Inicio / Maternidad / Bebés y niños

Consejos de salud bucodental durante la infancia

por El equipo editorial Creado en 26/9/18 a las 17:11
Consejos de salud bucodental durante la infancia © iStock

La infancia es un periodo fundamental para asentar las bases de una óptima salud bucodental. ¡Toma nota de estos consejos!

Mantener una buena salud bucodental es importante a cualquier edad, pero en la infancia cobra una importancia especial. Contar con una salud bucodental óptima desde pequeños ayudará a disfrutar de una boca sana y bonita toda la vida.

Sin embargo, esta no es una tarea sencilla. Los niños no suelen ser muy “amigos” de lo todo lo que tenga relación con el dentista. No es hasta los 12 años cuando comienzan a ser autosuficientes en higiene dental y aun así, los padres deben estar pendientes de que se cuide correctamente.

Video por Carla Dominguez

Para evitar caries, infecciones y demás problemas relacionados con la salud bucodental es fundamental educar desde pequeños en salud dental para que el niño se a consciente de su importancia. En este proceso intervienen principalmente tanto los padres como el odontopediatra. Ambos deben trabajar en sintonía para transmitir los valores y educación dental e instaurar en el niño unos hábitos que ayuden a cuidar su salud bucodental.

El primero de ellos será el cepillado, supervisado hasta los ocho años aproximadamente. El flúor es también un gran aliado que ayudará evitar la aparición de las caries. Una dieta equilibrada con un consumo moderado de alimentos con altos niveles de azúcar como bollos, chucherías o galletas.

Pautas a tener en cuenta según la edad

Las primeras precauciones deben tomarse durante el embarazo. Las embarazadas que padezcan caries o la enfermedad de las encías pueden transmitir las bacterias al feto, lo que puede repercutir en futuros problemas para el bebé. Es recomendable que durante el embarazo, las mamás acudan al dentista de manera periódica para establecer un programa de control. También es importante cuidar la alimentación evitando alimentos con altos contenidos en azúcar.

En los primeros meses de vida, aunque el bebé no tenga dientes, es muy importante higienizar la boca con una gasa para proteger las encías. Es aconsejable no dejar al bebé con el biberón en la cuna ni mojar el chupete con azúcar, miel o edulcorantes.

En este periodo debemos prevenir la caries dental en bebés, conocida popularmente como caries de biberón. Este nombre se acuñó debido a que en muchos casos las caries nacen por dejar al bebé con un biberón que contiene líquidos azucarados. El líquido cae continuamente sobre las encías del bebé haciendo que las bacterias conviertan el azúcar en ácido. El principal riesgo está en el contenido del biberón y sus efectos sobre los dientes. Lo mismo ocurre al mojar el chupete en líquidos azucarados.

De los 6 a 12 meses es la etapa en la que comienzan a salir los dientes a los niños. Durante este periodo podremos comenzar a cepillar los dientes con un cepillo dental suave. En este tiempo los bebés empiezan a comer alimentos sólidos por lo que es importante cepillar los dientes a los niños después de cada comida, con un cepillo blando y sin pasta de dientes.

Con un año cumplido, los niños comienzan a tener mayo consciencia y a familiarizarse con los hábitos del día a día. Es el momento de comenzar a inculcarles las rutinas de higiene dental. Una manera de hacerlo es que los padres compartan el momento del cepillado con los pequeños, explicándoles cómo se realiza y recalcando la importancia de repetir este proceso todos los días. Es importante presentarlo como algo positivo y divertido.

A partir de los tres años se les puede dar cierta autonomía a la hora del cepillado, se recomienda a los padres realizar un repaso cada día para asegurar una buena limpieza. Estas revisiones por parte de los progenitores serán positivas también de cara a detectar futuras alteraciones en los dientes de los pequeños, como mala mordida o dientes desplazados.

Con seis años comienzan a caerse los primeros dientes de leche y a crecer los permanentes. Es un periodo muy importante por lo que se debe recordar a los pequeños por qué es necesario mantener los dientes limpios. A partir de esta edad, comienzan a aparecer las caries debido a que las limpiezas no son del todo eficaces y quedan bacterias entre dientes y encías. Para evitar infecciones más complicadas, los padres deben estar pendientes tanto de los hábitos de limpieza de los más pequeños como de detectar los síntomas que anuncian la aparición de las caries.

Las caries son la amenaza principal durante la infancia. No tratarlas adecuadamente ni de manera precoz puede derivar en problemas más graves que acompañarán al niño durante el resto de su vida: dificultades al comer, al dormir, infecciones, hipersensibilidad… Y estos problemas persisten aunque la caries se haya originado en el diente de leche. Por ello, es fundamental que desde su nacimiento se cuide de manera exhaustiva la salud bucodental de los más pequeños.

Contenido elaborado en colaboración con Propdental

El equipo editorial
Durante los últimos 20 años, la prioridad de Enfemenino consiste en amplificar las voces de las mujeres. A través de nuestros contenidos, vídeos y eventos, queremos animar a nuestras comunidades …
Puede interesarte