Inicio / Maternidad / Embarazo

Maternidad

35a semana: noveno mes de embarazo

por Redacción enfemenino Creado en 15 de enero de 2017
35a semana: noveno mes de embarazo

Comienza tu 35a semana de embarazo, 37 semanas de amenorrea (SA) y te encuentras justo en el noveno mes de tu embarazo. Te contamos todo lo que necesitas saber.

Salud de la madre

Puedes ganar un poco más de peso de lo deseado en los últimos días. Tu cara, tus manos, pero especialmente los tobillos y los pies parecen hinchados. Esto se debe en gran parte a la retención de líquidos, con la aparición de edemas más o menos marcados. De hecho, es un síntoma bastante normal siempre que aparezca de forma progresiva y no padezca otros síntomas como una tensión arterial alta, una repentina dificultad respiratoria,etc. Todo vuelve a la normalidad cuando se ha dado a luz.

Descubre: 30 ideas de nombres italianos para bebés
Nombres italianos para bebés © Unsplash vía Echo Grid

Desarrollo del bebé

El feto mide alrededor de 45 cm y pesa 2,8 kg. El La pelusilla que le recubría desaparece y bajo su piel comienza a aparecer un poco de grasa.

El bebé continúa desarrollándose, en particular su cerebro, que pesa un poco más de 300 gramos. Pero es sobre todo después del nacimiento cuando este órgano va a desarrollarse por completo, durante los primeros años de vida. Cuando nacen, su cerebro pesará entre 350 y 400 gramos. En la edad adulta, su peso será de 1.400 gramos, más o menos.

Video por Diamar Dominguez

Consejos para este mes de embarazo: precauciones cotidianas

Posturas adecuadas

A continuación te sugerimos diferentes posturas para el dolor de espalda, vientre o la zona del perineo. Estas posturas, que están basadas en el yoga, deberían ayudarte a aliviar las molestias. Cuando realices estos ejercicios, hazlo relajadamente y respirando correctamente.

Relájate
El árbol: las manos juntas, un pie en equilibrio contra la rodilla de la pierna contraria.
Esta postura básica te permitirá tomar consciencia del equilibrio. Es una postura que favorece la energía y calma a las más angustiadas. Respira profundamente por las ventanas nasales. Mantén la posición durante algunos minutos y cambia de pierna.

La araña: esta posición es perfecta para la pesadez en las piernas y para relajar el vientre y la espalda. Túmbate en el suelo, con las nalgas arrimadas al máximo contra una pared. Sube las piernas con suavidad por la pared. Abre las piernas lentamente. El objetivo es que tu espalda se mantenga recta. Tu cuerpo debe formar un ángulo recto con la pared. Destensa las piernas. Respira profundamente. Si quieres puedes hasta cerrar los ojos. Mantén la posición durante unos minutos y vuelve a bajar las piernas flexionándolas y ábrelas hacia los lados.

Relaja el vientre
La rana: de cuclillas, con las manos en el interior de los muslos separados. El objetivo de este ejercicio es introducir la cantidad máxima de aire en el vientre y la parte baja de la espalda. Aliviarás las lumbares.
Este ejercicio también es bueno para trabajar los músculos del perineo. Deja caer la cabeza y respira a tu ritmo, por la nariz.

Redacción enfemenino
Durante los últimos 20 años, la prioridad de Enfemenino consiste en amplificar las voces de las mujeres. A través de nuestros contenidos, vídeos y eventos, queremos animar a nuestras comunidades …