Inicio / Maternidad / Embarazo / 36a semana: noveno mes de embarazo

Maternidad

36a semana: noveno mes de embarazo

por Redacción enfemenino Creado en 15 de enero de 2017

Comienza tu 36a semana de embarazo, 38 semanas de amenorrea (SA) y te encuentras justo en el noveno mes de tu embarazo. Te contamos todo lo que necesitas saber.

Salud de la madre

La fecha del parto se acerca. ¿Se hará de forma natural o por cesárea? Esta última solución es bastante común (alrededor de uno de cada cinco nacimientos). La cesárea podrá decidirse en el último momento para evitar posibles complicaciones durante el parto normal.

En ocasiones se puede predecir de antemano, y por lo tanto programarla por motivos relacionados con la madre o el feto... Hoy en día existen unas técnicas de cesárea menos traumáticas y que permiten una mejor recuperación.

Descubre: ¿Qué alimentos puedo comer durante el embarazo?
Muesli © iStock

Desarrollo del bebé

El feto tiene menos espacio para moverse. Pesa algo menos de 3 kg. (aunque depende, el peso puede variar de un bebé a otro). Ya no va a crecer prácticamente, pero va a coger peso. El bebé se encuentra "nadando" en el líquido amniótico (de 0,5 a 1,5 litros). Además, se lo traga y pasa a su aparato digestivo, que comienza a funcionar.
Si por cualquier motivo das a luz esta semana, no pasa nada, tu bebé no será realmente prematuro. Todos sus órganos han llegado a madurar, incluso los pulmones.

Consejos para este mes de embarazo: precauciones cotidianas

El momento adecuado para ir al hospital

Las contracciones que indican que te estás poniendo de parto son fáciles de identificar ya que son dolorosas y cada vez más frecuentes. Debes estar muy atenta a su ritmo. Si se trata de tu primer bebé y las contracciones duran un minuto o menos y se reproducen cada 5 o 10 minutos, es el momento de acudir al hospital. Antes, es normal tener contracciones más débiles. Pero si ya te vas acercando a la etapa final del embarazo y estás nerviosa porque crees que vas a dar a luz, acude al hospital: es mejor ir y quedarte tranquila.

La pérdida de líquido amniótico pude ser la consecuencia de una fisura en la bolsa de agua o de su ruptura. En ambos casos, existe un riesgo de infección para el bebé o de que surjan complicaciones. Acude al hospital inmediatamente. No obstante, debes saber que la bolsa de agua también se rompe cuando una va a dar a luz. No te preocupes si no sucede antes. Tampoco esperes a perder todo el agua para ir al hospital.

¡No te preocupes!
Es cierto que de media un parto de una madre primeriza dura entre 8 y 10 horas, es decir, mucho más que el parto de un segundo o tercero. Pero el tiempo que dura un parto es muy variable de una mujer a otra. Algunas han llegado a tardar 20 horas mientras que otras lo han hecho rápidamente.

Para quedarte tranquila, piensa que así tienes tiempo de llegar al hospital y de estar acompañada del futuro padre durante todo ese tiempo. Además, que el parto sea largo no significa necesariamente que tengas que sufrir. Si el parto dura demasiado tiempo y presenta riesgos para el bebé o para ti, se provocará el parto a no ser que hayan previsto llevar a cabo una cesárea.

Lleva tus efectos personales y los de tu bebé. Evita conducir tú el coche y pide a alguien cercano que lo haga por ti.

¡Mi lista de recordatorios!

Principio de la baja por maternidad. Enviar un certificado a tu empresa.
Preparar la maleta
Atención: Visita rutinaria al médico para una posible provocación del parto
Principio de la baja por paternidad (15 días después del nacimiento)
Pedir la cita con el pediatra para el primer mes
Pesar al recién nacido (en una farmacia, etc)