Inicio / Maternidad / Bebés y niños / Qué es la resiliencia y cómo ayudar a tu bebé a crecer preparado

© Almirón
Maternidad

Qué es la resiliencia y cómo ayudar a tu bebé a crecer preparado

por Redacción enfemenino Publicado en 7 de agosto de 2018
274 compartidos
A-
A+

Te contamos todo lo que necesitas saber sobre esta capacidad para superar situaciones adversas de una forma positiva y por qué es tan importante en niños y bebés.

Seguramente habrás escuchado en más de una ocasión hablar sobre la resiliencia infantil pero, ¿sabes realmente qué es y por qué es tan importante? La resiliencia es la capacidad que posee el ser humano para adaptarse y afrontar cualquier situación de forma positiva y con confianza en sí mismo, incluso en aquellas ocasiones que pueden resultar más difíciles de superar. Por ello, es tan importante enseñar esta cualidad a nuestro bebé para que desarrolle su resiliencia desde el primer día. ¡Te contamos cómo!

¿Cómo desarrollar la resiliencia en los bebés?

Para desarrollar la resiliencia de tu bebé simplemente tendrás que dejarle explorar el mundo y dejar que nutra su curiosidad. Esto se debe a que cada nueva experiencia que tu bebé viva provocará que su resiliencia crezca y se desarrolle pero para ello, también te recomendamos reforzar algunas de las capacidades de tu bebé, tal y como recomienda la Asociación Americana de Psicología:

  • Establece relaciones: es importante hacer que tu bebé se relacione con su círculo más cercano, como los familiares o amigos. El sentirse rodeado de personas que le quieren, fortalecerá su resiliencia.

  • Actúa con perspectiva frente a las situaciones: de sobra sabemos que en la vida puede haber momento más complicados y eso es algo que, desgraciadamente, no podemos evitar. Sin embargo, sí está en nuestra mano tener una reacción adecuada para cada situación y tener una visión de futuro más positiva. Todo pasa y eso es algo que tenemos que transmitir a nuestro bebé desde el primer día.

  • Enséñale que los cambios forman parte de la vida: los cambios suelen ser situaciones muy difíciles de llevar por los niños. Para ello, te recomendamos que le enseñes desde pequeño a sustituir aquellas metas que no haya podido alcanzar por otras nuevas.

  • Empújale hacia sus metas: todos los objetivos que debe tener en la vida deben ser realistas en lugar de imposibles. Ayúdale a saber qué es lo que quiere conseguir y cómo puede hacerlo.

  • Enséñale a cuidarse: es importante que todos cuidemos de nosotros mismos. Desde nuestra salud a nuestro físico, para ello debes enseñárselo desde pequeño con unos buenos hábitos y rutinas. Entre ellos, debemos destacar la alimentación, ya que una dieta adecuada a tu bebé será necesaria para sus defensas y para su crecimiento. Para ello, nuestra recomendación es que le ofrezcas todas las vitaminas necesarias en su dieta, por ejemplo la vitamina A, C y D son esenciales para tu peque. Una fantástica opción de incluir estos nutrientes en su dieta es con Almirón Profutura 2, su fórmula más avanzada, ayuda a desarrollar el sistema inmunitario del bebé, para que pueda explorar el mundo más preparado.

  • Enséñale a tomar decisiones: tenemos que tener claro huir de los problemas no es la solución. Es por ello que tenemos que enseñar a nuestro peque a tomar las decisiones correctas siempre que se necesite.

  • Muéstrale la importancia de conocerse a sí mismo: a los niños debemos enseñarles que de todo se aprende y que aprenderá mucho sobre sí mismo si alguna vez se enfrenta a una situación difícil.

  • Cultiva una visión positiva para su autoestima: no hay nada más importante que quererse a uno mismo. Enseña a tu bebé a hacerlo desde que es pequeño, desde la humildad y la confianza. Para ello valora cuando haya hecho las cosas bien y muéstrale tu cariño y tu seguridad. ¡Eres su mayor ejemplo!

  • Anímale tener una visión optimista: la esperanza hará que tu bebé vea las cosas de forma positiva en un futuro no muy lejano. Por tanto, si vivís alguna situación en la que algo le sale mal y se pone a llorar o se enfada, te recomendamos que no le des importancia y le muestres que no pasa absolutamente nada.

Por tanto, la mejor forma de enseñar a nuestro bebé a ser resiliente es dándole todo lo que necesitan, empezando por mucho amor, cariño, cuidados y comprensión. Las mamás y los papás son el mayor ejemplo para los más pequeños y necesitan sentirnos cerca.

Cómo desarrollar la resiliencia en los bebés © Almirón

La importancia de la nutrición en la resiliencia de los bebés

Durante sus primeros años de edad, es importante hacer que cada día nuestro bebé viva una nueva experiencia. Algo tan sencillo como salir a dar un paseo por el parque será algo que tu bebé te agradecerá muchísimo y contribuirá al desarrollo de su resiliencia. Otro de los factores que debemos tener en cuenta para favorecer la resiliencia desde el principio en nuestro bebés es la alimentación, ya que una dieta adecuada provocará que tu bebé tenga un sistema inmunitario más fuerte para hacer frente a las nuevas situaciones de la vida a las que se pueda enfrentar.

Desde su nacimiento y hasta que cumplen los 3 años de edad, las defensas de los pequeños se encuentran en pleno desarrollo y tenemos que trabajar en fortalecerlas a través de una buena nutrición y el descanso. Es por ello, que desde el primer día, debemos esforzarnos en ofrecer a nuestro bebé una dieta equilibrada adecuada para cada edad. Para ello te recomendamos que acudas al pediatra para que te guíe en la nutrición de tu peque. No obstante, sabiendo que la nutrición juega un papel fundamental en el desarrollo del sistema inmunitario de tu bebé, nuestra recomendación es que le ofrezcamos Almirón Profutura, una leche de continuación que ayuda a desarrollar el sistema inmunitario del bebé para que pueda explorar el mundo más preparado. ¡Con un buen sistema inmunitario podrá explorar y afrontar cada situación!

Y además:
Música relajante para bebés: la clave para calmar a los más pequeños
Rutina de cuidados para niños: mímales como se merecen
¡Dulces sueños! Cómo crear una rutina de noche para los niños
Las siestas de los bebés: cómo gestionarlas para crear una rutina

por Redacción enfemenino 274 compartidos