Inicio / Maternidad / Bebés y niños / Trastornos del sueño en los niños: cómo prevenirlos o solucionarlos

© iStock
Maternidad

Trastornos del sueño en los niños: cómo prevenirlos o solucionarlos

por Redacción enfemenino Publicado en 14 de septiembre de 2018
A-
A+

¿Tu hijo tiene problemas para dormir? Te contamos cómo prevenir o solucionar los trastornos del sueño en niños.

Aunque ya sabes que los trastornos del sueño en los niños son algo frecuente, no imaginas que 1 de cada 3 niños sufre de insomnio o algún otro problema para dormir. Veo cada día en mi consulta y la mayoría de los padres están muy preocupados por ello. Lo más importante es que en la mayoría de los casos hay un motivo fácil de solucionar detrás. detrás. Vamos a ver cuales son lo más frecuentes y qué se puede hacer para solucionarlos.

La melatonina es la reina de la noche: la principal sustancia responsable de regular el sueño

Es probable que aunque no lo sepas, ya la conozcas. Es habitual ver anuncios sobre los efectos de la melatonina sobre el sueño tanto en la televisión como en los escaparates de muchos herbolarios o tiendas de productos de nutrición. La verdad es que su eficacia para solucionar los problemas para dormir la ha convertido en uno de los principales tratamientos para el insomnio.

La melatonina es una sustancia que fabrica nuestro cerebro de forma completamente natural. Su cantidad depende de varios factores pero el más importante es la luz. A menor cantidad de luz percibimos a través de los ojos, menos melatonina genera nuestro cerebro. De esta forma, podemos entender por qué lo habitual es que el sueño aparezca principalmente conforme va oscureciendo.

El cortisol es el gran amigo del sol y te saluda cada mañana

El cortisol es otra sustancia que fabrica nuestro organismo de forma 100% natural. Al contrario que la melatonina, el cortisol provoca activación en nuestro organismo. También tiene un ritmo circadiano. Esto quiere decir que cambia a lo largo del día. Generalmente tenemos mucha cantidad de cortisol por las mañanas y esto nos ayuda a iniciar nuestra actividad con más energía.

El insomnio: los tipos principales y como identificarlos

Ahora que ya conoces la melatonina y el cortisol, puedes entender fácilmente que ambos tienen una gran importancia a la hora de regular nuestro día a día y especialmente nuestros hábitos de sueño. Igualmente, son dos de los factores más importantes a la hora de analizar cualquier trastorno del sueño tanto en niños como en adultos.

El trastorno del sueño más frecuente es el insomnio. No poder dormir es un problema serio para cualquier persona porque además de conllevar un enorme cansancio aparejado, dificulta los procesos de aprendizaje, memoria y organización mental que tanto necesitamos en el día a día.El insomnio puede ser principalmente de dos tipos

  • Insomnio de conciliación: es el tipo de insomnio en el que el principal problema lo encontramos a la hora de conciliar el sueño, es decir, cuesta quedarse dormido.
  • Insomnio de fragmentación: este tipo de insomnio tiene lugar cuando después de quedarnos dormidos con normalidad, tenemos un sueño agitado, de poca calidad o con despertarse frecuentes.

El cambio de hora, ¿cómo afecta a los niños y cómo prevenirlo?

omo puedes imaginar, el cambio de hora puede provocar alteraciones en los ciclos diarios de cortisol y melatonina normales. De esta forma, facilitan la aparición de trastornos del sueño de diferentes tipos pero especialmente, de insomnio.

Estas alteraciones del sueño inducidas por el cambio de hora provocan problemas de adaptación en todas las edades pero especialmente en los niños más pequeños. Despertar y encontrarse con una intensidad lumínica escasa o excesiva comparada con el día anterior puede provocar un desequilibrio que se alargue durante varios días.

Para minimizar estos riesgos, es importante ir adaptando progresivamente los hábitos y horarios en los más pequeños. Es la forma más eficaz de evitar encontrarse con trastornos del sueño como mínimo, dos veces al año, cada vez que toque cambiar la hora.

Las rutinas son la clave para normalizar los hábitos de sueño

Las rutinas son fundamentales en muchos aspectos de la vida, pero aún más en lo relacionado con la alimentación y el sueño. Además de los factores referidos anteriormente, es imprescindible establecer a los hijos unas rutinas estables y bien definidas sobre los hábitos de sueño para facilitarles el proceso de ir a dormir y tener un adecuado descanso nocturno.

Para ello, desde los primeros años hay que hacer conscientes a los hijos de la importancia de descansar de forma regular y dedicarles el tiempo necesario por la noche para que lo vivan el ir a dormir como algo natural, agradable y reconfortante.

En resumen:

El cortisol y la melatonina son los dos factores biológicos más determinantes en la regulación del sueño e influyen de forma decisiva en la aparición de trastornos del sueñoEl trastorno del sueño más frecuente en niños y adultos es el insomnio y puede ser de conciliación o de fragmentación.

Cuando se acercan las fechas para el cambio de hora, es importante adaptar los horarios progresivamente para prevenir alteraciones posteriores. Los trastornos del sueño influyen negativamente sobre el aprendizaje y la conducta de los más pequeños. Las rutinas son la mejor herramienta para conseguir unos hábitos de sueño suficientes y saludables.

Contenido elaborado en colaboración con el neuropediatra Manuel Antonio Fernández

Descubre: Los mejores libros para regalar a mamás

Los mejores libros para regalar a mamás © iStock

Y además:
¿Por qué es importante que los niños tengan una rutina para dormir?
¡A dormir! Cómo ayudar a tu hijo con sus problemas de sueño
Cómo enseñar hábitos saludables a los niños

por Redacción enfemenino