Inicio / Maternidad / Embarazo / Quedar embarazada a los 35 años: todo lo que debes saber

Maternidad

Quedar embarazada a los 35 años: todo lo que debes saber

por Marila Barrantes Creado en 29 de abril de 2020
Quedar embarazada a los 35 años: todo lo que debes saber© Getty Images

A las mujeres de 35 años que esperan su primer hijo se les considera como mujeres embarazadas de alto riesgo médico. Pero no tenéis que entrar en pánico por esto. Si es tu caso, ¡te contamos todo lo que tienes que saber!

Para muchas mujeres, la formación y el éxito en sus carreras son los primeros pasos antes de comenzar una familia. Cuando finalmente consiguen el trabajo que quieren y tienen estabilidad en su vida privada, empiezan a pensar en tener hijos.

Gracias a los avances de la medicina, y a los cambios sociales, ahora es menos problemático para las mujeres mayores de 30 años tener un hijo. Aunque ya hayamos vencido la barrera de que las mujeres que deciden dar este paso a esta edad son unas "madres ancianas", es cierto que se les considera como embarazo de riesgo a los 35 años. Nos gustaría decirte exactamente lo que esto implica, cuáles son las ventajas y desventajas de estar embarazada a los 35 años.

Video por Carla Dominguez

Quedar embarazada a los 35 años: ¿por qué se me considera de alto riesgo?

Las mujeres que tienen su primer hijo a los 35 años o más, figuran en la lista de mujeres embarazadas de alto riesgo según las directrices médicas, pero esto no significa necesariamente que el embarazo sea también de alto riesgo.

Expliquemos esto con más detalle: la edad de una mujer embarazada es, en primer lugar, un riesgo teórico. Si no hay otras enfermedades crónicas, el distintivo "riesgo de embarazo" es solo una indicación para el ginecólogo que te vaya a tratar. Esto asegura que vaya a analizar más exhaustivamente tu embarazo obserbando determinados valores más de cerca.

Los estudios han demostrado que las mujeres que se quedan embarazas por primera vez a los 35 años, el riesgo de malformaciones genéticas del niño aumenta ligeramente. Por ejemplo, la probabilidad de que las mujeres de 35 años o más tengan un hijo con síndrome de Down es de 3 de cada 1000, y de 1 por cada 1000 para una mujer de 30 años. Pero esto también significa que de las supuestas 1000 mujeres que se quedan embarazadas por primera vez a los 35 años, 997 tendrán hijos sanos.

Las mujeres sanas que tienen un peso normal, una dieta equilibrada y hacen ejercicio de forma habitual pueden tener un hijo sano incluso después de los 35 años. La edad de la mujer puede desempeñar un papel importante en el embarazo pero, gracias a los exhaustivos exámenes preventivos durante el embarazo, no se le debe dar demasiada importancia.

Quedar embarazada a los 35 años: ¿cuáles son las ventajas de un embarazo tardío?

Por lo general, todas las mujeres embarazadas son examinadas minuciosamente. Y las que están embarazadas a los 35 años, incluso un poco más. Los costes de los exámenes de diagnóstico prenatal, como la amniocentesis o el examen de los tejidos de la placenta, están cubiertos por la seguridad social para una mujer embarazada de alto riesgo.

Esto significa que los riesgos teóricamente mayores de, por ejemplo, diabetes gestacional, envenenamiento del embarazo o hipertensión arterial se controlan tan minuciosamente que los riesgos reales se reducen al mínimo.

Otra ventaja de un embarazo "tardío" es que las mujeres que deciden conscientemente quedarse embarazadas a los 35 años o más, suelen tener más estabilidad en sus vidas. A esta edad toman una decisión consciente de tener un hijo y son conscientes de los cambios que esto conlleva.

Muchas de ellas también han adquirido seguridad financiera y saben que pueden mantenerse a sí mismas y a su hijo sin ninguna restricción. Entran en esta nueva fase de su vida con calma y con seguridad. Se sienten lo suficientemente maduras como para ser madres y asumir la responsabilidad de un niño.

Quedar embarazada a los 35 años: ¿cuáles son las desventajas de un embarazo tardío?

A la edad de 35 años, la fertilidad de las mujeres disminuye porque la ovulación mensual se pierde a veces. Esto significa que puede ser más difícil quedar embarazada a mediados de los 30, pero no tiene por qué serlo.

Una desventaja que puede tener un embarazo a los 35 años es que a esta edad ya se ha acostumbrado a ciertas rutinas y la vida con su pareja está bien establecida. Tal vez también se ha vuelto un poco menos flexible.

Con un bebé pequeño se necesita mucha flexibilidad. Tienes que estar preparada para las noches de insomnio o para cuadrar citas que son más difíciles de planear. Esto puede alterar la normalidad de tu rutina y crearte momentos de tensión, sobre todo si has tenido una misma rutina durante un período de tiempo más largo. No obstante, si es lo que deseas, seguro que acabas adaptándote.

Las mujeres que quedan embarazadas a los 35 años también tienden a preocuparse un poco más que las mujeres más jóvenes. Esto se debe, en parte, a que se ha confirmado (aunque solo en teoría) que tienen un embarazo de alto riesgo; pero también porque creen que su embarazo puede ser la última oportunidad de tener un bebé. Sin embargo, la presión y las preocupaciones que tienen las mujeres es lo menos propicio para un embarazo sin complicaciones.

Descubre: ¿Qué alimentos puedo comer durante el embarazo?
Muesli © iStock