Inicio / Maternidad / Shopping / ¿Sabes cómo escoger la mejor taza para tu bebé?

Maternidad

¿Sabes cómo escoger la mejor taza para tu bebé?

por María Viéitez Creado en 20 de septiembre de 2019
© Getty

Cuando tu bebé empiece a tomar alimentos sólidos, más o menos cuando cumpla un año, necesitará un líquido con el que acompañar las comidas y cenas. Esto le ayudará a coger el hábito de beber agua con regularidad y, además, evitará que desarrolle problemas dentales.

A partir de los seis meses es recomendable que tu bebé tenga su propia taza para coger el hábito de hidratarse durante las comidas y cenas. Además, es importante que lo haga entre los 6 meses de edad y el año, ya que utilizar biberón a partir de los 12 meses puede causar problemas en el desarollo de los dientes e incluso interferir en el desarollo del habla.

¿Sabes cuánto debes gastarte? Como la mayoría de herramientas de destete, las tazas de 'entrenamiento' para bebés son muy económicas. Una taza de sorber básica puede costarte en el supermercado entre 2 y 3 euros. Incluso las tazas más caras con caracterísitcas especiales, como asas hergonómicos y boquillas antiderrame siguen siendo económicas: puedes encontrarlas por alrededor de 5 euros.

Lo que debes tener en cuenta

Elegir una taza para tu bebé es un proceso de prueba y error: lo que a unos les encanta, otros lo detestan. Lo que debes intentar descubrir es qué taza prefiere tu bebé y con cuál se siente más cómodo.

La mayoría de las tazas para bebés y niños pequeños tienen una boquilla succionadora que permite que la transición del biberón al vaso convencional sea más sencilla. Estas boquillas pueden ser o no antigoteo.

Esta taza de Philips Avent es perfecta para bebés a partir de los 6 meses de edad, ya que el ángulo de su boquilla reduce el ángulo de inclinación de la cabeza del bebé. Además es antigoteo, por lo que es una muy buena opción para que tu bebé inicie el aprendizaje. Puedes comprarla en Amazon por 7,73€.

Las tazas a prueba de derrames tienen ventajas obvias, pero pueden ser bastante difíciles de dominar para los bebés: a menudo necesitan absorber fuerte o incluso morder el pico para que la bebida fluya. Las boquillas suelen ser de plástico duro, goma o silicona. Las primeras pueden resultar más incómodas, pero son resistentes, mientras que las de silicona pueden dañarse con facilidad con los dientes del bebé.

Si tu hijo es un poco más mayor, puedes optar por botellas o tazas con pajita incorporada: son muy recomendables para que se familiaricen con hábitos adultos. Por lo general, suelen ser a prueba de fugas, pero son más incómodas de lavar.

Ante todo, trata de buscar una taza que sea fácil de utulizar y sujetar por tu bebé, bien con asas o con un diseño hergonómico que se ajuste a sus manos. De hecho, algunas de ellas están diseñadas para crecer con su bebé: pueden ser compatibles con una tetina para biberón y con una boquilla para sorber, convertirse en una taza abierta e incluso tener asas extraíbles.

Este tipo de tazas permiten que la adaptación sea gradual. Aun así, también debes tener en cuenta que cuantas más piezas tenga, más dificil será de limpiar y montar.

Esta taza se llama Miracle por una razón: su borde permite beber en sus 360 ​​grados y es totalmente antigoteo y antiderrames, ya que la boquilla se sella en cuanto el niño deja d beber. Además, sus grandes asas son muy fáciles de sostener por las manos de tu pequeño. Puedes comprarla en Amazon por 9,49€.

Si quieres ser práctica, escoge tazas que puedas lavar en el lavavajillas y puedas calentar en el microondas, ya que te ahorrarrán mucho tiempo, especialemnte si la utilizas para la leche. Algunas, tienen características especiales, como las aislantes, diseñadas para mantener la bebida caliente o fria; o incluso pueden contener un núcleo separado que se puede congelar o rellenar con otra bebida. ¡Hay multitud de colores, motivos y diseños, por lo que tu pequeño podrá ayudarte con la elección!

Y si crees que tu hijo o hija está preparado, puedes saltarte el paso de adaptación con la taza de boquilla y animarle directamente a que utilice una taza convencional. Aunque cuentas con la desventaja de los posibles derrames, este tipo de diseño no interfiere en el desarrollo de la dentadura de tu bebe.

Esta taza de Tommee Tippee 360 grados, por ejemplo, ha sido diseñada para evitar los derrames accidentales y no requiere limpiezas interminables. Tiene una textura suave y, al no tener boquilla, favorece el desarrollo dental mientras ayuda a tu pequeño aprender a beber como los mayores. Puedes comrparla en Amazon por 9,99€.

Video por Carla Dominguez

Y además...
¡A comer! Las mejores tronas de comedor para bebés y niños pequeños
Pañales reutilizables, ¿son buenos para mí bebé? ¿cómo elegirlos?
Claves para acertar a la hora de elegir tu nueva silla de coche

por María Viéitez