Inicio / Belleza / Shopping

Belleza

La ortiga y los milagros que puede obrar en cosmética

por María Viéitez Creado en 5 de agosto de 2019
La ortiga y los milagros que puede obrar en cosmética© Getty

Habrás escuchado hablar de lo beneficioso que es para la piel el aloe vera, la rosa mosqueta, el coco y el aceite de argán. Pero, ¿conoces los beneficios cosméticos de la ortiga? Históricamente ha sido despreciada como una mala hierba y denominada 'la planta de los ciegos' por su fácil reconocimiento táctil, pero la ortiga tiene mucho que aportar a la salud y la cosmética.

La planta de la ortiga, un arbusto que no llega a crecer más de 60 centímetros de altura, comenzó a utilizarse en cocina por sus propiedades nutritivas y por tener un sabor muy peculiar. Con el paso de los años, se descubrió que tenía múltiples beneficios a nivel medicinal, por lo que se empezó a utilizar como fármaco. En concreto, posee un alto contenido en calcio, magnesio, manganeso, hierro y ácido fólico.

Lo cierto es que, aunque esta planta sea repudiada por pertenecer a la familia de la Urtica, puede ser muy beneficiosa para la salud desde la raiz hasta las hojas. Para empezar, sus raíces contiene lignanos y lectina, que protegen la salud cardiovascular, y polifenoles, que tiene propiedades antioxidantes. Sus hojas contienen sales minerales y flavonoides, que actúan contra la fragilidad capilar y como anticancerígeno. E incluso sus pelos urticantes contiene histamina (antiinflamatorio y antialergias) serotonina, acetilcolina y ácido fórmico.

Todas estas propiedades pueden traducirse en que la ortiga ayuda a frenar hemorragias, curar llagas y heridas, tartar la anemia, curar y prevenir alergias, reparar y fortalecer el cabello, y desintoxicar la piel y el organismo.

¿Y como cosmético?

En cosmética, esta planta es versátil y útil para multitud de usos. Tomada en infusión, la ortiga ayuda a purificar la piel y el pelo desde dentro. Al eliminar las toxinas, ayuda a reducir el acné, eliminar el exceso de grasa e incluso tratar los eczemas y la psoriasis. Además, tras hervir la planta (incluyendo hojas y raíces), puedes utilizar el agua para lavar tu rostro o elaborar mascarillas caseras. Tambíen puede utilizrla para lavar tu cuero cabelluda, ya que puede tratar la caspa y la caída excesiva. ¿Te atreves con esta planta milagrosa?

Para tu cabello

A modo de tónico: extracto de ortiga verde

Este extracto de ortiga mayor posee un principio activo que activa la microcirculación de la piel y ayuda a sanar heridas. Actúa también como barrera antimicrobiana y purificante, es decir, tiene propiedades antiséoticas que previene la caspa y aportan frescura alcabello. Además, previene la caida e hidrata el cuerro cabelludo, por lo que te ayudará a tratar la psoriasis o los eczemas.

¿Cómo usarlo?
Puedes aplicarlo directamente sobre la piel, el cuero cabelludo y el pelo a modo de tónico. También puedes mezclarlo con cremas, champús, acondicionadores o, incluso, el maquillaje, para lograr un cuidado integral de la piel y el pelo.

Para el lavado: jabón ecológico de ortiga y romero

Se trata de un champú sólido ecológico prensado en frió y elaborado a partir de romero y ortiga. Ayudara a devolverle la vitalidad a tu pelo: lo notarás más fresco, suave y suelto al instante. Además está enriquecido con oliva y ricino, que ayudan a hidratar sin aportar grasa en exceso. Libre de químicos, este champú natural es una opción excelente y, al ser sólido, ¡dura mucho tiempo más tiempo!

¿Cómo usarlo?

Es un champú ideal para utilizar en tu rutina diaria de lavado de cabello, ya que lo liberará de las toxinas, las siliconas y los parabenos de los champús tradicionales.

Para tu rostro

Limpieza facial: limpiador a base de ortiga

Este limpiador de RAU Cosmétics está elaborado a base de extracto de ortiga. Es ideal para el lavado diario de la cara y también como desmaquillante (sirve incluso para ojos y labios), ya que elimina todas las células muertas y las impurezas de la piel. Esta enriquecido con aloe vera y libre de acietes minerales y parabenos, por lo que es respetuosos y suave con pieles sensibles y secas.

¿Cómo usarlo?
Si lo utilizas como desmaquillante, aplícalo sobre un algodón
y masajea tu rostro hasta eliminar todo el maquillaje. Si lo utilizas como limpador facial, puedes aplicar unas gotas en tu mano, extenderlo y masajear tu piel en círculos. Ayudara a estimular la microcirculación y eliminar el acné y las rojeces.

Para hidratar: crema de noche a base de ortiga blanca

Y para la noche, ortiga blanca. Esta crema de Oriflame ha sido elaborada a base de extracto de ortiga blanca, sauce blanco y vitamina E. Si tienes piel grasa, esta rema es ideal para ti, ya que hidrata al tiempo que matifica (controla la sobreproducción de sebo) y reduce los poros abiertos para que tu rostro se vea liso, radiante y en equilibrio. Está enriqucida con extracto de castaña y brezo para suavizar, refrescar y reconfortar la piel depués de los daños que sufre durante el día.

¿Cómo usarlo?
Después de desmaquillarte y lavar tu rostro por la noche (a ser posible con agua fría), aplícala sobre la piel masajeando en círculos para una mejor absorción. Produca evitar el contacto con los ojos.

Video por Carla Dominguez
María Viéitez
María es redactora digital y de contenidos de actualidad en enfemenino, y tiene claro que la comunicación es lo suyo. Seducida por la lectura, la escritura y las ganas de …