Inicio / Maternidad / Embarazo

Maternidad

Insomnio en el embarazo: causas y consejos para conciliar el sueño

por Elvira Sáez Creado en 12 de noviembre de 2019
Insomnio en el embarazo: causas y consejos para conciliar el sueño© Getty

El insomnio es muy frecuente durante el embarazo, sobre todo en el tercer trimestre. Este problema puede llegar a afectar de forma seria a la rutina de la futura mamá, ya que en esta etapa el descanso es esencial. Por ello, es importante identificar las causas e intentar buscar una solución que facilite el sueño.

Si has llegado hasta aquí, es muy probable que estés embarazada y la calidad de tu sueño haya empeorado. Como decíamos al inicio, el insomnio en el embarazo es un problema muy común que afecta, aproximadamente, a tres de cada cuatro embarazadas. Aunque se puede producir en cualquier etapa del embarazo, suele ser más frecuente al final de la gestación.

¿En qué mes del embarazo estás? ¿Has notado que duermes peor o, incluso, pasas horas en vela durante la noche? Sea como sea, a continuación repasamos las causas, cómo se manifiestan los problemas del sueño en los diferentes trimestres del embarazo y algunas soluciones que pueden ayudarte a mejorar tu descanso.

Video por Carla Dominguez

¿A qué se le considera insomnio?

Para empezar, es importante tener claro qué se considera insomnio y qué no, ya que no todos los problemas del sueño lo son. Una cosa es dormir mal durante unos días y otra es el insomnio. Entonces, ¿cómo podemos identificar el insomnio en el embarazo? Existen diferentes problemas del sueño y según la Clasificación Internacional de los Trastornos de Sueño, la definición del insomnio es la dificultad persistente en el inicio del sueño, duración y/o calidad que se produce a pesar de la existencia de buenas condiciones para el mismo. Asimismo, este tiene que perjudicar diferentes áreas de la vida del afectado como la laboral,la académica la social, la conductual, entre otras.

No debe confundirse el insomnio con la falta de sueño voluntaria o impuesta, por ejemplo por quedarse hasta tarde viendo la televisión o bien por horarios de trabajo. Tampoco se considera insomnio cuando no se ha dormido bien o se tiene sensación de sueño, pero se pueden realizar todas las actividades del día sin problema alguno.

De esta forma, no todos los problemas del sueño que se producen en el embarazo se pueden considerar insomnio. Además, hay que tener en cuenta que al ser una etapa de muchos cambios a nivel físico y emocional, es bastante probable que varias noches se duerma peor.

Síntomas característicos del insomnio

Entonces, ¿cuáles son las principales características del insomnio? Las repasamos a continuación:

  • Dificultad para conciliar el sueño.
  • Problemas para mantener el sueño.
  • Interrupción del sueño antes de la hora esperada y problemas para volver a conciliarlo.
  • Sueño de baja calidad que no aporta sensación de descanso.
  • Duración de los síntomas mencionados de tres o más veces a la semana.


Problemas derivados del insomnio en la rutina diaria:

  • Cansancio y fatiga general.
  • Déficit de atención, concentración y memoria.
  • Emociones desagradables o disforia.
  • Ansiedad y síntomas relacionados con la depresión.
  • Tendencia a la preocupación excesiva.

Causas habituales del insomnio en el embarazo

El insomnio en el embarazo se produce por causas totalmente relacionadas con esta etapa de la vida, por lo que no suelen tener nada que ver con las causas del insomnio común.

Náuseas y vómitos durante el embarazo: suelen producirse, sobre todo, en el primer trimestre de embarazo y cuando se dan por la noche pueden alterar el sueño notablemente.

Aumento de la frecuencia urinaria: durante el embarazo se orina con mucha más frecuencia tanto por el día como por la noche. Esto es así por el aumento de líquidos de la embarazada y el volumen del útero, que presiona la vejiga. Debido a esto último, la necesidad de orinar suele aumentar en los últimos meses, cuando el tamaño del bebé es mayor. Esta puede ser una de las causas del insomnio cuando la mujer se levanta a orinar y luego tiene dificultades para volver a conciliar el sueño.

Reflujo gastroesofágico: la digestión de las embarazadas se complica por los cambios hormonales y por el poco espacio que hay en el embarazo, sobre todo en las últimas etapas del mismo. Afecta a más de un 50% de las embarazadas y el principal síntoma es una sensación de ardor o acidez en la zona del pecho y de la garganta. Aparte de esto, también puede producir la regurgitación de alimentos o del jugo gástrico. Esto puede producir mucho malestar y complicar el sueño de la afectada.

Dolor de espalda o molestias musculares: se producen por el aumento de volumen uterino, que provocan que el cuerpo adapte la curvatura de la columna para buscar el equilibrio. Suelen producirse más en las últimas semanas antes del parto por el peso del bebé y esto tiene como consecuencia, que debido a los dolores o pinchazos, las embarazadas no puedan dormir bien o no encuentren una postura agradable.

Síndrome de piernas inquietas: se trata de una sensación molesta de hormigueo o quemazón en las piernas que no permite dejarlas quietas cuando se está en reposo. El único remedio para dejar de sentir es moverlas, por lo que las embarazadas afectadas (que se estima que son alrededor del 30%) por este síndrome tiene grandes complicaciones para conciliar el sueño.

Ronquidos relacionados con el embarazo: la calidad de la respiración empeora durante el embarazo por los cambios de la mucosa en las vías respiratorias debido a un aumento de la secreción y también de la cantidad de flujo sanguíneo, lo cual puede causar ronquidos. Eso sí, es importante que consultes al médico si existen otros problemas como la diabetes o la hipertensión.

Movimientos fetales: cuando los movimientos del bebé son molestos, especialmente en la zona de las costillas, y se producen por la noche, pueden afectar a la calidad del sueño de la embarazada. Estos suelen ser más frecuentes en el tercer trimestre pero, afortunadamente, se producen mucho más durante el día.

Consejos para conciliar el sueño durante el embarazo

Aunque las causas del insomnio durante el embarazo son variadas y cada embarazada es un mundo, existen unas pautas generales que pueden ser útiles para mejorar el sueño.

  • No te tumbes directamente después de comer.
  • Procura que tus cenas sean ligeras y evita los alimentos grasos o ácidos.
  • Limita las recetas o alimentos muy condimentados.
  • Apuesta por la ropa cómoda y holgada.
  • Es importante mantenerte hidratada, pero no bebas tanto por la noche para reducir la necesidad de orinar.
  • Colócate con el tronco un poco elevado para dormir.
  • Haz ejercicio físico (moderado y adaptado al embarazo) durante el día para favorecer el descanso. Eso sí, evita hacerlo a última hora del día para que el organismo no se active.
  • Evita la exposición a pantallas luminosas a última hora de la tarde.
  • Mantén horarios de sueño regulares, procurando acostarte y levantarte a la misma hora.
  • Procura que el ambiente de la zona en la que duermas sea adecuado para el descanso y promueva la relajación: buena temperatura, ausencia de ruidos, orden...
  • Prueba la almohada para el embarazo que se adapta a tu cuerpo y puede ser útil para conseguir una postura más confortable.

Recuerda que no se recomienda tomar medicamentos para el insomnio durante el embarazo para evitar cualquier riesgo perjudicial para la madre y el bebé. Esto es así porque algunos pueden tener efectos secundarios o no existen estudios suficientes que garanticen la seguridad de estos fármacos durante la gestación.

Sea como sea, aunque apliques los consejos generales que son inocuos durante el embarazo, nuestra recomendación es que no dudes en comentarle a tu médico que tienes problemas para dormir. Al conocer de forma individual el trastorno el sueño que sufres y tu estilo de vida, podrá ofrecerte recomendaciones más personalizadas, sobre todo si la situación no mejora.

Elvira Sáez
Elvira Sáez es redactora en enfemenino. Se graduó en Periodismo en la Universidad Complutense de Madrid y pronto inició su andadura profesional en los medios digitales. Se ha especializado en …