Inicio / Moda / Tendencias / Un paseo por la historia de la moda: curiosidades de diseño

Moda

Un paseo por la historia de la moda: curiosidades de diseño

por Redacción enfemenino Publicado en 27 de diciembre de 2017
A-
A+

¿Sabías que la moda de diseño se remonta hasta los tiempos del Antiguo Egipto?

Los egipcios, junto con los griegos y romanos, formaron civilizaciones extraordinarias muy adelantadas a su tiempo. Así, al igual que desarrollaron artes como la literatura, la música y la pintura, fueron también desarrollando una gran creatividad en el diseño y un gran gusto por la moda.

La moda de diseño, entendida como la capacidad creativa de sastres y modistos de inventar nuevas prendas y cortes, fue in crescendo. La variedad de telas, cortes y colores fue cambiando constantemente creándose tendencias que iban y venían, tal y como ocurre en nuestros tiempos.

Aunque cada cultura tuvo su peculiar moda de diseño, se puede apreciar una evolución de estos pueblos hasta que la revolución industrial y los modernos canales de distribución hicieron que la moda de diseño se convirtiese en un arte capaz de crear tendencias a nivel mundial. Desde enfemenino te proponemos un viaje a través de la historia de la moda de diseño para conocer las tendencias de cada época.

Diseño de moda en el Antiguo Egipto

Ya en aquella época los nobles egipcios utilizaban distintos tipos de tela y patronaje para distinguir su posición social a través de su ropa y existían sastres y modistos. Además, los egipcios adinerados utilizaban pieles cortadas por modistos y piedras preciosas para adornar sus atuendos. Inicialmente usabanalgodón y más tarde el lino porque era considerado más puro. El color más habitual era el blanco, acompañado de dibujos en los bordes.

La moda de los egipcios:
Los hombres llevaban un schenti y las mujeres un kalasiri. El schenti era una falda corta con extremos cruzados que se ceñían a la cintura. El kalasiri era un vestido largo de una pieza con dos tirantes que cubrían los senos. Había grandes diferencias según la clase social. Los obreros iban semidesnudos, tapados por un taparrabos, mientras que las mujeres de clase alta cada vez iban más cubiertas. Otra moda entre los ricos era la depilación, tanto masculina como femenina, ya que el vello corporal era considerado como impuro y opuesto a lo divino.

Diseño de moda en la Grecia clásica

Los modistos griegos utilizaban lino, lana y pieles para elaborar la ropa. La moda de diseño se diferenciaba de la egipcia por la introducción de gran variedad de prendas. La diferenciación de moda otoño-invierno y primavera-verano comenzaba con el pueblo griego. Sin embargo, las diferencias entre ropa de hombre y ropa de mujer eran menores que en la tierra del Nilo.

Las prendas esenciales eran el chitón y el himatión. La primera era una túnica y la segunda una capa. Además de éstas, los guerreros llevaban una especie de pantalón, jalecos (chalecos) con medias mangas y algunos hombres de clases altas incluso llevaban un faldellín (falda corta) que hoy sigue siendo una prenda tradicional griega y que era la prenda más parecida a las de la moda de diseño egipcia.

La ropa femenina era objeto de deseo y existían distintos estilos. Las mujeres de Atenas llevaban modelos complicados, en ocasiones ajustados y, muy habitualmente, llevaban adornos como volantes y bordados. Aunque existían vestidos de todos los colores y dibujos, el verdadero lujo de las mujeres eran las joyas, especialmente aquellas que utilizaban para decorar su pelo con diademas.

Diseño de moda en la Roma clásica

La moda de diseño de Roma fue la más rica de todas. El famoso escritor romano Plauto llegó a parodiar en una de sus comedias los grandes gastos que realizaban los romanos para tener un armario lleno. Esta fue la época de esplendor de bordadores, camiseros, curtidores, tintoreros y zapateros. A diferencia de los griegos, los romanos cosían sus telas, principalmente de lino e hilo. Los romanos más ricos se permitían el lujo de tener sastres entre sus esclavos, aunque los oficios artesanos relacionados con la moda de diseño fueron ganando prestigio progresivamente.

Los romanos utilizaban amplias telas para cubrir su cuerpo. La prenda por excelencia era la toga aunque la prenda que siempre llevaban era la túnica, ya que esta iba inmediatamente pegada a su cuerpo. Era parecida al chitón griego y el corte era el mismo tanto para hombre como para mujer.

En cuanto al calzado romano, aunque la sandalia seguía siendo un habitual había distintas versiones como la cáliga y el campago y numerosos accesorios como anillos, brazaletes y collares. Estos accesorios también los llevaban junto con cadenas de oro, perlas y piedras como rubíes y esmeraldas.

Moda de diseño en la Edad Media

La moda de diseño de la Edad Media sigue estando liderada por los romanos aunque éstos adoptaron prendas y estilos de bárbaros, bizantinos y árabes. Salvo para actos oficiales, los romanos dejaron de utilizar la toga, influenciados por el pudor de las creencias cristianas. La tendencia de la moda de diseño fue la de cubrir el cuerpo.

Una de las primeras adopciones fue el uso de bragas (no las modernas, sino una especie de pantalones) que utilizaban los bárbaros. También se adoptaron las calzas, unas medias de paño o cuero de distintos colores. Las túnicas se seguían utilizando pero más amplias y siempre por encima de las bragas o las calzas.

De los árabes se tomaron los zaragüelles (calzones anchos), fajas, turbantes y gorros. La moda de diseño morisca hizo común en España el uso de pequeños turbantes y la aljuba, una corta túnica ceñida al brazo y a la cintura pero ancha en el resto del cuerpo. Incluso después de la Reconquista se llevaba esta prenda con botones en las mangas. En esta época lograron gran popularidad los talleres de moda de diseño que innovaban distintas prendas como calzas a la española y talles como jubones y corpiños. Aunque la mayor novedad fueron, sin lugar a dudas, las faldas, que llegaron desde Italia.

Diseño de moda en la Edad Moderna

La moda de diseño de la Edad Moderna se caracteriza por grandes cambios de principio a fin. El Renacimiento fue la época de esplendor de la moda italiana con sombreros de plumas, zapatos de punta ancha y sombreros de pluma. Las mujeres continúan llevando jubones y corpiños y se imponen las faldas y sobrefaldas hasta que en España se impone el verdugado, una saya acampanada sostenida por un armazón de alambres o madera.

Al Renacimiento le sigue un tiempo de influencia francesa. La moda de diseño francesa incluye medias de seda y vestidos con pliegues y mangas estrechas. La mujer sigue llevando verdugados anchos con corpiños ajustados o faldas rectas a las que incorporan una larga cola y el cuello doblado. Se empiezan a llevar los zapatos de tacón, los escotes, las chaquetas de manga larga y la tendencia del peinado es de rizos y gran volumen.

A medida que se acerca la Revolución Industrial se empiezan a llevar vestidos, pelucas y grandes sombreros aunque en España lo que se impone son las mantillas para la cabeza, siendo las más admiradas las de fabricadas en seda.

Diseño de moda en la Edad Contemporánea

La moda de diseño se ha desarrollado a una velocidad frenética en el Siglo XX, edad contemporánea. Algunos consideran que la moda comienza en el 1900 con la llamada silueta S, una especie de “wonderbra” que empujaba los pechos hacia arriba. Pasando por los encajes y la Belle Epoque se llega a un período de moda más cómoda para la mujer en los años 20. En las fiestas se llevaban los escotes y en las calles las chaquetas.

Moda en los años 30
En los años 30 se popularizaron los pantys y los trajes de chaqueta y, en los años 40, se volvió a un look más elegante de manos de Christian Dior con vestidos más ceñidos a la cintura. Las curvas femeninas se asociaron a un ideal de belleza con actrices como Marilyn Monroe como referentes.

Moda en los años 60 y 70
Empezaban a imponerse los zapatos puntiagudos, accesorios y complementos como bolsos que se llevaban al codo y estampados de flores que, en los años 60, son sustituidos por pantalones de campana y blusas de algodón. En los años 70 se mantienen los temas floreados que se mezclan con “moda retro”, triunfando las botas entre las mujeres.

Moda en los años 80 y 90
En los años 80 y 90 se sigue en una línea de libertad de expresión y comodidad con la novedad de la transparencia en la ropa. La lencería deja de ser un tabú y es habitual que los tirantes de los sujetadores sean visibles, permitiendo a la mujer mostrarse como quiera. Cada vez más los looks se asocian a grupos sociales y camisetas con mensajes y se popularizan el tinte de pelo, los piercings y los tatuajes.

Diseño de moda en el siglo XXI

A partir del siglo XXI, año 2000 se empieza a hablar de tribus urbanas y se asocian una serie de marcas y estilos a cada una de estas “tribus”. El traje y los vestidos clásicos se llevan solo en ocasiones especiales y para trabajar en entornos exclusivos o de cara al cliente. Nace una tendencia hacia la customización de la ropa. Son muchas las personas que crean sus propias prendas y accesorios y las opciones de diseño y personalización se incluyen en procesos de fabricación a escala mundial.

La ropa es un reflejo de la personalidad y la individualidad de cada persona, una forma más de expresarse. Los trajes y vestidos de marcas de lujo se vuelven a pedir a medida y se paga por la exclusividad. La moda de diseño vuelve a ser trendy y se considera artistas a modistas y diseñadores de moda.

Descubre: Vestidos inspirados en Disney

Vestidos inspirados en las princesas Disney © Disney/ Style

Y además:
Ultra Violet: el color que teñirá tu armario en 2018
Cómo llevar leggins de cuero: 30 ideas para acertar

por Redacción enfemenino