Inicio / En forma / Ejercicios / Cómo quitar las agujetas: 5 consejos que te ayudarán a acabar con ellas

En forma

Cómo quitar las agujetas: 5 consejos que te ayudarán a acabar con ellas

por Patricia Álvarez Creado en 29 de abril de 2020
© GettyImages-520047182

¿Ayer lo diste todo en el gym y hoy no puedes soportar las agujetas? Este problema es muy común tras hacer un esfuerzo físico, especialmente después de estar un tiempo de inactividad o al practicar un tipo de movimiento al que los músculos no están acostumbrados. A pesar de no ser una lesión grave, puede llegar a ser muy molesta, por lo que no es extraño que "cómo quitar las agujetas" sea una búsqueda habitual en Google. Si es tu caso, ¡sigue leyendo!

Aunque las conocemos comunmente como agujetas, su nombre científico es mialgia diferida o dolor muscular de aparición tardía. Ese característico dolor que todos hemos sentido alguna vez después de realizar una actividad física moderada o intensa a la que nuestro cuerpo no está acostumbrado, no es otra cosa que una lesión muscular leve.

Las molestias suelen aparecer entre las 12 y las 24 horas tras finalizar la actividad física y su pico suele llegar a las 48 horas. Por eso, no debes extrañarte si dos días después de ir al gym sientes que las agujetas son incluso peores que el día anterior. A partir de este momento lo habitual es que mejoren y desaparezcan al tercer o cuarto día.

Video por Norma Varela
YouTube

¿Por qué se producen las agujetas?

Cuando una persona lleva a cabo una actividad física a la que no está acostumbrado, requiere que sus músculos trabajen de una forma intensa a la que no están adaptados. Ese sobreesfuerzo puede producir desgarros microscópicos en las fibras musculares y una leve inflamación del tejido muscular que dan lugar a las agujetas o dolor muscular de aparición tardía.

Se podría decir, entonces, que la principal causa es la falta de adaptación del cuerpo a determinada actividad física. Por eso, suelen producirse con más frecuencia en personas que no suelen realizar deporte de forma habitual. No obstante, eso no quita que también se produzcan en deportistas cuando cambian su rutina de entrenamiento, prueban ejercicios nuevos o pasan un tiempo de descanso. Igualmente, estas pueden producirse por cualquier otro esfuerzo físico no deportivo que implique movimientos corporales poco habituales.

Cómo quitar agujetas: remedios que sí funcionan

Aunque se trata de una molestia leve que suele desaparecer en unos 3 o 4 días, es muy frecuente que se busquen remedios para acelerar el proceso. Por eso, seguro que has escuchado muchos mitos acerca de cómo quitar las agujetas e, incluso, puede que hayas puesto en práctica más de uno. Respecto a esto debes saber que existen muchos mitos no comprobados científicamente en torno a este problema, tales como beber un vaso de agua con azúcar. Sin embargo, existen otros consejos que sí pueden ser útiles para aliviar las molestias producidas por las agujetas. ¡Toma nota!

1. Estiramientos suaves y progresivos: estirar los músculos afectados con ejercicios suaves puede ayudar a aliviar la zona gracias a que estos contribuyen a activar la circulación.

2. Práctica suave de ejercicio: al igual que ocurre con los estiramientos, una sesión de actividad física suave puede mejorar los síntomas porque a través de ella se activa la circulación, lo que ayuda a la regeneración muscular.

3. Aplicar frío en la zona: poner hielo, darse una ducha fría o introducir las zonas afectadas en agua fría pueden alivir de forma considerable el dolor provocado por las agujetas. Además de producir alivio ayuda a reducir la inflamación muscular.

4. Tomar alimentos ricos en vitamina C y bromelina mezclados: al parecer, la proteína bromelina junto con la vitamina C pueden ayudar a reducir los efectos de las agujetas. Para lo primero, puedes contar con frutas como la naranja o el kiwi y para lo segundo con la piña. Una buena opción es hacer un smootie con estas frutas.

5. Aceites esenciales: preparar un baño con agua caliente o tibia con aceites esenciales tales como el de tomillo, romero o jazmín, puede ayudar a aliviar la zona afectada y acelerar la recuperación de tus músculos.

Pinterest

¿Quieres evitarlas en un futuro? Consejos para prevenir las agujetas

Lo mejor contra las agujetas, sin duda, es prevenirlas. Por eso, ahora que estás sufriendo sus consecuencias, puede ser un buen momento para informarte sobre qué puedes hacer para que no vuelvan a producirse o, al menos, no con mucha frecuencia.

  • Haz un calentamiento siempre antes de comenzar la actividad física para que tus músculos se vayan adaptando a los diferentes movimientos que vas a realizar. Por eso, es importante que este sea específico para los ejercicios posteriores.
  • Si llevas tiempo sin practicar ejercicio, hazlo de forma moderada. Aumenta la intensidad y el tiempo poco a poco para que tus músculos se adapten a la actividad física.
  • Estira siempre los músculos al finalizar durante varios minutos para que la circulación se reactive y aliviar cualquier tensión muscular que se haya podido producir por la práctica de ejercicio.
  • No espacies mucho tus entrenamientos y sé constante: lo ideal para la salud es hacer ejercicio de forma habitual. Según la OMS, al menos 150 minutos de actividad física aeróbica de intensidad moderada a la semana o bien 75 minutos de actividad vigorosa para adultos entre 18 y 64 años.

¿Has tomado nota? Esperamos que estos consejos te sea útiles y que, a pesar de los dolores provocados por las agujetas, sigas haciendo ejercicio. Como sabes, llevar un estilo de vida activo es fundamental para la salud. Si aún no has encontrado el deporte ideal para ti, aquí te dejamos una galería con muchas opciones. ¡Encuentra la tuya!

Descubre: 50 deportes para estar en forma
¡Puedes conseguirlo! © iStock

Y además:
5 estiramientos para hacer antes y después de practicar deporte
10 hábitos malos (y frecuentes) que hay que evitar al hacer deporte
5 estiramientos de espalda para una columna sana: ¡cuídala al máximo!

por Patricia Álvarez