Inicio / Maternidad / Bebés y niños / Lactancia materna y trabajo: ¿es compatible?

Maternidad

Lactancia materna y trabajo: ¿es compatible?

por Redacción enfemenino Creado en 29 de julio de 2011

Durante los primeros nueve meses de un niño, una madre trabajadora tiene derecho a ausentarse durante una hora del trabajo sin ver reducido su sueldo. Esta hora debe cogerse dentro del horario laboral y no al principio o al final de la jornada. De este modo, se puede asegurar al menos una de las tomas del día de nuestro bebé.

Esta hora de lactancia no siempre ayuda, sobre todo si el lugar de trabajo está muy lejos de casa. En este caso, las horas se pueden agrupar en días enteros que, dependiendo de la empresa, pueden oscilar entre una semana e incluso un mes.

Extracción de leche en el trabajo

Este es otro derecho de la madre trabajadora. Durante su jornada laboral puede extraerse la leche que necesite en un espacio más o menos habilitado para ello. Para realizar esta técnica se necesita un sacaleches (el mejor es el eléctrico porque acelera el proceso), un recipiente para almacenar la leche y una bolsa térmica para mantener la leche refrigerada.

Alimentación del bebé en ausencia de la madre

Se ha de planificar muy bien la reincorporación al trabajo para que la lactancia sea un éxito. Lo primero es almacenar leche durante una semana o quince días antes de volver a trabajar para poder tener leche suficiente en caso de que, una vez terminado el permiso maternal, no podamos extraerla.

Un bebé acostumbrado a tomar leche materna del pecho es probable que tenga dificultades con la tetilla del biberón en las primeras tomas. Por este motivo, es importante empezar a introducir el biberón con la leche materna algunos días antes de la reincorporación al trabajo.

Reducción de jornada versus jornada completa

Mantener la lactancia materna con una larga jornada completa puede ser difícil, pero no imposible. Pero sin duda, coger una reducción del horario laboral ayuda mucho a compaginar lactancia y trabajo. En este caso, solamente se está ausente la mañana o la tarde por lo que el número de tomas sin la madre disminuye e incluso puede no ser necesario extraerse leche en el trabajo.

Sea de la manera que sea, con un poco de planificación y preparación, es posible prolongar la lactancia materna más allá de los cuatro meses de baja por maternidad.

Para más información visita el blog
www.anda-si-es-mama.blogspot.com/

Sandra Ferrer