Inicio / Belleza / Tratamientos / Jengibre, el ingrediente de la belleza

© Web
Belleza

Jengibre, el ingrediente de la belleza

Margarita Velasco
por Margarita Velasco Publicado en 12 de agosto de 2015
282 compartidos

No es ninguna novedad que los productos naturales son los que mejor sientan a nuestro cuerpo, así que si te decimos que el jengibre tiene mil y una propiedades que ayudarán a que estés más guapa, seguro que no te sorprendes. ¿Quieres saber los beneficios de esta fantástica planta?

Aunque cada vez es más popular su uso en la cocina, el jengibre nunca ha sido un alimento típico de nuestra gastronomía, y mucho menos de nuestra rutina de belleza. Sin embargo, es capaz de aportar una enorme cantidad de beneficios a nuestra piel, cabello, incluso ¡al tránsito! Si quieres lucir como nueva sin a penas gastarte dinero, corre al mercado y hazte con algo de jengibre.

© iStock

Antes de hacer alguna de estas recetas, ahí va el primer tip: cuando compres tu jengibre, asegúrate de conservarlo bien. No hay nada mejor que pelarlo, trocearlo en daditos, envolverlo en papel de aluminio y guardarlo en la nevera. De esta manera podrás conservarlo durante más tiempo y te resultará mucho más sencillo y cómodo trabajar con él.

Labios más gruesos

Si no estás a gusto con el volumen de tus labios, no te preocupes, el jengibre te puede ayudar a que logres el grosor deseado. Crea tu propia vaselina mezclando una cucharada de aceite de oliva, una cucharadita de cera de abejas, y por supuesto jengibre, en este caso rayado. Deja la crema sobre tus labios durante al menos 25 minutos, y luego retírala de forma suave, nada de frotar. Seguro que no tienes nada que envidiar a los labios de Angelina Jolie.

Adiós ojos hinchados

Para los días en los que tus ojos están cansados y parecen hinchados, puedes echar mano del jengibre y dejar tu mirada como nueva. Hierve jengibre en 500 mililitros de agua, durante 10 minutos. Cuando tras reposar, la mezcla esté tibia, aplíca unas gotitas de ella en un algodón y déjalo reposar sobre tus ojos el tiempo que tú creas necesario.

Previene el envejecimiento

Es uno de sus beneficios más conocidos. Es una planta rica en antioxidantes, y ayuda a que nuestra piel no pierda elastina. Con esta sencilla mascarilla aplicada una o dos veces a la semana, pondrás a raya a tus arrugas y tu piel estará más tersa que nunca. Sólo necesitas una cucharadita de miel y algo de jengibre en polvo. Mezcla bien los ingredientes y aplícala sobre la piel limpia. Deja que actúe durante 15 minutos, y ¡listo!

Exfoliante natural

Crea tu propio exfoliante mezclando dos cucharadas del maravilloso jengibre, dos cucharadas de sal, dos cucharadas de aceite de almendras y una cucharadita de miel. Aplica este exfoliante casero con suaves movimientos circulares, déjalo reposar durante 20 minutos, y aclara tu piel con agua fría.

Sin manchas en la piel

Para las personas que tienen problemas de pigmentación en su piel, el jengibre puede ayudar a homogeneizar su tono de varias formas. Por ejemplo, tomar todos los días un vaso de leche con polvo de jengibre, poco a poco ayudará a que la diferencia de pigmentación sea más sutil.

Mascarilla reparadora

Hay noches que te dejan destrozada, y cuando llegas a casa, el reflejo que te devuelve el espejo, puede asustarte. Si quieres lucir tu mejor cara a la mañana siguiente, una mascarilla de jengibre es tu solución. Hay miles de recetas, explora un poco por internet y encuentra la que más te guste. El jengibre es rico en gingerol, activo anti-inflamatorio que reducirá ese aspecto de cara hinchada tan característico de las noches de fiesta.

Aliado capilar

En lo que al pelo se refiere, el jengibre puede ayudarte de muchas formas. Parte de sus propiedades son muy beneficiosas en la lucha contra la caída del cabello. Nada como una infusión de limón y té de jengibre sobre tu cuero cabelludo para frenar la caída. Deja reposar este tónico sobre tu cuero cabelludo durante 20 minutos, y no te olvides de aclararlo. Si repites a menudo este proceso, notarás los cambios.

También puedes acelerar el crecimento de tu pelo gracias al jengibre. Si licúas unos dados de jengibre, añades agua y lo cuelas todo, obtendrás la fórmula mágica. Aplícalo sobre tu cabello y déjalo ahí durante 15 minutos. ¡Estarás a sólo a un pasito de ser la mismísima Rapunzel!

Sin embargo, el jengibre no es un alimento que siente bien a culaquiera, y es posible que irrite tu estómago, o que simplemente no te sientas cómoda con su uso. Si éste es tu caso, sólo tienes que retirarlo de tu dieta.


Y además:
8 usos sorprendentes del tomate en belleza
Los 10 usos inesperados del té para tu piel y tu cabello

por Margarita Velasco 282 compartidos

Puede interesarte