Inicio / Maternidad / Concepción / Quedar embarazada con el síndrome del ovario poliquístico: estos son los consejos que debes seguir

Maternidad

Quedar embarazada con el síndrome del ovario poliquístico: estos son los consejos que debes seguir

por Marila Barrantes Creado en 30 de abril de 2020
© iStock

El deseo de tener un bebé va en aumento a medida que pasa el tiempo pero a veces nos encontramos con dificultades para concebir. A veces, el síndrome del ovario poliquístico puede ser la causa que dificulta el embarazo. Te contamos todo lo que tienes que saber.

Hay muchas razones por las que la concepción se retrasa en el tiempo. Una razón bastante común es el síndrome del ovario poliquístico. Si no lo conoces, tranquila, es un pequeño desorden hormonal que sufren una de cada cinco mujeres. Aunque esto de primeras te suene a que no vas a poder quedarte embarazada, no es así. Es posible quedarte embarazada con esta enfermedad aunque concebir sea un poco más difícil.

Video por Patricia Álvarez

¿Qué es el síndrome del embarazo poliquístico?

El síndrome PCO (síndrome de ovario poliquístico) es un trastorno hormonal que solo afecta a las mujeres. En la mayoría de las afectadas, el número de hormonas masculinas aumenta y por ello no ovulan con normalidad. En general es algo que nos ocurre a todas las mujeres pero, en el caso de las que sufren el síndrome del ovario poliquístico, este exceso de hormonas masculinas perturban el ciclo e impiden la posibilidad de embarazo.

Las hormonas masculinas impiden la maduración óptima del óvulo convirtiéndose en un gran problema. El folículo continúa formándose al principio del ciclo mensual pero no madura. Esto significa que la ovulación es inexistente o se produce solo en contadas ocasiones. Obviamente, sin la ovulación no hay ningún óvulo que pueda ser fecundado y, por lo tanto, las mujeres que sufren este síndrome tienen grandes dificultades para quedarse embarazadas.

El ginecólogo puede confirmar si sufres el síndrome del ovario poliquístico con un breve examen de ultrasonido. Los síntomas más comunes son:

  • Pequeños quistes en los ovarios (visibles en la imagen de ultrasonido)
  • Período irregular o falta de menstruación
  • Sangrado intermedio y adicional
  • Sobrepeso
  • Fuerte vello corporal
  • Aparición de vello en el bigote
  • Caída de pelo
  • Piel grasa y aparición de acné
  • Trastornos del metabolismo de las grasas, hipertensión arterial e hiperglucemia

Si crees que puedes tener el síndrome del ovario poliquístico, ve al médico, tanto si quieres quedarte embarazada como si no. La enfermedad debe ser tratada cuanto antes para aliviar los síntomas y prevenir efectos secundarios más tardíos como la diabetes y las enfermedades cardiovasculares.

Quedar embarazada con el síndrome del ovario poliquístico: opciones médicas

El síndrome del ovario poliquístico en mujeres que no desean tener hijos suele tratarse con hormonas, es decir, con una píldora anticonceptiva adecuada. Si tienes el síndrome PCO y quieres quedarte embarazada, esta terapia está descartada. En su lugar, se suelen recetar medicamentos con cortisona que suprimen la producción excesiva de hormonas masculinas.

Si esto no es suficiente y el ciclo sigue siendo irregular, la ovulación puede ser estimulada por los antiestrógenos. Si esto tampoco ayuda, el médico puede inyectar algunas hormonas especiales como las gonadotropinas, que sirven para estimular el endometrio y la cavidad uterina para estimular la ovulación. El riesgo de estas hormonas es que puede aumentar las probabilidades de un embarazo múltiple.

Síndrome del ovario poliquístico: consejos útiles para quedarte embarazada más rápido

Además de la terapia médica, también puedes hacer mucho en tu día a día si sufres el síndrome PCO y deseas quedar embarazada. Muchas mujeres con el síndrome del ovario poliquítico tienen algunos kilos demás. En muchos casos la pérdida de peso es suficiente para regular el ciclo y asegurar la ovulación regular. Por ello, deberías llevar una vida sana haciendo más ejercicio y llevando una dieta saludable para potenciar al máximo las posibilidades de embarazo.

Ante todo, lo más importante es que no te estreses. El estrés es una de las muchas razones por las que un ciclo menstrual es irregular. Intenta relajarte lo máximo posible y no construyas toda tu vida alrededor del deseo de tener hijos. Sí, sería estupendo que te quedaras embarazada pero, si no es posible por cuestiones de salud, puedes barajar otras opciones para ser madre; como por ejemplo: la adopción. Estamos seguras de que si esta es tu única salida, estarás rodeada de tu círculo cercano que estará dispuesto a ayudarte y apoyarte en todo lo que necesites.

Descubre: ¿Qué alimentos puedo comer durante el embarazo?
Muesli © iStock
por Marila Barrantes