Inicio / Maternidad / Bebés y niños / ¿Cuánto tarda en cerrarse la fontanela de los bebés recién nacidos?

Maternidad

¿Cuánto tarda en cerrarse la fontanela de los bebés recién nacidos?

por María Viéitez Creado en 4 de noviembre de 2019
© GettyImages

Los huesos del cráneo de los bebés recién nacidos no están soldados, sino separados por unos espacios cubiertos por fibras flexibles que reciben el nombre de 'fontanela'. Estos espacios, cuyo cometido es facilitar el parto y permitir un desarrollo adecuado del cerebro del bebé, se cierran en pocos meses para formar suturas. A continuación, resolvemos todas tus dudas sobre la fontanela y te explicamos cuándo se cierra del todo la cabeza de tu bebé.

La fontanela es la separación que existe entre los huesos del cráneo de los bebés recién nacidos, un espacio que durante los primeros meses está cubierto por tejido cartilaginoso. La razón de esta separación es que, en primer lugar, facilita la salida por el canal de parto sin que el cerebro de tu niño sufra daños y, en segundo lugar, garantiza un adecuado desarrollo del sistema nervioso central. Pero, ¿sabes cuánto tarda en cerrarse la fontanela? ¿Y lo que ocurre si la fontanela está hundida?

Los bebés nacen con varias fontanelas, es decir, que en el momento del nacimiento los huesos de su cráneo no están unidos unos a otros. Las fontanelas más llamativas son la fontanela mayor, situada en la parte alta de la cabeza entre el hueso frontal y los dos parietales; y la lamboidea o posterior, localizada encima de la nuca entre los dos parietales y el hueso occipital.

Estas separaciones no solo facilitan el parto y el adecuado desarrollo del cerebro, el cerebelo y el bulbo raquídeo del bebé, sino que, además, dado que están formadas por membranas muy flexibles y resistentes, son capaces de absorber los pequeños traumatismos que pueda sufrir el niño durante sus primeros meses sin poner en riesgo su vida. Y es que, aunque las fontanelas puedan parecer muy delicadas, estas membranas que cubren la mollera son extremadamente resistentes y muy difíciles de penetar, lo que debe ser un gran alivio para los padres de niós recién nacidos.

Con el paso de las semanas y en pocos meses, estos espacios se cierran o, dicho de otro modo, se osifican, proceso mediante el cual los tejidos adquieren minerales y se endurece, de manera que los huesos del cráneo dle niño quedan soldados por completo formando una estructura cerrada. Pero, ¿cuánto tarda exactamente en cerrarse la fontanela del bebé?

Descubre: Nombres suecos para bebés
Los nombres de bebés más populares en Suecia © iStock

Fontanela de bebé: ¿cuánto tarda en cerrarse la cabeza del bebé?

El proceso de osificación mencionado formar parte del proceso de crecimiento normal de un bebé y permite que los huesos del cráneo se fusionen para proteger el cerebro y permanezcan unidos durante la vida adulta por medio de lo que se denomina suturas. Esta fase no se inicia hasta que el bebé haya cumplido, al menos, los dos meses.

Así, la fontanela menor o posterior, de un tamaño menor y más difícil de palpar, suele cerrarse entre los 2 y 4 primeros meses de vida del bebé. De hecho, hay niños que nacen con esta fontanela cerrada desde un principio. Sin embargo, la fontanela mayor o anterior no comienza a cerrarse hasta que el recién nacido cumple los 8 meses y no termina de hacerlo del todo hasta, aproximadamente, los 18 meses después del parto. Aun así, los neurólogos suelen establecer un límite máximo de 24 meses.

Todo lo que debes saber sobre la fontanela de tu bebé

Como hemos explicado, son varias las razones por las que los bebés nacen con fontanela y uno de ellos es garantizar un desarollo óptimo de sus sitema nervioso central. Por ello es importante hacer un seguimiento de las fontanelas y asegurarnos de que el espacio se cierra a un ritmo adecuado.

La craneosinostosis, que es un cierre temprano de la fontanela de los bebés, puede dificultar el desarrollo de los órganos de la cavidad craneal, ya que la aproximación de los huesos podría oprimir el crecimiento. Por este motivo, si percibes que la fontanela de tu bebé se está cerrando de forma prematura, es conveniente que consultes a su pediatra, ya que se requeriría una cirugía.

Por otro lado, si a los 20 meses de vida las fontanelas aún no se han cerrado, es igualmente importante que consultes a un médico, ya que podría tratarse de un síntoma de raquitismo, anomalías en la formación de cartílado o falta de calcio, fósforo o vitamina D.

Video por Patricia Álvarez

Fontanela hundida, ¿qué hacer?

Como ya se ha dicho, es importante hacer un seguimiento de las fontanelas del bebé y el proceso de endurecimiento, consultando a un pediatra siempre que sea necesario. Una medida habitual y estandarizada para la fontanela anterior (aunque puede variar en cada caso) es de tres por tres, lo que equivale a tres dedos en una dirección y tres en la otra. En cada revisión pediátrica, a través de radiografías, tomografías o simplemente midiendo el volúmen encefálico, el doctor comprobará cómo los espacios se van cerrando hasta que a partir de los 9 meses, cuando se asegura de que el proceso de osificación es adecuado, deje de hacerlo. La mayoría de las fontanelas se cierran antes de los 18 meses.

Al tacto, las fontanelas deben tener una textura firme y estar ligeramente curvadas hacia el interior del cráneo. Una fontanela hundida demasiado puede ser una señal de que el bebé no tiene suficiente líquido o que sufre desnutrición. Estos déficits pueden estar motivamos por una gastroenteritis, por una mala calidad de la leche de la madre (que no cuenta con todos los nutrientes necesarios) o por diarrea.

Mi bebé tiene la fontanela abultada

Por el contrario, puede ocurrir que la fontanela de tu bebé esté abultada. No deberás alarmarte si percibes que la fontanela se sale hacia fuera cuando tu bebé está llorando, está tumbado o vomita, ya que en estos casos se considera normal. Si, una vez herguido, la fontanela recupera su forma ligeramente hundida, no tienes de qué precuparte. Si, de lo contrario, aun estando tranquilo sigues percibiendo que la fontanela está abultada, es conveniente que solicites la valorción de su pediatra ya ue puede ser síntoma de un exceso de líquido en el cerebro, alguna infección o una inflamación. En estos casos, será posible advertir otros síntomas.

Te puede interesar...
¿Cómo contestar a las preguntas que te hagan tus hijos sobre la muerte?
Baby Led Weaning: cómo enseñar a tu bebé a comer solo
Cuándo hacer el test de embarazo: resolvemos todas tus dudas
¿Cómo usar un collar de dentición?

por María Viéitez