Inicio / Psico / Consejos / Los beneficios de reír

Psico

Los beneficios de reír

Elena Bonet
por Elena Bonet Publicado en 10 de agosto de 2009
A-
A+

A menudo se dice que es muy sano reírse un buen rato. ¿Por qué? ¿Qué pasa realmente en estos momentos tan eufóricos? Explicaciones.

¿Qué es la risa?
Un buen chiste, una escena graciosa... y hop, no necesitas más para estallar a reír. Cuando ríes, es como si se diera un masaje a todo tu organismo. La contracción del diafragma estimula los órganos que se encuentran próximos a él: el hígado, el bazo, el estómago, el intestino... Esto descontractura también tus músculos y así, la cara, el cuello, los brazos o el abdomen están más relajados.

En tu cerebro, la endorfina, neurotransmisor primordial en las sensaciones del placer, toma el relevo. E incluso si el simple hecho de reír te molesta, las reacciones que siguen son relajantes, porque tu tensión puede bajar después de esta euforia.

Entonces, cuando se dice que un minuto de risa equivale a 45 minutos de relajación, ¡nos equivocaríamos si nos priváramos de ella!

Reír para aliviar el dolor
De un tiempo a esta parte, los beneficios de reír son reconocidos en el ámbito médico. Se habla de la risa terapéutica. Las sustancias hormonales que se liberan cuando reímos nos dinamizan al máximo y atenúan las sensaciones de dolor. La risa aumentaría entonces el umbral de sufrimiento. Algunos investigadores avanzan incluso que actúa sobre el sistema inmunológico: cuando se ríe, los anticuerpos aumentan en la saliva de manera que seríamos menos vulnerables a las infecciones, como pueden ser los resfriados. Muchos estudios, entre el que se encuentra el de la universidad Maryland de Baltimore, han demostrado que el sentido del humor y la risa disminuyen las enfermedades cardio-vasculares, en particular el infarto de miocardio. Pero de manera general, los especialistas están todos de acuerdo con el hecho de que la risa reduce el estrés y las tensiones.

Desde la antigüedad los médicos recomiendan reír diez minutos al día para tener una buena salud. No estamos en la media, ya que lo hacemos unos 60 segundos al día. Y tú, ¿cuántos minutos ríes al día?

La función social de reír

La risa actúa como un verdadero vínculo social. No existe nada más comunicativo que las carcajadas de tu compañero de trabajo o incluso las de un desconocido por la calle. Pero más específicamente, la risa es una mina de información, tanto sobre tus vecinos como sobre ti mismo.

Para los psicólogos es esencial saber reírse de uno mismo, con el objeto de recordarse que no se es siempre perfecto. Saber reírnos de nuestros errores nos permitiría estar más cómodos e inhibirnos menos.

Todos nos reímos por cosas distintas, y de diferentes maneras. Los hay que ríen a carcajadas golpeándose los muslos, los que ríen más tímidamente; boca abierta o rictus petrificado, tantos elementos que nos informan sobre los gustos o las simpatías de cada uno. El humor dicho “sano” (dejar de lado el humor negro o el amarillo) provoca un clima de confianza y empuja a cada uno a liberarse.

Así pues, hay que saber administrar la risa, porque como dice el refrán: ¡reír es salud!

por Elena Bonet

Puede interesarte

por redacción
por redacción
por redacción
por redacción
por redacción
por redacción
por redacción
por redacción
por redacción