Inicio / Novias / Organización

Novias

Bodas en invierno: las ventajas de casarse en esta época del año

por María Viéitez Creado en 25 de febrero de 2020
495 compartidos
Bodas en invierno: las ventajas de casarse en esta época del año© Unsplash

Quizás todavía no conozcas todas las ventajas de celebrar una boda en invierno, pero son muchas. Y no hace falta que te vistas de la reina de las nieves: puedes organizar una celebración sencilla, sofisticada y elegante y, además, en un entorno de ensueño. Toma nota y no descartes estas fechas para celebrar este evento tan especial.

¿Alguna vez has pensado en la idea de celebrar tu boda en invierno? Con frecuencia, cuando pensamos en la boda de nuestros sueños, se nos vienen a la cabeza entornos idílicos y paradisíacos: bodas en la playa, vestidos ligeros, celebraciones al aire libre y eventos llenos de flores frescas. De hecho, la mayoría de las bodas se celebran en primavera y en verano. Pero, ¿por qué no darle una oportunidad al otoño o al invierno para celebrar este evento?

Estas dos estaciones también tienen sus encantos y, sin duda, son opciones que te animamos a considerar cuando sea el momento de organizar tu boda. ¡Puedes sacarle mucho más provecho del que crees a una boda en invierno! Si no descartas esta opción, sigue leyendo: las bodas en invierno tienen mucho que ofrecer.

Video por Norma Varela

Muchas parejas descartan desde el principio casarse en invierno por miedo al frío que puedan pasar ellos o los invitados. Piensan que las bajas temperaturas o el entorno pueden entorpecer la organización del evento o que, por otro lado, ofrecen menos posibilidades a nivel estético. Pero si eres de las que piensa eso, te aseguramos que las bodas que se celebran en invierno también pueden ser bodas de ensueño. Y en este artículo te lo vamos a demostrar.

Las ventajas de casarse en invierno

Escoger fecha es mucho más sencillo. La mayoría de las parejas prefiere casarse en verano y primavera y, por ello, si decides casarte en otoño o e invierno, lo tendrás mucho más fácil para escoger fecha. Hay muchos más lugares y días disponibles para escoger el día que más os apetezca y, además, es probable que los invitados lo tengan mucho más fácil para asistir.

Los precios suelen ser más económicos. Invierno es la temporada baja de las bodas y, al igual que ocurre con el verano, los precios son mucho más bajos. Así que si tu presupuesto es ajustado, no dudes en considerar esta estación para celebrar el evento. No solo ahorrarás en los trajes, la decoración, el lugar del banquete y la organización de la luna de miel también serán más bajos.

Puedes llevar capa o abrigo. ¿Has pensado en lo elegante que puede lucir un vestido de novia acompañado de una capa o un abrigo? Imagina caminar dentro del lugar donde se celebre la ceremonia cubierta con esta prenda y, al llegar, quitártela para lucir un impresionante vestido.

La luz de otoño y de invierno es perfecta para las fotografías de la boda. Ya lo sabemos, las fotos de boda en los atardeceres del verano pueden quedar espectaculares, pero la luz del otoño y el invierno no tienen absolutamente nada que envidiarle a la estación calurosa. En esta época del año, el sol incide en un ángulo menor que durante el verano, por lo que es muy fácil conseguir fotos preciosas, y eso sin contar con el efecto del agua o la nieve.

Coge algunas ideas para celebrar tu boda en invierno © Pinterest

Organizar una boda en invierno: cosas que debes tener en cuenta

  • Si decides organizar tu boda en invierno, es importante que tengas en cuenta que durante esta época del año hay menos horas de sol que durante el verano. Por eso, debes escoger con cuidado la hora a la que se celebrará el evento. Así, es preferible que optes por una boda de mañana, de modo que podéis disfrutar de más horas de luz y haga menos frío en el exterior.
  • La temperatura del lugar donde se celebre la ceremonia es importante. Por ello, habla con el responsable del lugar e intenta que sea posible poner la calefacción unas horas antes de la llegada de los invitados, de modo que a la hora que se celebre la ceremonia, el lugar esté lo suficientemente acondicionado. También puedes aprovechar la circunstancia para decorar el lugar con un bonito detalle: coloca mantas ligeras en los bancos o sillas para los invitados e incluso fulares de terciopelo para las invitadas. ¡Creará un ambiente precioso y muy acogedor!
  • Organiza muy bien los tiempos, de manera que los invitados no pasen mucho rato en la calle o en un jardín. ¡Planear todo es esencial para que tu boda funcione de forma fluida!
  • Debes asegurarte que en el lugar de la celebración haya un lugar seguro donde los invitados puedan dejar los abrigos. Esta condición no suele ser necesario en las bodas que se celebran en otras épocas del año, pero en invierno es esencial. Debe ser un ropero que este controlado constantemente por un responsable.
  • Escoge con cuidado el vestido de novia. Puede que, a priori, pienses que un vestido de novia para una boda en invierno no sea demasiado vistoso, pero si es así, es porque no has pensado en todas las posibilidades que ofrecen estos trajes en estaciones frías. Los vestidos de novia de manga larga son muy elegantes y sofisticados. Puedes escoger mangas de telas ligeras que, simplemente, tapen un poco los brazos sin dar mucho calor –ten en cuenta que no es necesario estar abrigada durante la celebración ni la ceremonia.

Ideas que te gustarán

  • Durante esta época las flores son más escasas y, por ello, son algo más caras. Así que decántate por flores de temporada: eucalipto, rosas de pitiminí con cardos, flor del arroz, matricaria y scilla. Aunque no lo creas, pueden crear un entorno idílico precioso y, si quieres, puedes combinarlas con velas para un ambiente aún más acogedor.
  • Como aperitivo, en lugar de limonada puedes ofrecer chocolate caliente o infusiones. Los invitados agradecerán este detalle tan original.
  • En invierno, el catering ofrece posibilidades infinitas y deliciosas. ¿Quién no adora los platos calientes en las épocas de frío? En invierno, tenemos mucho más apetito, así que estamos seguros de que los invitados e invitadas disfrutarán al máximo de la comida. Te sugerimos que abras el menú con un rico consomé, continuar con solomillo con una salsa contundente y cerrar la comida con un delicioso postre caliente.
  • Evita los clichés. No por ser invierno deberás optar por copos de nieve, las flores blancas o los manteles de tartán. Hay muchas opciones que encajan bien con esta época del año, así que no dudes en poner flores frescas y la decoración colorida. Te sugerimos caminos de mesa en tonos verdes, azules o estampados con hojas.
  • Elige un perfume con notas florales. En invierno podemos permitirnos perfumes con aromas afrutados y florales, ya que no empalagan aportan mucha frescura.​
  • La banda sonora perfecta. Si bien en verano encajan a la perfección bandas sonoras más festivas, una boda en invierno sugiere tonos más románticos. Te sugerimos que la música que acompañe el evento sea el jazz o el soul.
  • ¿Y si creas un blanket corner? Un rinconcito en el lugar de la celebración donde los invitados e invitadas puedas servirse con mantas en caso de que tengan fríos. Es un detalle perfecto y muy original con el que todos podrán sentirse cómodos.

Descubre: 30 vestidos de noche para una boda de verano

Te puede interesar...
¿Qué muebles y decoración necesito para mi boda?
¿Zapatos de novia cómodos? Sí, quiero
La marca de cosmética (para todos los bolsillos) que ha conquistado a las influencers más top
¡Mesas llenas de amor! Los restaurantes más románticos de Madrid

495 compartidos