Inicio / Belleza / Tratamientos / Depilación con cera caliente

Depilación con cera caliente

Publicado por Redacción enfemenino
Publicado en 23 de junio de 2016

La depilación con cera caliente es, sin duda, uno de los métodos de depilación más usados. No porque sea la mejor, sino porque es la más tradicional y el resultado es prácticamente perfecto. Se suele realizar en un centro de estética, aunque también existen marcas que venden aparatos de cera tibia para utilizar en casa. Te contamos todo lo que debes saber sobre ella.

¿Qué es?

La cera caliente es una resina derretida que aprisiona el vello, ya sea corto, fino, largo o abundante y lo arranca de raíz. La cera caliente se presenta en pequeñas bolitas de resina que hay que fundir. Se aplica en la piel con la ayuda de una espátula de madera o con un roll-on que vierte una dosis de cera. Una vez seca, se arranca con un tirón fuerte. La cera caliente es la más eficaz, porque el calor abre los poros de la piel y el vello sale con más facilidad.

A pesar de que desde la aparición de la depilación láser ya no goza de la misma popularidad, la depilación con cera sigue siendo una opción muy demandada por las personas que no pueden exponer su piel al láser, como por ejemplo aquellos hombres y mujeres con tatuajes en piernas y muslos.

Modo de empleo

La piel tiene que estar limpia y seca. Obtendrás mejores resultados si exfolias la piel el día de antes. Calienta la cera en una cazuela vieja o en un aparato específico equipado de un termostato que mantenga la cera a una temperatura adecuada. Verifica primero la temperatura de ésta en el dorso de la mano.

Para depilarte las piernas, aplica la cera, con una espátula, en forma de banda (unos 5 cm de largo y 1 cm de espesor). Empieza por la rodilla y desciende hacia el tobillo en un solo gesto. Aprieta ligeramente con la espátula y espera a que la cera no se pegue a ésta para pasar a arrancar la banda con un tirón seco. Deja que la piel se enfríe antes de volver a aplicar cera para repasar la zona y obtener un resultado perfecto. Sigue el mismo procedimiento para el resto de la pierna.

Trucos

Si arrancas la cera en el sentido opuesto al que crece el vello (del tobillo a la rodilla), la depilación será más eficaz pero se cortaría el crecimiento del vello: corres el riesgo de que se enquiste y se formen pequeños granitos. Por tanto, es mejor tirar la banda en la misma dirección que el vello a pesar de que, para obtener un resultado óptimo, tengamos que repasar la zona varias veces.

A saber

  • Espera que el vello mida unos 5mm en las piernas y 6mm en las ingles antes de proceder a depilarte.
  • Para depilar las ingles, corta primero con unas tijeras el vello más largo y exfolia la zona varios días antes a la depilación, para evitar así que se enquiste el vello.
  • Puedes elegir los productos especiales para usar en casa si no quieres ir a un centro de estética. Hay ceras para calentar en el microondas que vienen con bandas de tela; o aparatos de roll-on de calentamiento eléctrico que cuentan con un termostato que mantiene la cera a temperatura constante. ¡Solo tienes que elegir el que más te guste!
  • Si la depilación se lleva a cabo en un centro de belleza, comprueba que la cera sea de un único uso, para evitar cualquier tipo de infección de la piel.
  • No queda de más decir que cada vez más, la cera está siendo destronada por las nuevas técnicas de depilación de “larga duración” como la depilación láser y la depilación de luz pulsada.



Y además:
Depilación con cera fría: funcionamiento y beneficios
Todo lo que debes saber sobre la crema depilatoria

Puede interesarte