Inicio / Maternidad / Bebés y niños / Bebés ancianos: 30 niños que parecen mayores que sus abuelos

© Facebook
Maternidad

Bebés ancianos: 30 niños que parecen mayores que sus abuelos

por Borja Gutiérrez Publicado en 30 de marzo de 2015
A-
A+

No son la versión real de Benjamin Button pero, por la apariencia de sus rostros, podrían serlo. Son bebés con aspecto envejecido, perfectamente sanos, con caras muy redondas y llenas de pliegues, como consecuencia del nacimiento o del capricho de la naturaleza. Su aspecto, contradictorio, llama la atención en estas fotos que han sido tomadas por sus familias, “a traición”, y para la posteridad.

Los niños recién nacidos tienen la hipnótica capacidad de dejarnos totalmente embelesados. Una vez que establecemos contacto visual, parece imposible apartar la mirada. Si además sonríen y nos miran fijamente, estamos perdidos.

Pero, ¿qué ocurre cuando esos mismos niños recién nacidos parecen tener una cara con más años que tú y tu abuelo juntos? La mayoría de las veces se produce el mismo efecto: No podemos apartar la mirada, pero por motivos totalmente distintos…

En esta galería de imágenes recogemos las fotografías de esos niños con ciertos rasgos de “Matusalén” o del Benjamin Button que Brad Pitt interpretó en la gran pantalla hace unos años. Son lo que comúnmente llamamos “bebés viejos”.

© Facebook

Por supuesto, todos estos niños están perfectamente sanos y no tienen ninguna enfermedad genética que propicie su aspecto envejecido. Es simplemente un capricho de la naturaleza, que en la mayoría de los casos termina pasando y desapareciendo con la edad, pero que en niños así de pequeños no deja de tener un lado contradictorio y algo cómico.

Este curioso efecto que se da en algunos bebés se produce en parte, porque al nacer, suelen tener la cara y las mejillas muy redondas, la frente bastante amplia y, tras el parto, los párpados están hinchados. Los pliegues de la piel también son determinantes aunque en muchas ocasiones, los verdaderos culpables suelen ser un gesto facial muy poco favorecedor y una cámara de fotos muy mal intencionada.

Ahora, olvídate de prejuicios y disfruta de un rato divertido, echando un vistazo a las imágenes que hemos preparado. Puedes intentar adivinar su edad o compararlas con las tuyas ¿Y tú? ¿También tenías cara de “viejecito” al nacer?

Y además:
​¡Feliz cumpledía! La fotógrafa que celebra la vida capturando imágenes de madres con sus bebés recién nacidos
De tal palo, tal astilla: 25 imágenes de niños que son una copia en miniatura de sus padres

por Borja Gutiérrez

Puede interesarte