Inicio / Belleza / Tratamientos / Autobronceadores: presume de moreno sin sol

Autobronceadores: presume de moreno sin sol

Patricia Álvarez Publicado por Patricia Álvarez
Publicado en 1 de junio de 2016

Cuando llega el buen tiempo llega también el momento del destape, y nuestros brazos y piernas vuelven a ver la luz del sol tras meses ocultos bajo la ropa. Por ello, es normal que al principio nos cueste dar el paso de enseñar algo más de "chicha" al vernos tan blanquitas y paliduchas. ¿La solución? Optar por autobronceadores para presumir de moreno aunque no hayamos pisado la playa.

¿Qué son?

Los autobronceadores son perfectos cuando queremos conseguir algo de color pero no tenemos tiempo de pasar por la playa o tenemos algún tipo de alergia o intolerancia solar que nos impide exponernos a la radiación UV. Su funcionamiento se basa en una reacción química superficial diferente al proceso de bronceado natural, que tiñe la piel de manera temporal. Su principio activo, el DHA (dihidroxiacetona), es un derivado natural de la caña de azúcar, reacciona con la piel provocando la formación de pigmentos oscuros que aportan color a la piel.

Se pueden dividir en dos grandes grupos: los autobronceadores inmediatos y los progresivos.

  • Inmediatos: Actúan en muy pocas horas y sus efectos duran varios días, por lo que son ideales para utilizar antes de un evento o en determinadas partes del cuerpo que solemos tener menos bronceadas como las piernas.
  • Progresivos: Se trata de cremas hidratantes que incluyen en su formulación agentes autobronceadores que van dando, día a día, el color que deseas. No es tan repentino como los anteriores y son perfectos para mantener un tono dorado durante los meses de invierno.

¿Cómo se aplican?

Son productos muy cómodos de aplicar, ya que puedes hacerlo en casa, sin necesidad de acudir a un centro de estética. Sin embargo, hay algunos pasos que te recomendamos seguir para evitar errores, fallos y pequeños desastre.

El día antes de aplicarlo exfolia e hidrata bien la piel para eliminar las células muertas y obtener una coloración homogénea. Evita depilarte en las 24 horas anteriores para reducir el riesgo de irritación.

En el momento de aplicarlo asegúrate de que tu piel está limpia y seca, y hazlo lo más uniformemente posible, sin olvidarte de ninguna zona (cuello, empeine, interior de los codos o las rodillas, etc). En la zona de las cejas, las raíces capilares, talones y codos, difumina el producto con un algodón ligeramente humidificado. ¿Un truco? En la zona de codos y rodillas aplica una cantidad reducida ya que las capas más espesas se colorean antes.

No olvides lavarte bien las manos al terminar o utilizar un guante si es que el producto incluye uno, y sigue las instrucciones específicas de cada fabricante.

A favor

  • Los autobronceadores permiten lucir una piel bronceada todo el año sin poner en peligro la salud.
  • Durante mucho tiempo se han cuestionado los autobronceadores por los restos anaranjados que dejaban en codos y rodillas. Hoy en día, el producto ha cambiado y el residuo naranja ¡pasó a la historia!
  • Están disponibles en cremas, geles, fluidos, sprays, toallitas, duchas… ¡Hay mucha variedad entre la que elegir!
  • ​Muy sencillos de utilizar en casa
  • ​Son una opción estupenda para usar antes de nuestras vacaciones, y así llegar a la playa con algo de color y que los primeros días de exposición solar nos veamos mejor

En contra

  • El efecto tan sólo dura unos días (una media de 4 a 6 días) y se elimina progresivamente.
  • El mayor problema de los autobronceadores reside en su aplicación. Para evitar marcas y otros posibles problemas, hay que seguir al pie de la letra el modo de empleo. Si eres un poco patosa o no tienes la paciencia necesaria lo mejor es optar por bronceados en cabina, como el de caña de azúcar, y dejar que sean los profesionales los que hagan el trabajo.

A tener en cuenta

  • Existen en el mercado dos tipos diferentes de autobronceadores según su contenido en DHA: una concentración de entre 2.5 y 3% para pieles claras o de 5% para pieles más morenas. Es mejor probar el producto antes de aplicarlo en todo el cuerpo.
  • Normalmente, los autobronceadores no tienen ningún efecto fotoprotector. Por tanto, no olvides la crema solar si vas a exponerte al sol.
  • Es mejor si utilizas un autobronceador que contenga activos hidratantes, sin alcohol para el rostro e hipoalergénico, incluso sin perfume, para evitar alergias.



Y además:
Orange is not the new black: 22 fases por las que pasamos cuando utilizamos autobronceador
Tantouring, o cómo definir tu rostro con bronceador

Puede interesarte

Llena tus ojos de color con los rainbow eyes

Llena tus ojos de color con los rainbow eyes

Llena tus ojos de color con los rainbow eyes Llena tus ojos de color con los rainbow eyes

¡Hazte con los glitter lips en un abrir y cerrar de ojos! ¡Hazte con los glitter lips en un abrir y cerrar de ojos!

Tatuaje temporal con purpurina Tatuaje temporal con purpurina