Inicio / Maternidad / Embarazo

Maternidad

12a semana: tercer mes de embarazo

por Redacción enfemenino Creado en 15 de enero de 2017
12a semana: tercer mes de embarazo

Comienza tu 12a semana de embarazo, 14 semanas de amenorrea (SA) y te encuentras justo en el tercer mes de tu embarazo. Te contamos todo lo que necesitas saber.

Salud de la madre

¿Eres de las que le quita la corteza al queso? Haces bien, porque durante el embarazo algunos alimentos (como la corteza del queso) podrían causarte ciertos problemas. Uno de los riesgos es sufrir una intoxicación alimentaria originada por diferentes tipos de microbios (listeria, brucella…) que pueden tener grandes consecuencias en el embarazo.

Por esta razón, se desaconseja comer embutidos poco curados ni patés, chicharrones fino o hígado. Evita comer marisco y productos lácteos a base de leche cruda (debes consumir leche pasteurizada). Tampoco te fíes de los alimentos preparados con huevo crudo (como la mayonesa casera, por ejemplo). A pesar de que las intoxicaciones por comer sushi no son muy frecuentes, es mejor que no lo consumas, pues al fin y al cabo se trata de pescado crudo. Lava bien las frutas y verduras, sobre todo si las comes crudas. Por ejemplo, puedes dejar la lechuga en remojo en agua con un poco de vinagre antes de prepararte con ella una ensalada.

Descubre: ¿Qué alimentos puedo comer durante el embarazo?
Muesli © iStock

Desarrollo del bebé

El feto pesa aproximadamente 45 gramos y mide 10 cm. Sus brazos, piernas, manos y pies están perfectamente individualizados. Habiéndose desarrollado su sistema nervioso y estando los músculos en plena formación, el feto empieza a moverse. Estos movimientos son breves y repentinos, a modo de pequeñas sacudidas. Pero no te preocupes, tu no sentirás nada. El líquido amniótico que baña el feto es bastante abundante en comparación con su volumen y ello explica que estos movimientos no sean perceptibles.

Consejos para el tercer mes de embarazo​: precauciones cotidianas

Baja por maternidad
Las trabajadoras españolas tienen derecho a 16 semanas de baja ininterrumpidas, remuneradas al 100% y ampliables en 2 semanas más por cada bebé a partir del segundo en los casos de parto múltiple.
De estas 16 semanas las seis primeras son de reposo obligatorio. Las otras 10 restantes se pueden disfrutar antes o después del parto.

A saber
Estas 10 semanas las puede coger el padre o la madre si ambos trabajan, o de forma conjunta (5 semanas cada uno). El padre tiene un permiso de paternidad de 15 días, independiente del de la madre. También puedes convertir las 10 semanas que tienes (tras las 6 primeras de reposo) en 20 semanas trabajando a media jornada tras el nacimiento del bebé (hay que llegar a un acuerdo con la empresa).

Prestación por maternidad
El importe de esta prestación se calcula siempre según la base reguladora de cotización a la Seguridad Social, que suele ser del 100%. Se cobra durante 42 días naturales después del parto.

¿Dónde solicito mi baja maternal?
- En las oficinas del Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS).
- Llevar el DNI, el certificado de descanso por maternidad que entrega el servicio de salud y el libro de familia.
- Si se solicita antes del parto, tendrás que adjuntar la inscripción registral del recién nacido o adoptado posteriormente.

Descubre: ¡Sentimientos a flor de piel! Descubre cómo es el embarazo semana a semana
Evolución del embarazo © enfemenino

Requisitos para cobrar la prestación
- La mujer embarazada tiene que estar trabajando o cobrando el paro.
- Menor de 21 años: No se exige periodo de cotización.
- Entre 21 y 26 años: Debe haber cotizado 90 días, en los siete años previos a la fecha de parto, o 180 días a la largo de su vida laboral.
- Mayor de 26 años: Debe haber cotizado un mínimo de 180 días a la Seguridad Social, en los siete años que preceden a la fecha del parto, o 360 días a lo largo de toda su vida laboral.

Si el recién nacido es prematuro o está hospitalizado
La baja maternal se puede prolongar hasta 13 semanas más (llegando a un máximo de 29 semanas en total) siempre y cuando el bebé prematuro siga ingresado. También existe la opción de tomar 6 semanas tras el parto y posponer las otras 10 para cuando el prematuro salga del hospital, con un permiso de dos horas diarias mientras el bebé siga ingresado.

¿Qué pasa tras la baja maternal?
Consulta el convenio colectivo de tu empresa: los trabajadores con bebés pequeños tienen de algunas ventajas, como la posibilidad de reducir la jornada, coger una excedencia... para conciliar la vida familiar y laboral.
Ten en cuenta:
Podrás ausentarte una hora diaria del trabajo por lactancia, sea dividiendo este tiempo en dos fracciones de media hora, sea reduciendo la jornada laboral en media hora al inicio o al final. El Estatuto de los Trabajadores establece que corresponde a la trabajadora concretar el horario de este permiso. Únicamente, debe avisar a la empresa quince días antes de que reanude su jornada normal.

¡Mi lista de recordatorios!

  • Pedir la cita del primer trimestre en el ginecólogo.
  • Realizar una toma de sangre para comprobar tu inmunidad (toxoplasmosis, rubeola, VIH, carencias, diabetes, colesterol, sífilis…).
  • Prueba voluntaria de la amniocentesis.
  • 2ª cita obligatoria con el ginecólogo.
  • Informarse acerca de las distintas formas de preparación para el parto.

Video por Elvira Sáez
Redacción enfemenino
Durante los últimos 20 años, la prioridad de Enfemenino consiste en amplificar las voces de las mujeres. A través de nuestros contenidos, vídeos y eventos, queremos animar a nuestras comunidades …