Inicio / Moda / Tendencias / La moda tenía un precio...y The Brubaker nos enseñó cuál era

Moda

La moda tenía un precio...y The Brubaker nos enseñó cuál era

por El equipo editorial Creado en 28 de abril de 2014
© The Brubaker

No, esa camisa Oxford perfecta, con los puños impecables, con un cuello que no se deforma y que se adapta perfectamente al cuerpo de tu exigente novio, marido, hermano o padre, no cuesta tanto como crees. Sin intermediarios, sin tiendas físicas y con un diseño cien por cien español, The Brubaker consigue elaborar los básicos para un fondo de armario masculino de calidad, con un precio justo. ¿Cómo? Te contamos su secreto.

Comercio electrónico, materiales de primera calidad y un acabado de lujo. Estas son las tres claves que hacen de The Brubaker la empresa textil perfecta para todos aquellos que no se conforman con la moda de usar y tirar. Sus prendas están llamadas a perdurar en el armario masculino -y esperamos que pronto llenen también el inmenso espacio del guardarropa femenino-, como esos básicos imperecederos que todo hombre con estilo debe tener. Y antes de hablarte de su identidad, de su transparencia a la hora de producir, o del mimo con que diseñan y fabrican cada prenda, te damos un aperitivo en imágenes. Así se marca la diferencia:

El cuello perfecto © The Brubaker

Alejado de la vorágine de tendencias y del bombardeo de novedades semanales al que están rendidas las tiendas, The Brubaker lanza un producto al mes -y emplea cuatro meses en su creación desde cero-. ¿Imaginas cuánto se puede cuidar una pieza si dedicas tanto tiempo a experimentar con el diseño o a elegir el mejor tejido? Es así como nacen sus camisas Oxford, en blanco, rosa y azul, con o sin bolsillo, según lo que el cliente pida, pues otro de los secretos de la firma es su manera de escuchar al cliente y satisfacer sus necesidades. El comprador lleva las riendas, y a través de sus redes sociales, mail e incluso del chat de su página web, puede sugerir qué cambios le interesaría introducir en sus prendas, o cuáles son los productos que les interesaría tener en su armario.

Si decides regalar una de sus camisas, no te preocupes, la etiqueta no le rozará la piel a aquel que reciba el presente, pues la talla y demás información está impresa directamente en el cuello, así como el fitting del que se trate: super slim, slim o regular. Y además estarás adquiriendo una camisa de tejido italiano, que suele emplearse para prendas a medida, realizada en talleres españoles que fabrican para las grandes firmas.

También puedes decantarte por sus jerséis de cashmere, con un ajuste que estiliza la figura a la perfección y que contiene 270 gr. de cashmere 100%, es decir, sin mezclas. O por sus cinturones, con un forro que no se desgastará por mucho que lo use. ¿Su última creación? Un polo que promete ser perfecto, 100% algodón natural, con una manga que se adapta a la forma del brazo sin crear ese antiestético efecto abombado del que tu chico siempre huye, y un cuello que se mantiene en su sitio sin abrirse. Sí, han pensado en todo.

The Brubaker siempre diseñará básicos, que llegan a tu casa con una nota escrita a mano y envueltos en papel de seda. Su inversión en telas es realmente notable, pero ¿cómo consiguen ofrecerte un precio mucho menor que el que encuentras en las tiendas habituales? La respuesta es sencilla: no hay intermediarios y la venta se realiza exclusivamente online, ahorrando el coste que supone una tienda física. Además, tu conciencia puede estar tranquila, ya que todas sus fábricas están en España, -en su afán por ser transparentes, puedes ver imágenes de ellas en su web- y se adaptan a los estándares de producción más elevados.

¿Y para las mujeres? Sabemos que tú también quieres la camisa de seda perfecta, ésa que no se desgasta y que sigue siendo blanca por mucho tiempo. ¿Ha pensado The Brubaker en nosotras? Tranquila, están en ello, pero de momento pásate por su web www.thebrubaker.com y échale un vistazo a sus camisas masculinas, para regalar o incluso para apropiarte de ellas y versionar el boyfriend style con más clase que nunca. Date el lujo.

Puede interesarte...