Inicio / En forma / Salud

En forma

Día Europeo contra el Cáncer de Piel

por Redacción enfemenino Creado en 12 de junio de 2012
Día Europeo contra el Cáncer de Piel

El cáncer de piel es uno de los más frecuentes. Con motivo del Día Europeo contra el Cáncer de Piel (13 de junio), los expertos recuerdan que cada año se diagnostican dos millones de casos en todo el mundo.

El cáncer de piel se produce cuando se desarrollan células cancerosas en cualquiera de las capas de la piel. Hay dos tipos: melanoma, que es el más agresivo, y crece un 7% cada año en España, y carcinomas cutáneos no melanomas.

En ambos casos, la exposición al sol es un factor clave. De hecho, la radiación solar es el cancerígeno más conocido en la aparición de este tipo de tumores (un 80% están directamente relacionados con él). Así, en el carcinoma cutáneo no-melanoma cuenta el número de horas total de exposición solar a lo largo de la vida, mientras que para el melanoma es más importante la intensidad de la luz solar recibida.

La prevención y la detección precoz son claves cuando hablamos de cáncer de piel, ya que, por ejemplo, el melanoma se cura casi en un cien por cien de los casos si se detecta en fases iniciales. Sin embargo, en fases avanzadas, la tasa de curación es tan solo del 1%.

Una de las primeras señales del melanoma es el cambio en la apariencia de un lunar. Hay que seguir la regla del ABCD para distinguir un lunar de un melanoma: Asimetría (una mitad del lunar tiene una apariencia anormal), Bordes irregulares (borrosos, dentados, desiguales), Color (los más peligrosos son los de color rojizo, blanquecino o azulado sobre lesiones de color negro) y Diámetro (cuando el lunar mide más de 6 mm o ha aumentado de tamaño, siendo mayor de 6 mm).

En los hombres, el melanoma suele aparecer en el tronco, la cabeza o el cuello, mientras que en las mujeres, en brazos y piernas. Por su parte, los carcinomas cutáneos no melanomas se localizan, fundamentalmente, en la cabeza, el cuello, el dorso de las manos, los antebrazos y las piernas.

Para prevenir el cáncer de piel es vital cuidar la exposición al sol mediante estos consejos:

  • Aplícate protector solar al menos media hora antes de salir a la calle.
  • Extiéndete una buena capa sobre la piel bien seca.
  • No te olvides de zonas como el borde de las orejas, la parte posterior del cuello o los pies, que suelen quedar más desprotegidas.
  • Evita los perfumes con alcohol, pues pueden actuar como fotosensibilizantes.
  • Utiliza un fotoprotector adecuado según tu tipo de piel.
  • Comienza con un FPS (factor de protección solar) alto los primeros días.
  • Renueva el fotoprotector cada dos horas, o antes si te has bañado, has practicado ejercicio o has sudado mucho.
  • En verano, date crema aunque esté nublado y aunque no te tumbes al sol, pues la exposición indirecta también puede provocar quemaduras.
  • No te expongas al sol en las horas centrales del día: entre las 12 y las 16 horas.
  • Cuida de tus ojos con gafas de sol y de tus labios con un protector labial solar.

Recuerda siempre que, aunque el sol tiene beneficios, como elevar el estado anímico, estimular la síntesis de vitamina D o reducir la tensión arterial, es muy peligroso si se abusa de él. Además, sus efectos son acumulativos, pues las horas de sol recibidas se van “guardando” en nuestro organismo desde la infancia.

Si quieres más información sobre el cáncer de piel y cómo prevenirlo o realizarte un test para descubrir tu tipo de piel, entra en la nueva web de salud y medicina Onmeda.

Redacción enfemenino
Durante los últimos 20 años, la prioridad de Enfemenino consiste en amplificar las voces de las mujeres. A través de nuestros contenidos, vídeos y eventos, queremos animar a nuestras comunidades …