Inicio / Maternidad / Embarazo / 39a semana: noveno mes de embarazo

Maternidad

39a semana: noveno mes de embarazo

por Redacción enfemenino Publicado en 15 de enero de 2017

Comienza tu 39a semana de embarazo, 41 semanas de amenorrea (SA) y te encuentras justo en el noveno mes de tu embarazo. Te contamos todo lo que necesitas saber.

Salud de la madre

Estás llegando al final de tu embarazo. La pregunta ahora es... ¿Cuándo ir al hospital? Es fácil, cuando las contracciones sean más intensas y frecuentes (cada 5-10 minutos) y duren como 1 minuto. La sensación de estas contracciones automáticas que no puedes controlar cambian de unas mujeres a otras: mientras que para algunas son muy dolorosas desde el principio, para otras el dolor llega algo más tarde. Cuando llegue la contracción, intenta relajarte y no "luchar contra" ellas.

Si rompes aguas, no esperes y ¡dirígete a la maternidad! Se aconseja no comer nada antes de ir. Eso sí, puedes beber todo lo que quieras. No te preocupes por el resto. La matrona y el ginecólogo ¡saben muy bien lo que hacer!

Descubre: Ilustraciones del día a día de una embarazada

Ilustraciones del día a día de una embarazada © Instagram Line Severinsen

Desarrollo del bebé

El bebé ya está preparado para nacer: ya mide unos 50 cm y pesa entre 3 y 3,5 kg.
Si das a luz por vía natural, el bebé efectuará una serie de desplazamientos y de movimientos para descender y deslizarse a través de la pelvis. Cuando empieces a dar a luz, los médicos te dirán que hagas un esfuerzo y que empujes para ayudarle a salir. A continuación, te dirán que no realices más esfuerzos y que dejes actuar a la madrona para ayudar al bebé cuando asome la cabeza y el resto del cuerpo.

En ocasiones, los médicos tienen que realizar una cesárea porque el bebé está sufriendo o porque no adopta la posición correcta para salir por vía natural. En la mayoría de los casos, este tipo de intervención se realiza con anestesia epidural, que te permitirá estar consciente cuando tu bebé nazca.

Consejos para este mes de embarazo: precauciones cotidianas

Preparativos para el primer vínculo con el bebé

¿Cómo te imaginas el primer contacto con su bebé? Si todo va bien en el momento del nacimiento, te dejarán a tu bebé sobre tu vientre incluso antes de examinarlo. Seguramente tendrá los ojos bien abiertos y te mirará fijamente.

No obstante, muchas veces el primer contacto íntimo no es un amor a primera vista como tantas veces te imaginaste. Que no cunda el pánico. Aunque hayas esperado este momento con impaciencia e ilusión, el lazo no se crea de forma inmediata.

- Hay que saber que un bebé al nacer a menudo tiene la cabeza ligeramente deforme debido al esfuerzo que ha hecho al salir. Y en ese momento no lo han lavado. Un aprendizaje necesario debe tener lugar entre la madre y el bebé. No obstante, después de unos días, este aspecto va cambiando. El bebé irá perdiendo el estigma de nacimiento y el contacto con la madre irá naciendo de forma progresiva.

- Además siempre hay una brecha entre el "niño real" y "el niño soñado" para referirse al aspecto negativo que tiene la madre con el recién nacido. A algunas madres les cuesta identificar al bebé que acaba de salir con el bebé que han tenido en su vientre durante nueve meses. Pero casi siempre,esa emoción inicial enseguida se convierte en un sentimiento de plenitud.

- Y, por último, no es fácil querer a una persona sin conocerla desde un principio. Estos sentimientos confusos se borrarán una vez que le alimente,le acaricie, le duerma, le cambie los pañales, le lave,etc. El instinto maternal se va desarrollando a medida que vas tomando contacto con el bebé, hasta convertirse en un flechazo.

por Redacción enfemenino