace lo siguiente:

  • Sota: un minuto a máxima velocidad y potencia.
  • Caballo: dos minutos a máxima velocidad y potencia.
  • Rey: tres minutos a máxima velocidad y potencia.

4. Según los palos que hay, podéis hacer lo siguiente:

  • Copas: sexo oral (ya sea de forma tradicional o un annilingus)
  • ​Espadas: penetración (ya sea introduciendo el pene, con los dedos o practicando sexo anal)
  • Bastos: Eliges práctica, ya sea alguna de las anteriores, besos, o caricias, pero eso sí, sin usar las manos.
  • Oros: Tienes que probar algo que no hayas hecho nunca. En este caso te ofrecemos 100 posturas del kamasutra para que te inspires...

5. Strip Poker

La variante más común de los juegos eróticos con cartas es el strip póker. No vamos a proponerte que juegues al póker porque incluye a más personas, pero prueba con otros juegos rápidos para dos. Quien pierda cada partida, se quita una prenda, y así. Cuando ya no queden prendas, puedes jugar a que quien pierda le tiene que hacer al otro lo que éste le pida...

6. Sin manos

En una noche normal hay muchos juegos muy excitantes que puedes probar sin necesidad de mucha preparación. Por ejemplo, prueba con una sesión de sexo sin utilizar las manos. Podéis atároslas mutuamente o incluso utilizar unas esposas. A partir de ahí, empieza el juego. ¿Seréis capaces de llegar al orgasmo? Si necesitas alguna ayuda, aquí tienes unas cuantas ideas para hacer el amor sin manos.

7. Tinieblas eróticas

Es muy excitante que os veáis cuando hacéis el amor, pero también puedes probar con justo lo contrario. Apagar completamente las luces o usar un antifaz para no ver nada. Cuando os falta un sentido, se agudizan los demás, así que seguro que lo sientes todo mucho más... ¡Haz la prueba! ¿Lo quieres?, puedes conseguirlo aquí.

8. Lubricación al poder

Hoy en día hay multitud de geles y lubricantes para jugar en la cama. Puedes probar con aquellos de sabor para lamer todo el cuerpo de tu pareja o con los diferentes efectos que tienen sobre la zona íntima: retardante del orgasmo, efecto frío o calor... Además de ser divertidos y excitantes, funcionan a la perfección para facilitar probar cosas que tal vez nunca te has atrevido, como el sexo anal, ya que al lubricar y dilatar la zona la penetración será pan comido. ¡Prueba con estas posturas!

9. Afrodisiacos

Tienes que tener en cuenta qué comer y qué no comer antes de practicar sexo. Y es que los afrodisiacos son una forma ideal de comenzar a jugar antes de practicar sexo, pero sobre todo pueden ser un complemento perfecto durante el mismo. Prueba con esparcir sobre su cuerpo chocolate derretido y empieza a lamer o, al revés, muéstrale el camino esparciéndote a ti misma chocolate o nata sobre tu cuerpo. ¡Deliciosa pasión!

10. Cibersexo

¿Mantienes una relación a distancia? ¿Pasas días alejada de tu pareja por trabajo? ¿Vivís en casas diferentes y te apetece tener sexo con él? En cualquiera de estos casos, no tienes por qué resignarte a quedarte con las ganas. Prueba a practicar cibersexo. Solo necesitas una webcam y a tu chico... Comenzar con una conversación picante (cuéntale lo que te apetecería hacer o al revés) y vete mostrando poco a poco tu cuerpo (y él el suyo) hasta que os masturbéis el uno frente al otro. ¿Estáis preparados?

11. Lugares prohibidos

¿Qué tal si jugáis a hacer el amor en sitios completamente nuevos? En un ascensor, en un tren, en un avión, en un probador... Aunque si quieres empezar por algo más sencillo, una forma muy excitante de hacerlo es en el coche. Ves a un descampado o (si prefieres algo más romántico) a algún parque natural donde se vean las estrellas y juega a revivir tu juventud o a probar cosas nuevas con algunas de estas posturas del kamasutra en el coche. ¿Te atreves con todas?

12. Dados

Los juegos eróticos son la ocasión de vivir un bonito momento de complicidad entre dos amantes. Fuera de los clásicos strip póker también puedes encontrar ideas en las tiendas de artículos eróticos como los lotes de dos dados: el primero indica una acción (lamer, acariciar...) y el segundo una parte del cuerpo (boca, senos, nalgas...) ¡te toca jugar! Y si quieres otros juguetes... Estos descuentos te ayudarán a conseguirlos a un precio estupendo. ¡A disfrutar!

13. Striptease sexy

El striptease ha vuelto a ganar adeptas. Si antes lo asociábamos a las salas eróticas para chicos, hoy en día cada vez es más común entre cualquier pareja. Ponte en la piel de una verdadera bomba sexual durante un sensual y picante baile. Aprovecha para ponerte lencería sugerente, accesorios con pompones, strass o lentejuelas. Aquí tienes unas cuantas canciones que te ayudarán a alcanzar el clímax.

14. Spinning sexual

¿Has hecho spinning alguna vez? Pues este juego es muy sencillo: prueba a practicar sexo al ritmo de la música. Sí, si en spinning pedaleas según los golpes de sonido de cada canción, aquí cada golpe es una embestida. Es una forma ideal de practicar sexo para aquellos que se sientan torpes o pierdan el compás con facilidad. Elige las canciones de la lista anterior y verás qué sexy es el resultado.

15. Preservativos diferentes

¿Sabías que hay cientos de preservativos diferentes? En un sex shop o en una condonería (sí, en lugares como Ámsterdam hay tiendas solo de condones) hay multitud de preservativos para jugar con tu pareja de forma original. Y no hablamos solo de preservativos de sabores, sino de aquellos con formas o dibujos originales (de plátano, de trompa de elefante, de pepino...). Esto es como los Pokémon: ¡hazte con todos! Si quieres saber si te atreves con esto y con mucho más, este test te dará la respuesta.

16. Elige tu papel

Antes hablábamos de una cita en la que los dos sois desconocidos, pero hay otra versión de este juego más casera: enfúndate algún disfraz sexy (una bata de doctor o, simplemente un traje de ejecutiva) y empieza a mandar a tu pareja lo que debe hacer... Ponerte en la piel de otra durante una noche dará un toque picante a vuestra vida sexual. Él, por su parte, puede obedecer tus órdenes o elegir su propio papel...

17. Masajes eróticos

Si quieres jugar fuerte, prueba a seguir la guía de los masajes que te proponemos en este artículo. Y es que estar los dos en ropa interior o desnudos y notar el contacto de vuestro cuerpo pegado y masajeándose es una experiencia de lo más relajante y excitante, aunque suene contradictorio. Algo está claro, con este juego terminarás como nueva.

Vídeo: Cómo hacer un masaje erótico inolvidable

18. Vídeos sexuales

¿Habéis probado a grabaros alguna vez? En primer lugar esto solo lo debes hacer con alguien en quien confíes plenamente. Si ese es vuestro caso, pon un par de cámaras en la habitación (no hacen falta grandes superproducciones, con vuestro móvil o cámara compacta es suficiente) y grabaros manteniendo sexo como si fueseis estrellas de cine erótico. Al verlo después, seguro que os excitáis muchísimo y descubrís nuevas formas de daros placer o pequeños errores en los que podéis trabajar. Un último consejo: aseguraos de eliminar los vídeos después de haberlos visto. Y si quieres algo de inspiración, aquí tienes un álbum con las mejores películas eróticas.

19. El juego de los espejos

Este es un juego sencillo. Coloca espejos en la habitación para veros a la vez que practicáis sexo. El espejo en el techo puede ser muy excitante, pero si no dispones de medios para hacerlo, un par de espejos por la habitación pueden ser suficientes para que os veáis. Esta nueva perspectiva no solo hará que aumente el erotismo en vuestro encuentro sino que os ayudará a buscar posturas más sexys para que tu pareja y tú os excitéis más mirando, como si fuerais otras personas.

20. Cincuenta Sombras de Grey

Puedes jugar a ser sumisa por una vez, práctica que puso de moda el bestseller Cincuenta Sombras de Grey. Las esposas ya no dan miedo con sus estampados de cebra, leopardo o strass. Descubre también el placer de acariciar o ser acariciada con los ojos vendados gracias a las máscaras de satén propicias para una suave sumisión... Y prueba también con todas estas posturas para principiantes en BDSM. ¿Te atreves con esta experiencia?

21. Tú dominas

Y, ¿por qué no? También puedes probar a ser tú la que domine la situación. A todas nos ha excitado alguna vez la idea de un hombre atractivo y que sepa lo que tiene que hacer, pero tú también puedes tomar ese papel, atar a tu chico en la cama y decidir lo que quieres hacer y, sobre todo, lo que quieres que te haga. ¡Tú mandas, no permitas que rechiste!

Puede interesarte...
Kamasutra: mil maneras de llegar al orgasmo
Los mejores consejos para alcanzar el orgasmo

Puede interesarte