Inicio / Famosos / Noticias Famosos

Famosos

Luján Argüelles: "No creo que me termine vistiendo de blanco"

por Daniel García Creado en 14 de enero de 2016
Luján Argüelles: No creo que me termine vistiendo de blanco© Gtres

La presentadora estrena maternidad y programa de televisión. Luján Argüelles nos cuenta cómo ha llevado eso de tener que llevarse a su hija recién nacida a las grabaciones del programa.

Luján Argüelles estrena programa de televisión. Esta vez, sin embargo, le ha venido con un bebé bajo el brazo. Se llama Miranda y, según su madre, ya apunta maneras delante de las cámaras. La presentadora estrenó el pasado lunes la tercera edición de Un príncipe para... en Cuatro, esta vez con un reino que tiene como protagonistas a tres princesas.

En el reino de Luján los cuentos son muy diferentes a los que escribió Disney en su momento. Y es que la presentadora no piensa de momento en pasar por el altar y dar el 'sí, quiero' vestida de blanco a pesar de que su marido es cristiano. "No creo que sea necesario ya con mi edad y con una hija", explica ella.

Desde Enfemenino hemos hablado con la presentadora, que explica cómo será el programa en las próximas semanas, las sorpresas que nos esperan, sus planes de su vida y cómo es ahora su vida en casa con un miembro más en la familia.

Luján Argüelles © Gtres

Tercera edición de ‘Un príncipe para’. ¿Con qué nos puede seguir sorprendiendo este programa? ¿Todavía le queda mucho por decir?
Eso habría que preguntárselo a Mercedes Milá y a Gran Hermano, un programa que ya lleva 16 ediciones y todavía le quedan muchas más. Creo que este tipo de formatos dependen en gran medida del protagonista, del personaje y también de una manera de hacer televisión radicalmente diferente, asombrosa y novedosa. Como dicen en algunas críticas de televisión, un modelo digno de ser estudiado en universidades. Todas estas flores las pongo sobre la mesa porque no son para mí, son para los editores del programa. Esta manera de hacer televisión, con ese ingenio, el ingenio nunca se agota.

¿Qué te parece que Rajoy vea este tipo de programas?

Me parecen dos cosas: es un presidente del Gobierno con un gran sentido del humor y el humor es indispensable para tomar decisiones y llevar una vida con cierta coherencia. Cuando yo voy por la calle mucha gente me dice lo mismo: ‘No me gustan estos programas pero este lo veo’. Creo que uno tiene que reivindicarse a sí mismo y sus gustos y no pasa nada. Me gusta Gran Hermano y lo veo, me gustan los informativos de La 1 y los veo, me gusta Mariano Rajoy y lo veo o me gusta Pedro Sánchez y Pablo Iglesias y lo veo. En España tenemos determinadas barreras y cosas que no tienen mucho sentido. Él ha hecho un ejercicio de que le gustan estos programas y los ve.

¿Y qué le dirías a la gente que opina lo contrario, que habla de telebasura con este tipo de televisión?

Estamos en un país en el que constantemente aludimos el entendimiento, el respetar, el ser demócrata. Ejerzamos la democracia. Cada uno ve y hace lo que le apetece y hay que respetarlo.

¿Cómo te lo has pasado en las grabaciones?

Estábamos en una especie de resort. Estoy siendo muy generosa con el productor ejecutivo de este programa y por eso hablo de ‘una especie de’, pero pasamos fenomenal. Estuvimos un mes entero y esa convivencia siempre es muy divertida.

Te toca hacer de madre de las princesas…

De hecho, tengo casi la misma edad que sus madres. He hablado con sus asesores y con ellas pero con las madres no.

¿Cómo describirías a cada princesa a grandes rasgos?

Más o menos como se describen ellas. Marta tiene claro que es una princesa tradicional, lo que pasa es que siempre es más llamativo hablar de princesa de pueblo o princesa rural. Está encantada con su pueblo y es muy tradiciones. Rym es un una mujer muy exótica y muy rompedora. Hay muchas niñas que se ponen en contacto con ella porque son también musulmanas pero que quieren vivir su religión y sus creencias de una forma diferente. Yiya es un huracán en erupción. La mujer antitética, rebelde, siempre es no pero sí, siempre sí pero no, siempre con algo que objetar, algo que decir.

¿Con cuál te asemejas más?

Probablemente siempre he sido una mujer tradicional porque nací en un pueblo y viví en un pueblo de 1.000 habitantes. Pero es verdad que también soy una mujer de carácter. El hecho de tener carácter puede ser positivo o negativo dependiendo de cómo lo uses, y soy un poco Yiya en ese sentido. También es verdad que los años te van limando o sabes manejar tu carácter.

¿Cómo compaginaste la grabación con el recién nacimiento de tu hija?

Pues el bebé se vino conmigo. Se vino a la grabación. Tenía un mes y pocos días y me la lleve a la grabación. Son grabaciones relajadas porque grabas por la mañana una o dos horas y luego ya no grabas hasta el día siguiente. Estábamos allí en esa especie de resort y lo pasamos muy bien. Había equipos que descansaban, nos íbamos a Estepona, a Marbella, salíamos y dábamos vueltas.

¿Cómo está la pequeña de la casa?

Espectacular.

¿Se agradece tener este tipo de formatos más relajados para poder compaginarlos con tu vida personal o te apetece dar un salto más?

Si alguien me dice que firma un papel asegurándome que voy a estar ocho años haciendo programas de amor sería perfecto. Yo me divierto mucho. Estamos en un país y en un momento donde es una maravilla poder tener trabajo, seguir saliendo adelante y darle un futuro a mi hija maravilloso. Lo haría sin ningún tipo de problemas. Ahora bien, me gusta hacer programas en directo. Estuve 12 años haciendo radio, me tiene que gustar a la fuerza. Me parecería una posibilidad que me enriquecería profesionalmente, sin duda. Me gustaría poder seguir compartiendo este tipo de experiencias. A la vida hay que pedirle que las cosas sigan bien y podamos trabajar.

Luján Argüelles y sus princesas © Gtres

Cada vez te vistes más de princesa. ¿No te vamos a ver de blanco?

Eso es el departamento de estilismo. No creo que me vista de blanco. No creo que sea necesario ya con mi edad y con una hija. Miranda es el mayor de nuestros compromisos. Es cierto que cuando me preguntaban por el bautizo de Miranda expliqué que su padre es católico y quiere que su hija esté bautizada para que pertenezca al universo del catolicismo. Hasta que ella tenga que decidir, si su padre quiere, pues muy bien.

¿Ya tiene dotes delante de la cámara?

Precisamente en el bautizo yo aluciné. El cura la cogió, era un cura muy moderno, y ella posaba. No puede ser. Me tiene que salir médico o notario además de feliz. Pero no puede estar flirteando con el público de la Iglesia. Es muy divertida y espabilada. Te seduce todo el tiempo y sonríe a todo el mundo.

¿No te gustaría que siguiera tus pasos?

No. Me gustaría que hiciera lo que ella quisiera y el haga feliz. Pero esta profesión si es vocacional disfrutas un montón pero tiene que ser muy vocacional porque tiene muchos claroscuros y muchas luces y sombras. Para soportar los momentos duros que tiene tienes que tener mucha vocación y tenerlo muy claro.

¿Qué planes hay para este año?

A ver si tenemos muchos, ojalá. Mientras que Telecinco, Mediaset o Cuatro no den el paso al frente… yo simplemente soy presentadora.

¿Y si te dan una época de descanso te ves formando familia numerosa?

Tanto como numerosa no me da tiempo. Ahora en febrero cumplo 39 y no me da tiempo ya. El tema de la maternidad no llega cuando quieres. Hemos retrasado mucho la edad de maternidad porque entendemos que nuestra profesión está por delante, por eso ya no es una decisión que tomemos de forma voluntaria. Vendrá si Dios quiere y los óvulos quieren.

¿Pero te gustaría tener otro?

Sí, la verdad es que es una experiencia única.

¿Y cómo llevas lo de cumplir años?

De momento bien.

¿Te gusta celebrarlo?

Sí, sí. De momento no me han dicho que vaya a tener sorpresas ni nada. Son unos tacaños y nos insulsos. Pero supongo que alguna cosa me prepararán.

¿Las mujeres también sufren la crisis de los 40?Yo por el momento no he tenido pero no puedes decir de este agua no beberé. Igual empiezas a tener una serie de complejos y de historias que yo de momento no tengo. Yo me adapto a lo que va viniendo con alegría, con mi niña y esas cosas.

Y además:
Luján Argüelles, madre de su primera hija, Miranda
Luján Argüelles, embarazada de su primer hijo