Inicio / Maternidad / Shopping / Sillitas de coche para bebés: ¿de frente o de espaldas a la marcha?

Maternidad

Sillitas de coche para bebés: ¿de frente o de espaldas a la marcha?

por Blanca Nieto Creado en 16 de mayo de 2019
© Getty Images

Si estás esperando un bebé sabrás que es imprescindible tener una buena sillita para el coche que garantice una total seguridad y comodidad para el pequeño. ¿Sabes cómo colocar la sillita del bebé? ¿Cuándo debe ir de frente y cuándo de espaldas a la marca? Te resolvemos todas las dudas sobre la colocación de la sillita del coche de tu pequeño.

Video por Carla Dominguez

Posición a contramarcha, ¿de dónde viene?

La colocación del bebé en la silla de espaldas a la marcha está inspirada en la posición que tienen los astronautas cuando viajan al espacio. Sí, durante los años 60 el profesor sueco Bertil Aldman indicó que los astronautas de la NASA se colocaban de espaldas al sentido de la marcha para repartir las fuerzas de aceleración en la espalda y aminorar la fuerza del impacto en caso de choque. Aldman confirmó que este mismo principio se podría aplicar en la forma de colocar al bebé dentro del coche, fue así como surgió esta posición, más segura para bebés de muy poco peso y estatura.

La seguridad con la posición de espaldas a la marcha

Cuanto más pequeño es un bebé, menos capacidad tiene sujetar su cabeza, ya que esta es proporcionalmente más pesada que el resto del cuerpo. Por esta razón es particularmente importante proteger al máximo la cabeza del bebé mientras va en el coche.
En caso de colisión frontal, si el bebé viaja de frente a la marcha, su cabeza puede resultar especialmente dañada, ya que el impacto provocará que salga hacia la parte delantera del coche, mientras que el cuerpo queda anclado y protegido a la sillita. El daño causado a sus cervicales y al cráneo puede ser irreversible en un caso así.
Por el contrario, si el bebé va de espaldas a la marcha, en caso de colisión frontal la presión se ejerce de forma diferente: la fuerza se reparten por la espalda del bebé y su capacidad de soportar el choque es mayor que si va de frente. Además, la cabeza está más protegida y los riesgos de daños cervicales son considerablemente menores.

¿Qué dice la ley sobre viajar de espaldas a la marcha?

Según la normativa R44/04, un bebé debe viajar obligatoriamente de espaldas a la marcha hasta que alcance los 9kg de peso, es decir, las sillitas de coche de los grupos 0 y 0+ deben colocarse a contramarcha.
Para las sillas de coche homologadas i-Size se aplica la normativa R129 que obliga a dejar la silla colocada de espaldas a la parcha hasta, al menos, los 15 meses de edad.

¿A qué edad puedes colocar al bebé de frente?

La ley indica que es obligatorio que el bebé viaje de espaldas a la marcha mínimo hasta que alcance los 9kg de peso o los 15 meses de edad, pero ¿hay un límite de edad o peso máximo?

Legalmente no hay un límite máximo de edad para ir de espaldas a la marcha, pero es importante tener en cuenta cuál es la posición más cómoda para el bebé y la más adecuada según su corpulencia. Si se cumples los requisitos de seguridad y confort te recomendamos dejar al bebé en posición de contramarcha el mayor tiempo posible, ya que se trata de la posición más segura. Según un estudio realizado por Volvo, un niño situado de espaldas a la marcha corre un 70% menos de riesgo que si va de frente a la carretera. En Suecia, los niños están obligados a permanecer en una posición de espaldas a la carretera hasta los 4 años aproximadamente (hasta los 18 kg). La American Academy of Pediatrics apoya estas recomendaciones escandinavas e indica que los niños no debería ir de frente a la carretera hasta, mínimo, los 2 años.

¿Cuáles son las sillitas de bebé adaptadas para ir de espaldas a la marcha del vehículo?

Algunos modelos de sillitas para bebé han sido especialmente diseñadas para ir contramarcha durante toda su vida útil. Es el caso, por ejemplo, de la sillita de bebé Sirona M2 de Cybex, creada para niños de hasta 105 cm, es decir, de unos 4 años. Es una silla muy recomendable, ya que figura en las listas de las mejores y más seguras y se adapta para acompañar a tu bebé desde su nacimiento hasta sus 3-4 primeros años. Está en la innovación en cuanto a medidas de seguridad, ya que tiene refuerzos laterales que absorben la energía en caso de impacto. En cuanto al anclaje, está equipada con un sistema Isofix y una pata de apoyo, te recomendamos verificar siempre si tu coche es compatible con estos sistemas antes de comprar una silla nueva.

Como ya te contamos en nuestro artículo Sillas de coche giratorias: estas son las mejores para tu bebé, existen sillas giratorias, como el modelo Dualfix de Britx Römer que permite un giro de 360º para facilitar la instalación del bebé. Al igual que el modelo Sirona de Cybex, esta silla también es una de las mejor valoradas en los tests de seguridad realizados por organismos internaciones.

Es importante destacar que estos dos modelos pueden colocarse tanto de frente como de espaldas a la marcha, por lo que son muy versátiles una vez que el niño ha superado el peso mínimo para ir de frente. En cualquier caso, si prefieres optar por una silla con orientación únicamente de espaldas a la marcha, te recomendamos el modelo Max Fix II de Britax Römer. Es muy ligera, perfecta si necesitas mover la silla de coche. Está acolchada en los laterales para ofrecer mayor amortiguación en caso de impacto. Es perfecta para bebés desde su nacimiento hasta los 4 años.

¿Es más difícil instalar una sillita a contramarcha?

La respuesta es no, no es más difícil instalar una sillita a contramarcha. En ambos casos la instalación puede hacerse con ayuda del cinturón de seguridad o con un sistema Isofix. Si deseas instalar la sillita a contramarcha pero tienes miedo de que sea complicado meter al niño, te recomendamos optar por una silla que gire. Podrás rotar la sillita hasta que quede de frente a la puerta, lo que te facilitará colocar al bebé.

¿Es cómodo para el niño ir de espaldas a la marcha?

Los principales organismos que organizan las pruebas de seguridad de las sillas de bebé son unánimes respecto a la seguridad que implica para el niño ir contramarcha. En cuanto al confort, son distintos los aspectos a tener en cuenta para determinar si la postura será cómoda, o no, para el niño:

La postura de las piernas: una vez que el niño crezca y pese más de 9kg, debes preguntarte si la longitud de sus piernas le permite adoptar una postura cómoda de espaldas a la marcha. Normalmente, los niños se sientan con las piernas dobladas de forma natural, pero debes observar la postura que adopta tu pequeño en la sillita para determinar si ya es demasiado alto para continuar a contramarcha.
El campo de visión: contrariamente a lo que peuda parecer, el campo de visión del bebé es mayor cuando está de espaldas a la marcha. La visión panorámica que tiene por el parabrisas y las ventas traseras es más amplio que el campo de visión que tiene cuando está de frente, ya que los asientos delanteros le impiden ver a través de la luna delantera.
El contacto con el pequeño: es posible que no te guste la idea de no tener contacto visual con tu pequeño mientras está de espaldas a la marcha. Pero, no te preocupes, existe un pequeño accesorio muy práctico y accesoible que te permitirá ver en todo momento lo que hace tu bebé. Se trata de un espejo especial, puedes comprarlo en Amazon por 16,99€.

Y además...

¿Qué silla de coche para bebé elegir?
¿Qué sistema de sujeción elegir para la sillita de coche de tu bebé?
Sillas de coche para bebés: todo lo que debes saber sobre los distintos grupos
Test impacto frontal: ¿cuáles son las sillitas de bebé más seguras?

por Blanca Nieto