Inicio / Famosos / Noticias Famosos / Sara Carbonero: la mujer que no habla pero publica todo

© Gtres
Famosos

Sara Carbonero: la mujer que no habla pero publica todo

por Daniel García Publicado en 25 de abril de 2016

Sara Carbonero sólo abre la boca cuando hay una marca publicitaria de por medio. Se niega a hablar de su boda secreta, pero va soltando imágenes a través de las redes sociales.

Sara Carbonero pisa España muy de vez en cuando para ser imagen de un acto publicitario. Hace apenas 10 días presentaba su último encuentro con los medios de comunicación. Habían pasado pocos días de su boda secreta y había muchas dudas sobre la mesa. Pero la presentadora no quiso soltar prenda.

La mujer de Iker Casillas no lució la alianza de casada y no quiso dar detalles sobre lo que sucedió aquel día. "No voy a dar detalles", dijo ante los micrófonos de los medios de comunicación. "Se hizo porque nos apeteció hacerlo así", aseguró.

Unos días después de ese acto en el que Carbonero no quiso abrir la boca a pesar de estar cobrando como imagen de la marca, la propia periodista ha compartido una imagen en Instagram en la que se la ve luciendo tripa y alianza. Carbonero no habla, pero enseña mucho.

Sara Carbonero © Instagram

En la fotografía se puede ver una al​​ianza acompañada de un pequeño texto: "Esos momentos en los que las únicas prendas que te valen son las camisas de tu chico (para más inri tu chico usa la talla XL) y en los que tu nariz empieza a ensanchar y prefieres cortar las fotos. Ya sabéis de lo que os hablo, mamás. Esos momentos maravillosos que no cambio por nada".

A Carbonero se le da mucho mejor explicarse en su cuenta de Instagram que delante de sus compañeros periodistas a los que no quiso contar nada. Al menos, su cuenta en las redes sociales se ha convertido en un diario de noticias. Y es que ella sabe que todo lo que comparte se convierte en noticia.

Y además:
Sara Carbonero guarda silencio sobre su boda secreta
Sara Carbonero e Iker Casillas nos enseñan su casa en Oporto

por Daniel García

Puede interesarte

por redacción
por redacción
por redacción
por redacción
por redacción
por redacción
por redacción
por redacción
por redacción
por redacción