Inicio / Moda / Shopping

Moda

Cómo cuidar un piercing infectado en la oreja

por Blanca Nieto Creado en 14 de enero de 2020
Cómo cuidar un piercing infectado en la oreja© Getty

Los piercings en la oreja vuelven a ser una de las tendencias más destacadas de la temporada. Los aros en versión mini, las cruces o los pendientes con forma de rayo son solo algunos de los modelos más trendy. Si tú también has caído en esta moda y quieres saber cómo cuidar tu piercing para evitar que se infecte, esto es todo lo que debes saber.

Si estás pensando en decorar tu oreja con algún pendiente extra, debes saber que las opciones son muy numerosas, desde los tradicionales pendientes en el lóbulo, hasta los piercings de la hélix, pasando por los del tragus. Cada pendiente dará un toque de personalidad a tu look y podrás personalizar tu oreja con infinidad de tipos de pendientes, ¡se trata de una de las tendencias de esta temporada! Eso sí, debes tener en cuenta unas normas básicas de higiene para que tu nuevo complemento no se convierta en un engorro. Sí, los piercing en la oreja pueden infectarse fácilmente, sobre todo si te lo has hecho en el cartílago, por ello, debes seguir unas pautas a la hora de limpiarlo para evitar que te de cualquier tipo de problema.

Video por Carla Dominguez

Cuenta siempre con la ayuda de un profesional para hacerte el piercing

Aunque parezca obvio, muchas veces nos confiamos y no siempre contamos con la ayuda de un profesional para hacernos un piercing. Es común, de hecho, ver tutoriales sobre cómo hacerse un piercing en la oreja a uno mismo...¡error! Acude siempre a un centro especializado, que cuente con material esterilizado y cumpla con todas las normas de higiene adecuadas. Evita hacerte los agujeros con pistola, garantizan menos seguridad que las agujas, ya que permiten obtener menos precisión la hora de hacer el agujero, y además, no siempre garantizan una correcta esterilización.

Desinfecta todos los días el piercing

Una vez que te hayas perforado la oreja, es esencial limpiar todos los días el agujero para evitar que este se infecte. Lávalo 2 o 3 veces al día con un poco de suero fisiologico y pulveriza unas gotas de clorhexidina sobre la herida (puedes comprar la solución en Amazon 8,30€). Se trata de un antiséptico que evitará que el agujero se infecte. Otra opción es lavar el agujero 2 o 3 veces al día con agua con jabón, esto mantendrá a las bacterias alejadas de tu herida y evitará que el piercing se te infecte.

Normalmente, los piercings en el lóbulo de la oreja no presentan complicaciones, aunque es necesario seguir estas medidas de higiene. Por su parte, los piercings en el cartílago son más propensos a tener complicaciones, ya que la perforación de esta parte de la oreja provoca una mayor inflamación y tarda más tiempo en cicatrizar. Si te has hecho un piercing en el cartílago, es normal sufrir dolor los primeros días, incluso las primera semanas. Es probable que la herida te moleste al dormir y que tengas que recostarte sobre el otro lado para evitar dolor en la zona afectada. No te preocupes, si limpias el agujero varias veces al día con los productos adecuados, evitas tocarte el agujero con las manos sucias y mantienes tu pelo recogido tu piercing cicatrizará bien y no presentará problemas.

¿Cuándo acudir al médico?

Si han pasado varias semanas desde que te hiciste el pendiente y la zona sigue inflamada, caliente, te duele o supura, es conveniente que te plantees la posibilidad de quitarte el pendiente. Si tienes fiebre o la infección no remite, lo más recomendable es acudir al médico para que evalúe la gravedad de la infección y te de la mejor recomendación para solucionar el problema lo antes posible. Recuerda que la oreja es una zona menos delicada que, por ejemplo, la lengua, pero aún así debes vigilar la herida para evitar complicaciones.

Otras recomendaciones que trambién debes tener en cuenta

Tras perforarte la oreja, recuerda que debes mantener el pendiente medicinal durante, al menos, 1 mes. Si el agujero lo has hecho en el cartílago, es recomendable que esperes aún más, entre 2 y 3 meses. De esta forma, conseguirás que el agujero cicatrice correctamente y no entren posibles bacterias en el cambio de pendiente. Evita usar alcohol o agua oxigenada para limpiar la herida, estos productos son muy agresivos y eliminan las células sanas de la herida, necesarias en el proceso de curación. Opta siempre por agua con jabón o soluciones salinas, como el suero fisiológico (comprar en Amazon) o la clorhexidina, son alternativas más respetuosas con el pH de nuestra piel.
Lávate a menudo las manos y evitar tocar la zona afectada con las manos sucias. Si tienes el pelo largo, intenta llevarlo recogido el mayor tiempo posible. El contacto constante del pelo con el agujero pueden favorecer la infección.

A la hora de elegir el material de tu joya, te recomendamos optar por el acero quirúrgico para el pendiente medicinal, es el que más alejadas mantienen a las bacterias. Después, elige un pendiente de material hipoalergénico, como el oro, el platino, el acero quirúrgico o el platino.

Ideas de piercings:

Descubre: ¡Las celebrities también llevan piercings!
© Rex Features

Y además...

Estrellas y constelaciones, los pendientes y piercings más originales de la temporada
Cómo combinar la ropa con tus joyas preferidas
Piercings en la oreja: los más deseados por las famosas