Inicio / Psico / Experiencias

Psico

Un padre redefine la belleza para su hija: “¿Dónde está tu verdadera belleza?”

por El equipo editorial Creado en 17 de febrero de 2014
Un padre redefine la belleza para su hija: “¿Dónde está tu verdadera belleza?”© Getty

Horrorizado por la presión a la que estamos sometidas las mujeres de hoy en día por los cánones de belleza, un joven padre decidió escribir una carta a su hija, o más bien a la futura joven en la que se convertirá, así como a las demás víctimas de este marketing que establece un estándar totalmente falso. En ella echa por tierra estos dictados con una definición mucho más motivadora.

Las palabras tienen poder. Pueden hacernos más fuertes, pero también pueden acabar con nuestra autoestima. Las palabras están por todas partes, nos acompañan día a día e influencian en más de lo que querríamos pensar nuestras acciones y nuestra visión del mundo y de nosotras mismas. ¿Qué impacto pueden tener palabras como “acabado perfecto”, “infalible” o “perfecta a un precio asequible” además de la búsqueda de la belleza exterior? El doctor Kelly M. Flanagan ha dado su propia definición de estos términos para que su hija tenga una percepción diferente de la belleza cuando sea mayor. ¡No te lo pierdas!

Para mi pequeña,

Mientras escribo esto, estoy sentado en la sección de cuidado personal del supermercado al que vamos siempre. Un amigo me escribió hace poco desde otra sección similar y me contó que le parecía uno de los lugares más opresivos del mundo. Quería saber a qué se refería y ahora que estoy aquí, estoy empezando a estar de acuerdo con él. Las palabras tienen poder, y las palabras que se exhiben en este pasillo tienen un gran poder. Palabras y frases como:

Perfecta a un precio asequible,
Infalible,
Acabado impecable,
Fuerza brillante,
Poder líquido,
Opta por el nude,
Desafía a la edad,
Rejuvenecedor instantáneo,
Elige tu sueño,
Casi desnuda, y
Belleza natural.

Cuando tienes una hija te empiezas a dar cuenta de que ella es tan fuerte como cualquier otra persona: una fuerza a tener en cuenta, un alma en llamas con la misma vida y dones y pasiones que cualquier otro. Pero sentado en este pasillo, también te empiezas a dar cuenta de que la mayoría de la gente no la ve de esa manera. La ven como una cara bonita y un cuerpo para disfrutar. Y esa gente le dice que tiene que tener un aspecto determinado para tener algún valor o influencia.

Pero las palabras sí que tienen poder y quizá, solo quizá, las palabras de un padre puedan empezar a competir con las palabras del mundo. A lo mejor las palabras de un padre pueden convertir esta situación vergonzosa en un sentimiento profundo e inquebrantable de valor y belleza para su hija.

Las palabras de un padre no son palabras diferentes, pero tienen un significado totalmente diferente:

Fuerza brillante. Puede que tu fuerza no esté en tus uñas, sino en tu corazón. Dentro de ti misma puedes descubrir quién eres, y después puedes enseñárselo al mundo, con cautela, pero con tenacidad.

Elige tu sueño. Pero no en la estantería de una tienda, sino en un lugar tranquilo dentro de ti. Descubre lo que quieres hacer en el mundo, y cuando lo hayas elegido, persíguelo, con integridad y esperanza.

Desnuda. El mundo quiere que te quites la ropa. Por favor, déjatela puesta, pero tira los tapujos. Di lo que hay en tu corazón. Sé vulnerable. Abraza al riesgo. Ama a un mundo que apenas sabe lo que es quererse a sí mismo. Hazlo abiertamente. Con perdición.

Infalible. Debes ser constante e infaliblemente consciente de que la infalibilidad no existe. En una ilusión creada por la gente a la que solo le interesa tu cartera. Si decides buscar la perfección, que sea un don infalible para ti misma y para las personas que te rodean.

Desafía a la edad. Tu piel tendrá arrugas y tu juventud se marchitará, pero tu alma es inmortal. Siempre sabrá cómo jugar, cómo disfrutar y cómo deleitarse en esta única oportunidad que es la vida. Resiste siempre con ferocidad al envejecimiento del espíritu.

Acabado impecable. Tu acabado no tiene nada que ver con el aspecto que tiene tu cara hoy, sino con el aspecto que tiene tu vida en tu último día. Haz que tu vida sea un preparativo para ese día. Envejece con gracia, alimenta tu sabiduría, y engrandece tu amor como para que abarque a todo el mundo. Haz que tu acabado impecable sea un momento de paz al final de tus días y a lo desconocido que lo seguirá, y que sea un regalo para todos los que te han querido.

Pequeña, te encanta el rosa y los volantes y entiendo que algún día el maquillaje será importante para ti, pero espero que haya tres palabras palabras que sigan siendo más importantes para ti. Las tres últimas palabras que dices cada noche, cuando te pregunto: “¿Dónde está tu verdadera belleza?”. Tres palabras tan brillantes que ningún corrector puede cubrir.

“¿Dónde está tu verdadera belleza?”

En el interior.

Desde mi corazón al tuyo,

Papi

Compartir en Facebook

El equipo editorial
Durante los últimos 20 años, la prioridad de Enfemenino consiste en amplificar las voces de las mujeres. A través de nuestros contenidos, vídeos y eventos, queremos animar a nuestras comunidades …