Inicio / Maternidad / Embarazo / Náuseas durante el embarazo: cuándo empiezan, cuándo terminan y cómo combatirlas

Maternidad

Náuseas durante el embarazo: cuándo empiezan, cuándo terminan y cómo combatirlas

por María Viéitez Creado en 22 de octubre de 2019
© GettyImages

Las náuseas durante el embarazo son un síntoma muy común que afecta a la mayoría de las mujeres embarazadas. A continuación te explicamos por qué se producen, cuándo comienzan, cuándo terminan y cuáles son los remedios más eficaces para combatirlas.

Las náuseas en el embarazo son comunes y, de hecho, son 4 de cada 5 mujeres las que las sufren con una mayor o menor frecuencia. Aun así, por lo general no son un trastorno grave de fuerte impacto en la vida de la gestante, por lo que no requieren de un tratamiento, sino que es suficiente con algunos remedios naturales y hábitos que puedes poner en práctica para combatirlas.

Y es que sólo en raras ocasiones las náuseas durante el embarazo pueden llegar a ser incapacitantes. En este caso hablamos de hiperémesis gravídica, trastorno que sólo afecta al 1% de las mujeres embarazadas: en ese caso la hospitalización puede llegar a ser necesaria. Aun así, en la gran mayoría de los casos, sin embargo, no hay nada que temer: las náuseas durante el embarazo son un síntoma común y pasan solas. A continuación te explicamos cuáles son sus causas, cuándo comienzan, cuándo terminan y cómo puedes tratarlas de forma natural y eficaz.

¿Cuándo comienzan y terminan las náuseas durante el embarazo?

Normalmente, las náuseascomienzan duranteel primer trimestre de gestación. En la mayoría de los casos se inician entre la quinta y octava semana de embarazo, aunque también es posible experimentar los primeros síntomas en la segunda semana. Por eso, no debes alarmarte si es tu caso.

Entre las semanas doce y catorce de embarazo, las náuseas alcanzan su punto máximo y desaparecen después del tercer mes, aunque muchas mujeres (alrededor del 20%) continúan experimentando síntomas después de esta fecha. A veces pueden incluso volver durante los últimos meses.

Las náuseas del embarazo a menudo se denominan "náuseas matutinas" porque tienden a aparecer por la mañana, aunque también pueden sufrirse después de las comidas y a la hora de acostarse.

¿Son una buena señal?

La causa principal de las náuseas en el embarazo es el cambio hormonal. El embarazo provoca un aumento de la progesterona y la producción de beta Hcg, hormonas que también afectan al tránsito intestinal y el proceso digestivo.

Además, durante el embarazo, se desencadena un proceso de defensa inmunitaria que provoca una mayor producción de jugos gástricos con los consecuentes cambios en el metabolismo. Si, por el contrario, las náuseas se producen en los últimos meses del embarazo, la causa es de otra naturaleza: se deben al agrandamiento del útero, que comprime el estómago causando reflujo de los jugos gástricos en el esófago. Este es el motivo por el que puedes sufrir de ardor.

Por último, tampoco es raro que las náuseas durante el embarazo estén motivadas por un problema psicológico: es normal estar agitado, sentir miedos, estrés y ansiedades que, sumados a los cambios hormonales, afectan al sistema nervioso. A menudo, uno de los mejores remedios es aprender a relajarse, buscar tranquilidad y cuidar de uno mismo, por ejemplo, dedicándote tiempo a ti.

¿Cómo combatir las náuseas?

Como dijimos, sufrir náuseas durante el embarazo es un trastorno común y transitorio y, por ello, no suelen precisar un tratamiento específico. Es suficientecon poner en práctica una serie de medidas que nos ayuden a sentirnos mejor y reducirlas en la medida de lo posible.

  • En primer lugar, es necesario aprender a relajarte, ya que el estrés no es bueno ni para usted ni para el bebé. Si experimentas situaciones de estrés constante o con frecuencia, es probable que las náuseas aumenten o se agraven. Es conveniente que evites en la medida de lo posible las situaciones que te hacen sentir ansiosa y busques espacio y calma para cidar de ti.

  • La nutrición es igualmente importante para limitar las náuseas. Trata de llevar una dieta saludable y regular, rica en fruta, verduras, legumbres y cereales integrales, y evita el ayuno y saltarte las comidas. COn el estómago vacío es aún más probable que sufras náuseas.

  • Evite todos los alimentos con olores muy fuertes, como quesos y platos con salsas picantes o exóticas. En su lugar, coma platos con mucha fibra, como pasta, arroz y pan integral. La sopa puede ser una buena opción para saciarte sin sentir náuseas. Por otro lado, limita la cafeína y los zumos de cítricos, ya que aumentan la acidez y pueen provocar ardor.

  • Los tés de hierbas, a diferencia de lo que comúnmente se cree, no ayudan a reducir las náuseas. Solo debes tomarlos bajo supervisión médica.

  • El ejercicio moderado puede ayudarte a limitar sus náuseas matutinas: si haces un poco de deporte (aunque sea de bajo impacto) todos los días, tu organismo se regulará y te sentirás mejor. Caminar es una opción ideal y te ayudará a segregar endorfinas.

  • Trate de evitar los lugares donde se fume mucho: el humo y el olor del tabaco no solo es perjudicial para tu salud y la del bebé sino que, además, puede provocar náuseas.

  • El jengibre y la menta son ingredientes que pueden ayudarte a combatir las náuseas, tanto por su olor como por su sabor.

  • Si te atreves, prueba la acupuntura: puede ayudarte a restablecer tu equilibrio energético, especialmente si el problema es de origen psicosomático.


Si las náuseas no desaparecen después del primer trimestre o se vuelven realmente incapacitantes, ponte en contacto con tu ginecólogo inmediatamente para que pueda estudiar el caso.

Video por Beatriz Lopez

Te puede interesar:
Estreñimiento durante el embarazo: remedios para tratarlo de forma eficaz
¿En que consiste una ecografía 3D? Te contamos cuánto cuesta y cuándo debes realizarla
¿Quiste de ovario? Resolvemos tus dudas sobre esta afección
La maniobra de Kristeller: directrices, posibles daños y consecuencias

por María Viéitez