Inicio / Belleza / Shopping / Puntas secas, raíz grasa: 5 consejos para cuidar el cabello mixto

Belleza

Puntas secas, raíz grasa: 5 consejos para cuidar el cabello mixto

por Blanca Nieto Creado en 30 de julio de 2019
Puntas secas, raíz grasa: 5 consejos para cuidar el cabello mixto© Getty Images

El cabello mixto...ese gran olvidado del que apenas se habla, pero que es más común de lo que parece. Si tu pelo también tiende a acumular grasa en la raíz, pero las puntas permanecen secas estos 5 consejos te interesan: así es cómo debes cuidara tu pelo mixto.

¿Tu pelo tiende a engrasarse con facilidad, mientras que las puentas están secas y quebradizas? Sabemos que lidiar con el cabello mixto puede ser verdaderamente complicado, pero es un tipo de pelo más común de lo que piensas. No solo el calor del verano o las agresiones del cloro y el salitres son responsables de tus problemas capilares, el estrés, la mala nutrición o los desajustes hormonales pueden alterar el equilibrio de tu cabello y hacer que se produzca más grasa de lo normal.

Por suerte, esta condición de tu cabello no tiene por qué ser permanente, te damos los mejores consejos para devolver el equilibrio a tu cabello y olvidarte del problema del pelo mixto.

#1: Cambia de champú

Da igual que tu pelo haya sido siempre graso y no sea nada nuevo para ti, es conveniente comprobar que los ingredientes de tu champú son los adecuados para tu tipo de cabello, y cambiarlo a menudo antes de que te acostumbres a él y deje de ser efectivo. Si tienes el pelo aléjate de los champús hidratantes, mejor opta por uno para controlar el exceso de grasa y refrescar y calmar el cuero cabelludo. Para hidratar el pelo, opta por un acondicionador o sérum y aplícalo solo en las puntas, de esta formas mantendrás la raíz sin grasa, pero hidratarás las zonas más estropeadas.

Los champús con extracto de ortiga o regaliz son muy eficaces a la hora de regular la producción de sebo, manteniendo la raíz libre de grasa durante más tiempo. Junto con ingredientes como el limón, la menta o la arcilla, el tratamiento equilibrante se vuelve súper completo, y además dará un extra de volumen, te damos 2 opciones muy eficaces y cuidadosas con tu cabelllo:

Klorane, champú a la ortiga: purifica en profundidad el cabello con suavidad para regular el exceso de grasa en la raíz. El cabello queda suelto y ligero durante más tiempo. Puedes comprarlo en Amazon por 10,33€.

Alma Secret Champú SHIKAKAI: contiene ortiga, espirulina, menta, romero, cedro, limón y lavanda para un cuidado de tu cabello súper completo, pero también natural. Limpia, calma, detoxifica, equilibra, revitaliza y regenera el cabello. Su fórmula se completa con Jojoba y Coco, aceites hidratantes, acondicionadores y reestructurantes de la fibra capilar, Pantenol reparador intensivo así como Proteínas de Seda e Hidroqueratina, que ayudarán a restaurar la fibra capilar. No contiene parabenos, siliconas, perfumes ni químicos, es 100% respetuoso con tu cuero cabelludo. Puedes comprarlo en Amazon por 22,50€.

#2: Cuidado específico solo en la zona de las puntas

Si tienes el pelo mixto, seguro que sabes que prescindir de acondicionador o sérum es algo utópico para ti si no quieres que tus puntas parezcan un puñado de paja cayendo sobre tus hombros. Por suerte, no tienes que hacerlo. Los productos suavizantes del pelo son necesarios para cuidar las puntas, solo hay que aplicarlos con las debidas precauciones para evitar que generen más grasa en nuestro cuero cabelludo.

Hidrata únicamente la zona de tu pelo que lo necesite, es decir, a partir de la mitad de la melena y hasta las puntas. Evita que cualquier producto hidratante entre en contacto con la raíz para evitar que haya una sobreproducción de sebo.

Con cabello mixto, solo la línea del cabello que lo necesita debe hidratarse. Por lo tanto, el cuero cabelludo y la línea del cabello quedan fuera. La longitud del cabello y especialmente las puntas quebradizas se pueden alisar con un acondicionador para el cabello. Estos son los sprays que revitalizarán tus puntas desde el primer uso:

Ten cuidado no solo al aplicar el producto, sino también al peinarte, ya que es muy probable que extiendas el producto en la raíz con el peine. Utiliza un cepillo específicamente para las puntas y otro para la raíz, aunque te parezca exagerado, ahorrará muchos problemas a tu pelo mixto.
Utiliza para las puntas un cepillo que no quiebre tu fibra capilar, por ejemplo, el Tangle Teezer, muy respetuoso con el pelo más resquebradizo (cómpralo en Amazon por 7,99€).

#3: Evita los productos de peinado

La laca, la espuma para dar volumen, el spray para ondas surferas... sin duda hay un spray para cada peinado, pero si quieres devolverle el equilibrio a tu cabello, lo mejor es que prescindas de todos ellos, ya que son especialistas en dejar residuos en el cuero cabelludo, lo que se traduce en un aumento inmediato de la cantidad de grasa producida. Además, estos productos suelen contener mucho alcohol, ingrediente que elimina la humedad de nuestra fibra capilar y hace que el pelo se nos quede frágil y quebradizo.

Límitate al uso de champú y acondicionador y deja que se seque al aire, sin secador ni placha. Si no puedes prescindir de estos productos, aplica un spray protector térmico para evitar que el pelo se te reseque aún más, ¿nuestro preferido? El spray protector de GHD, puedes ser tuyo por 16,30€

#4: Usa un cepillo limpio

No solo es importar los pinceles y brochas de maquillaje para evitar la aparición de granitos y brillos, también es esencial limpiar a menudo nuestro cepillo del pelo, para que la suciedad, la grasa o los restos de productos no se acumulen, provocando más producción seborreica en la raíz. Te recomendamos limpiar el cepillo una vez cada dos semanas, aproxidamente.

Primero, retira los pelos que se han acumulado en el cepillo. Luego llena el lavabo de agua y echa un poco de champú. Mete en remojo el cepillo durante unos minuto y enjuágalo de nuevo con agua limpia.

#5: Recógete el pelo con más frecuencia

Nuestro peinado también afecta a la grasa de nuestro cuero cabelludo. Si lo llevamos suelto, el moviemiento favorecerá una mayor producción de sebo, además, el roce constante al que están sometidas las puntas si llevamos el pelo al aire hará que se vuelvan más quebradizas. Cuando no llevamos el pelo recogido también tendemos a tocárnoslo más, haciendo que se nos ensucie antes.


Incluso el peinado incorrecto puede darnos un enfoque grasiento y puntas secas. Si usamos nuestro cabello abierto, automáticamente está más en movimiento. Esto no solo puede acelerar la producción de sebo en el cuero cabelludo, sino que también mantiene las puntas del cabello frotando y volviéndose quebradizas. Además, con el cabello abierto, tendemos a pasar las manos por nuestra melena con mucha más frecuencia, lo que también hace que se vean grasosas más rápido.

¿La solución? Recógete el pelo con más frecuencia, ya sea en coleta o moño. Usa una goma que no dañe la cutícula, como estas de Invisibobble.

Y además...

5 productos para evitar el pelo graso y lucir melena
¿Sabes cuál es el mejor cepillo para tu pelo?
Acaba con las puntas abiertas con 5 productos milagro