Inicio / Maternidad / Embarazo

Maternidad

13a semana: tercer mes de embarazo

por El equipo editorial Creado en 15 de enero de 2017
13a semana: tercer mes de embarazo

Comienza tu 13a semana de embarazo, 15 semanas de amenorrea (SA) y te encuentras justo en el tercer mes de tu embarazo. Te contamos todo lo que necesitas saber.

Índice
  1. Salud de la madre
  2. Desarrollo del bebé
  3. Consejos para este mes de embarazo: precauciones cotidianas
  4. ¡Mi lista de recordatorios!

Salud de la madre

Tu cuerpo y tu organismo siguen sufriendo modificaciones. Generalmente, a partir del cuarto mes puedes sufrir lo que se denomina la "máscara del embarazo" o cloasma. Son manchas oscuras que dan la impresión de una piel "mal lavada": suelen aparecer alrededor de los labios, mentón, nariz y frente. Esta pigmentación se debe a los efectos de las hormonas del embarazo sobre la piel en reacción a los rayos de sol. Para evitarlo, te recomendamos no exponerte al sol en exceso (ponte a la sombra, utiliza protección solar…). A veces, después del embarazo, estas manchas no desaparecen. En ese caso es aconsejable acudir al dermatólogo.

Descubre: La evolución del feto a través de ecografías
El desarrollo del embarazo semana a semana © iStock
También te puede interesar

Desarrollo del bebé

El feto apenas mide 12 cm, por lo que todavía le faltan alrededor de 40 cm hasta su nacimiento. En este cuarto mes el peso no llega a los 200 gr, siendo unas 18 veces mayor en el momento de su nacimiento.

Prácticamente todos los órganos (corazón, pulmones, aparato digestivo ...) están en su lugar. Cada uno de ellos se va desarrollando anatómica y fisiológicamente de tal forma que en el momento del nacimiento serán perfectamente funcionales. Ten en cuenta que otros muchos órganos como los ojos, el cerebro, etc.. continuarán desarrollándose después del nacimiento.

Consejos para este mes de embarazo: precauciones cotidianas

Consejos sobre la ropa premamá
En materia de prendas premamá, la comodidad es la clave. Es esencial no comprimir el cuerpo con ropa muy ajustada. Si durante las primeras semanas podías jugar con la ropa de antes del embarazo, las elecciones van reduciéndose a medida que avanza tu estado. Ya no puedes abrocharte los pantalones que llevabas normalmente, pero quizá sea demasiado pronto para ponerte ropa de embarazada con la forma del vientre...

Prueba con los tejidos elásticos, cierres con cordones o incluso comprar ropa de una o dos tallas más. De todas formas, las firmas de ropa premamá lo tienen todo pensado y realizan prendas que evolucionan adaptándose al embarazo (lazos, pinzas, tablas, cortes... que se ajustan a la medida del vientre o de las caderas...).

Muchas mujeres embarazadas tienen sus dudas a la hora de gastarse cantidades importantes de dinero en una ropa que luego llevarán sólo durante algunos meses. Lo ideal es invertir en algunos básicos -unos pantalones, un vestido, camisetas y jerseys sencillos- que podrás combinar con distintos accesorios (joyas, pañuelos, cinturones...) para que cambies tu look al cabo de estos meses. Para bolsillos ajustados: piensa en las rebajas para comprar con antelación este tipo de básicos o pide prestada la ropa a tus amigas, es muy probable que ellas ya no la necesiten.

Algunos trucos de moda
Vestidos, petos, pantalones, faldas... ¡Hay una gran variedad de prendas entre las que elegir! Lo esencial es que mantengas tu propio estilo y te sientas cómoda.

  • No trates de ocultar tu figura, reálzala escogiendo prendas cómodas y de tendencia, con colores alegres.
  • Incluso las fashion-victims encontrarán la forma de ir a la moda durante el embarazo. Por ejemplo, las superposiciones van muy bien a las mujeres embarazadas.

Descubre: Mamás con estilo: ideas para tus looks premamá de otoño invierno
Moda premamá otoño invierno © Instagram vía cellajaneblog

Ten en cuenta
Huye de los tejidos sintéticos y del nailon. Mucho mejor los materiales naturales (algodón, lino). También puedes mirar en el armario de tu chico. Una camisa blanca sobre una camiseta de tirantes ¡queda muy sexy!

El pecho
Los senos cogerán mayor volumen, sobre todo durante los primeros meses. Si no los sujetas bien correrás el riesgo de que después queden caídos. Así que es el momento de invertir en buenos sujetadores adaptados a cada etapa del embarazo. Fíjate en que tengan una banda inferior ancha para que el tejido fibroso al que se encuentra adherido el pecho no se descuelgue. También tirantes anchos y elásticos firmes para que no se claven en el hombro. Es preferible que los tirantes sean regulables para que se vayan adaptando a la medida adecuada a lo largo del embarazo. Otro factor a tener en cuenta: que sean de un tejido natural, preferiblemente algodón, y que no tenga costuras en la copa, ya que podrían irritar el pezón.

Para aquéllas que tengan complejo de pecho pequeño... ¡Es hora de enseñarlo! Prueba a ponerte escotes. Para las que tengan mucho pecho y quieran disimularlos, probad con tejidos fluidos.

Los zapatos
Les pies y las piernas tienen tendencia a hincharse. Los zapatos deben escogerse, por lo tanto, con cuidado. Evita los tacones, que podrían causarte dolor de espalda. Y también olvídate de los zapatos muy planos, que pueden dañar el arco de la planta del pie, así como las botas muy ajustadas, que pueden comprimir las piernas.

¡Mi lista de recordatorios!

  • Prueba voluntaria de la amniocentesis.
  • 2ª cita obligatoria con el ginecólogo.
  • Informarse acerca de las distintas formas de preparación para el parto.
  • Pedir la cita para la segunda ecografía obligatoria.

Video por Elvira Sáez
El equipo editorial
Durante los últimos 20 años, la prioridad de Enfemenino consiste en amplificar las voces de las mujeres. A través de nuestros contenidos, vídeos y eventos, queremos animar a nuestras comunidades …
 
Puede interesarte