Inicio / Moda / Tendencias / ¿Se pueden lucir prendas metalizadas en un look de oficina?

Moda

¿Se pueden lucir prendas metalizadas en un look de oficina?

por El equipo editorial Creado en 24 de enero de 2016
© Vogue USA

Tras pasar las fiestas nos damos cuenta de que en nuestro armario abundan las prendas metalizadas. Adquirimos estas piezas con la intención de ser la más guapa de la fiesta, pensando que las amortizaríamos en nuestras noches de parranda o que en algún momento las llevaríamos a la oficina. ¡Tus deseos son ordenes! Nuestra experta te aconseja para ser una working girl muy fashionista.

¿Eres de las que normalmente va a trabajar con los mismos looks? Se acabó el tener dos armarios diferentes, uno con looks de oficina y otro con tu ropa molona. Ahora todo se lleva con todo, atrévete a mezclar y serás la envidia entre tus compañeras de trabajo.

Descubre: Street Style para working girls: los mejores looks para la rentrée
Street Style para working girls: los mejores looks para la rentrée © vía Style du monde

Estamos acostumbradas a llevar prendas metalizadas para salir por la noche o en eventos y ocasiones especiales. Sin embargo, las pasarelas invitan a llevarlos también de día y por qué no hasta en la oficina. Rebeca Avila, editora de WorkingOutfits.com, web especializada en estilismos para la mujer profesional, te propone algunos trucos y looks para que puedas lucir esas prendas metalizadas en la oficina.

“Los tejidos metalizados no tienen por qué utilizarse solo en momentos especiales, sino que los podemos incluir en nuestro día a día, incluso para ir a la oficina. Como siempre, en cuestiones de estilismo, en el equilibrio está la virtud”. Sigue estos consejos:

• Combina prendas metalizadas con otras en tejido mate para equilibrar.
• Busca prendas en tonos metalizados neutros y claros, como el maquillaje, el blanco roto, gris perla o el oro claro, más fácilmente combinables.
• Prueba estilismos con prendas supuestamente opuestas, como una falda brillante o un pantalón metalizado con una sudadera o jersey básico. De esta forma conseguirás darle un aire más desenfadado a la prenda brillante.
• Elige prendas clásicas como faldas lápiz o gabardinas, que luego puedan ser fácilmente combinables con camisa blanca o denims.
• Si no te atreves con prendas metalizadas, puedes empezar con algún vestido básico que tenga algún toque metalizado o aportar el toque a través de un accesorio, el bolso o el calzado.

© Working Outfits

Y además:
¡Comparte armario! De las BBC a la oficina
Vestido + pantalón, propuesta de pasarela adaptada a la calle