Inicio / Cocina / Cocina española

Cocina

¡El ramo más dulce! Aprende a preparar un bonito cupcake bouquet

por Redacción enfemenino Creado en 28 de agosto de 2015
¡El ramo más dulce! Aprende a preparar un bonito cupcake bouquet© Extraña obsesión por los cupcakes

¿Habías oído hablar de los cupcakes bouquet? Nada más y nada menos que un bonito ramo de flores hechos con deliciosos cupcakes. Puedes combinar colores y formas para adaptarlo a la personalidad de la destinataria de este bonito detalle. ¡Toma buena nota porque a continuación te contamos cómo puedes elaborarlo!

Somos muchas las que ya no nos conformamos con un ramo de rosas. Un detalle muy romántico pero, seamos honestas, para nada se trata de algo práctico. Por eso, si tú eres de las nuestras, a continuación te vamos a mostrar cómo se puede elaborar un cupcake bouquet o, lo que es lo mismo, un precioso ramo elaborado con las flores más dulces: ¡CUPCAKES! ¿Alguna vez te habías imaginado que los pétalos de una flor pudieran ser una deliciosa buttercream de fresa? Nuestra bloguera Laura de Extraña obsesión por los cupcakes nos presenta a continuación esta vistosa receta con su paso a paso en estas fotografías:

© Extraña obsesión por los cupcakes

Ingredientes para la masa:

  • 100 ml de aceite
  • 200 g de azúcar
  • 3 huevos
  • 200 g de harina
  • Una cucharadita y media de levadura química
  • 125 ml de leche
  • Una cucharadita y media de vainilla en pasta o extracto de vainilla


Ingredientes para la buttercream de fresa:

  • 300 g de mantequilla sin sal (a temperatura ambiente)
  • 300 g de azúcar glass o icing sugar
  • 2 cucharadas de fresa en pasta
  • Colorante alimentario

¡Manos a la obra con la masa!

Para empezar, precalentamos el horno a 180ºC con calor arriba y abajo. En un bol echamos el aceite junto con el azúcar y removemos con ayuda de unas varillas o de una batidora de varillas, aunque también podemos hacerla perfectamente a mano. Incorporamos uno a uno los huevos para que se integren muy bien.

A continuación, tamizamos la harina junto con la levadura y la vamos incorporando poco a poco a la mezcla. Echamos la leche, la vainilla y seguimos batiendo hasta tener una masa homogénea. Después, cogemos una bandeja para cupcakes y en ella ponemos las cápsulas de papel. Con ayuda de dos cucharas o con una cuchara de helado, echamos en cada cápsula la masa hasta la mitad si queremos que os queden más planitos. Si no, echaríamos 2/3 de su capacidad para unos cupcakes de mayor tamaño.

Una vez que tengamos lista la bandeja, la metemos al horno y los dejamos alrededor de 20 minutos. Para asegurarnos de que están hechos, meteremos un palillo, si sale limpio, ya están. En ese momento, dejamos enfriar unos minutos antes de pasarlos a una rejilla para que se enfríen por completo.

El secreto de la buttercream de fresa

Mientras que se enfría la masa, vamos a elaborar la buttercream. Para ello, echamos en un bol la mantequilla y batimos (es muy importante que esté a temperatura ambiente). Después agregamos el azúcar glas o el icing sugar previamente tamizado y batimos hasta que se integren bien la mantequilla y el azúcar (en este paso es muy importante batir a baja velocidad para que el azúcar no se desparrame fuera del bol).

Cuando hayamos conseguido la textura esperada, agregamos las dos cucharadas de fresa en pasta, el colorante en pasta que más nos guste, batimos y ¡listo! Es importante que todo esté bien integrado, por ello, podemos usar una espátula y terminar de mezclar todo a mano.

Making of del ramo

Una vez que tengamos listo los cupcakes y la buttercream, pasamos a preparar nuestro florero. Para ello, introducimos nuestra bola de corcho en él (la bola tiene que tener el mismo tamaño que el florero). A continuación vamos pinchando dos palillos por cada cupcake que queramos poner. Lo más recomendable es que primero pongamos los que están en la parte de abajo y después vayamos subiendo.

Al terminar de colocar nuestros cupcakes, nos quedarán algunos huecos. Para rellenarlos, vamos a utilizar algunas hojas y flores: en este ejemplo, hemos utilizado paniculata y hojas verdes de plástico.Una vez que lo tengamos listo, cogeremos una manga pastelera e introduciremos en ella una boquilla. Lo más recomendable es que sea la de 1M de Wilton ya que el resultado que hace es el de una rosa.

A la hora de utilizar la manga, cortaremos una pequeña apertura para meter la boquilla y, a continuación, meteremos la crema. Es importante que no llenemos la manga entera porque si no resulta más complicado trabajar con ella.

Cuando la tengamos preparada, ¡sólo falta decorar nuestro precioso bouquet! Cogemos la manga pastelera y sin dejar de presionar, empezamos desde el centro hacia afuera en sentido de las agujas del reloj hasta formar una rosa. Y así continuamos con todas y... ¡Listo! Ya tenemos nuestro bonito y dulce ramo de rosas.

Artículo elaborado en colaboración con Laura del blog Extraña obsesión por los cupcakes.

Redacción enfemenino
Durante los últimos 20 años, la prioridad de Enfemenino consiste en amplificar las voces de las mujeres. A través de nuestros contenidos, vídeos y eventos, queremos animar a nuestras comunidades …