Inicio / Maternidad / Shopping / ¿Cuáles son las mejores sillas de coche para recién nacidos?

Maternidad

¿Cuáles son las mejores sillas de coche para recién nacidos?

por Blanca Nieto Creado en 20 de mayo de 2019
© romrodinka / Getty

Garantizar la seguridad de un bebé es esencial durante sus primeros meses de vida, especialmente durante los trayectos en coche. Por ello, es importante elegir una sillita infantil que cumpla todos los requisitos de seguridad. ¿No sabes qué silla elegir? Te damos las claves para hacer una buena elección para tu bebé.

La elección de una silla para tu bebé es esencial, especialmente durante sus primeros meses de vida, momento en el que el cuerpo de tu pequeño es más frágil y puede sufrir grandes lesiones en caso de impacto. Las opciones son numerosas y es difícil tener claro cuál es el modelo más apropiado para tu bebé. En este artículo hemos resumido toda la información que debes tener en cuenta a la hora de comprar tu primera silla infantil y hemos hecho una selección de los mejores modelos, teniendo en cuenta las garantías de seguridad que ofrecen, las opiniones de otros padres y la relación calidad-precio.

Video por Patricia Álvarez

Las sillas de coche para recién nacidos: los cucos y los portabebés

Los cucos o capazos y los portabebés (comúnmente conodidos como maxicosis) han sido creados especialmente para bebés recién nacidos. La ventaja de este tipo de sillas es que pueden utilizarse, no solo en el coche, sino también sobre el cochecito. Se trata de una combinación muy práctica, ya que puedes trasladar al bebé del coche al carrito sin necesidad de sacarlo de la silla o de despertarlo.

Tanto el cuco o el capazo como el portabebés pueden sujetarse directamente con el cinturón de seguridad o con un sistema isofix. Antes de comprar un sistema de viaje (cochecito + silla de coche) asegúrate de que esté correctamente homologado para viajar en un vehículo y comprueba que el sistema de sujeción es compatible con tu coche.

¿Cuáles son las características de un capazo?

El capazo, también conocido como cuco, es una especie de moisés rígido que se coloca en la parte trasera del coche de forma paralela a los asientos delantero, es decir, ocupando dos asientos al mismo tiempo: uno de los laterales y la parte del medio. El capazo puede utilizarse también a modo de cuna para el bebé. Está equipado con un pequeño colchón suplmentario para obtener el mismo nivel de comodidad para el bebé que en la cuna. Es perfecto si tienes que salir de casa para ir, por ejemplo, a casa de unos amigos o familiares a cenar, ya que no tienes que despertar al pequeño para transportarlo de un sitio a otro. El capazo está adaptado para recién nacidos hasta bebés de unos 10 kg de peso, es decir, pertenece al grupo 0.

¿Cuáles son las características de un portabebés?

La función principal de un portabebés es la de proteger al bebé durante los viajes en coche. El bebé puede quedarse dormido en el, pero la posición es semi-inclinada, por lo que no es la ideal para un sueño prolongado. Pertenece al grupo 0+, es decir, están adaptados a bebés desde el nacimiento hasta los 13 kg de peso. Otra de sus características es que siempre debe ir instalado de espaldas a la marcha, para garantizar la máxima seguridad para el bebé. El portabebés puede colocarse tanto en la parte delantera como en la trasera, pero siempre se recomienda la parte de atrás. Si no tienes otra opción y debes colocar el portabebés en el asiento del copiloto es imprescindible que desactives el airbag, ya que en caso de activarse puede provocar graves lesiones en el bebé. Los portabebés están equipados con un relleno absorbente que protege al bebé en caso de choque. También tienen un reposacabeza ajustable que ofrece mayor confort y protección.

Una de las ventajas de los portabebés es que algunas pueden girar hasta 360º, es decir, una vez que el niño es demasiado mayor para ir de espaldas a la marcha puedes girar la silla y colocarla de frente. Las sillas de bebé giratorias pertenencen al grupo 0+/1.

¿Qué silla ofrece mayor seguridad: capazo o portabebés?

El mayor defecto del capazo es que no ofrece una sujeción total del bebé, por lo que puede presentar riesgos para tu bebé en caso de accidente. Por ejemplo, la cabeza o el cuello del bebé no están correctamente sujetos, por lo que puede ser peligroso. La columna vertebral de un bebé recién nacido aún no está totalmente formada, por lo que un choque violento podría causar graves secuelas.

El portabebés garantiza una mayor seguridad para el bebé en caso de choque. Está equipado con un relleno envolvente y protecciones laterales que amortiguan el golpe si hay un accidente. Está perfectamente adaptada para ser instalada en el coche para cortos y largos trayectos, tan solo hay que instalarla adecuadamente para que garantice la máxima seguridad. Coloca el portatabébés siempre de espaldas a la marcha, la posición de frente es peligrosa para bebés del grupo 0+.

¿Cuál de las dos opciones es más práctica?

El capazo es una opción ideal para llevar al bebé a cualquier sitio sin necesidad de cambiarlo de silla o despertarlo. El bebé está tumbado sobre un pequeño colchón, por lo que puede dormir cómodamente como si estuviese en la cuna. Además, si el capazo está equipado con doble sistema, podrás colocarlo en el carrito y usarlo para los paseos.

El portabebés también puede utilizarse sobre el carrito, es muy práctico para salir a pasear o para llevar a tu bebé de un sitio a otro, pero no es conveniente dejar al bebé durante mucho durmiento en la silla, sino que está mejor adaptado para viajes en coche con una postura semi-inclinada. Para dormir, es mejor optar por el capazo, tiene una postura más ergonómica para el bebé, incluso es perfecta para que el bebé pase la noche entera.

¿Cuál tiene mejor precio?

La diferencia de precio entre un capazo y un portabebés no es tan grande como para hacer que la balance se incline de una lado o de otro. Los precios entre ambos tipos de silla de bebés son bastante similares, pudiendo variar en unos 50-100€. Ten en cuenta que un alto precio no siempre garantiza calidad, sino que debes consultar bien todas las características de cada modelo para estar segura de que cumple con tudas las normativas de seguridad y que es 100% compatible con tu vehículo.

¿Qué silla elegir para un bebé recién nacido?

Para los viajes en coche, la mejor posición para un bebé es la de semi-tumbado, ya que mantener al niño tumbado durante demasiado tiempo puede favorecer la aparición de gases o reflujo. Por ello, lo ideal es optar por un portabebés. Con respecto a este tipo de sillita, los estudios realizados en cuanto a seguridad y comodidad para el bebé recomiendan no sobrepasar una hora y media en esta posición, por lo que si vas a realizar un trayecto largo te recomendamos hacer paradas pasado ese tiempo. No abuses del portabebés, está diseñado para ofrecer seguridad en caso de accidente de coche y para pasear al niño en el carro, evita que el niño pase demasiado tiempo en él. En ese caso, es mejor optar por un capazo, mucho más cómodo para el bebé.

Si quieres que tu bebé tenga mayor comodidad en el portabebés, añádele un cojín reductor que permite mantener la postura correcta del bebé. Algunos cojines reductores también están equipados con cojines con memoria, que recuerdan la forma del bebé para evitar hacer presión en su cuerpo y espalda, además de reposa cabezas ergonómico. La ventaja de un cojín reductor es que se adapta a todos los tipos de sillas, tanto portabebés como capazo.

¿Hasta cuándo llevar al bebé en un capazo o portabebés?

  • Dado que el capazo pertenece al grupo 0, podrás llevar a tu bebé en el hasta que alcance los 10 kg, es decir, aproximadamente hasta los 6 meses.
  • El portabebés, por su parte, pertenece al grupo 0+, por lo que puedes llevar a tu bebé en él hasta que alcance los 13 kg de peso (hasta que cumpla 1 año, aproximadamente), siempre de espaldas a la marcha.
  • Si compras una silla de coche giratoria que pertenezca al grupo 0+/1 podrás utilizarla hasta que tu bebé alcance los 18 kg de peso.

En conclusión: ¿es mejor optar por un capazo o por un portabebés?

El mejor consejo que podemos darte es que te hagas con los dos tipos de silla, el capazo y el portabebés, ya que cada uno de ellos es útil para una situación determinada. Para trayectos cortos en los que vas a transportar al bebé de un sitio a otro, donde vas a permanencer bastante es mejor optar por un capazo, ya que la postura es más ergonómica para que el bebé duerma.
Si prefieres garantizar, ante todo, la seguridad total de tu bebé en caso de accidente, es mejor optar por un portabebés, por ejemplo, a la hora de realizar viajes largos, aunque recuerda siempre hacer las paradas aconsejadas. Para paseos cortos también es una buena opción.

Y además...

¿Qué silla de coche para bebé elegir?
¿Qué sistema de sujeción elegir para la sillita de coche de tu bebé?
Sillas de coche para bebés: todo lo que debes saber sobre los distintos grupos
Test impacto frontal: ¿cuáles son las sillitas de bebé más seguras?

por Blanca Nieto