Inicio / Mujer hoy / Trabajo / 5 consejos para ser tan eficiente en casa como en la oficina

Mujer hoy

5 consejos para ser tan eficiente en casa como en la oficina

por Marila Barrantes Creado en 26 de marzo de 2020
© Getty Images

Si durante el confinamiento por coronavirus trabajas en casa durante dos semanas como mínimo, debes saber que no es tan contraproducente como piensas. Incluso, podemos afirmar que se rinde mucho más siempre que hagas lo correcto. ¡Sigue leyendo para saber cómo hacerlo!

Con el cierre de las escuelas y la prohibición de las reuniones presenciales, la mayoría de los países europeos han puesto en marcha medidas excepcionales para tratar de frenar la propagación del virus Covid-19. Entre estas medidas, la recomendación del Gobierno ha sido proponer la opción del teletrabajo para reducir el contacto social y minimizar el riesgo de propagación.

Muchas son las empresas que ya han ofrecido esta posibilidad a sus empleados. ¡Pero esto no significa que haya algo de lo que asustarse! Aquí hay algunos consejos que te ayudarán a ser igual de productivo en casa, o incluso más.

Video por Norma Varela

1 - Reservar un rincón de la casa para que sea tu oficina

Trabajar durante dos semanas (al menos) en tu sofá no es la mejor opción. Es preferible crear un pequeño espacio dedicado exclusivamente al trabajo, esto te permitirá separar tu vida profesional de tu vida privada. Desgraciadamente, estar desgarbado todo el día no te hará más productivo. Así que evita el sofá y elige un escritorio o una mesa para tener la mejor posición frente a la pantalla del ordenador. Si además estás trabajando a distancia con tu pareja, trata de tener un espacio de oficina para que pueda estar tranquilo y puedas hacer tus llamadas telefónicas sin molestar a tu pareja.

2 - Haz el esfuerzo de preparar y ordenar el espacio de trabajo

Trabajar desde casa suele significar llevar el pijama o ropa de casa todo el día. Aunque esta opción puede estar bien cuando trabajas desde casa una vez al mes, puede no ser aconsejable para el teletrabajo a largo plazo. Vale, tampoco te pedimos que te vistas de gala, pero al menos haz el esfuerzo de ponerte unos vaqueros y un jersey. ¡Nada te impide tener ropa cómoda pero bien vestida! Por último, siempre hay que tener cuidado de mantener un espacio limpio y ordenado. El desorden puede ser a veces un obstáculo para la productividad. Así que no seas perezosa y, ¡manos a la obra!

3 - Establece un horario fijo

¡No estar en tu lugar de trabajo físicamente no es sinónimo de trabajar de 8 a 20 horas! Establecer un horario fijo cada día es más que beneficioso ya que te permite establecer un ritmo de trabajo regular. En el teletrabajo, mucha gente tiene la impresión de trabajar sin parar y ¡esto no es nada bueno para la productividad y la salud mental! Respetar los horarios fijos también es muy aconsejable para la convivencia y el bienestar de tu familia o tu pareja. Siempre es buena idea dividir tu tiempo equitativamente entre la "parte del trabajo" y la "parte del hogar".

4 - Mantener el contacto con tus compañeros de trabajo

Ojos que no ven, corazón que no siente, dicen. Pero incluso en un período de confinamiento, ¡hay que mantener el contacto con los compañeros de trabajo! Siempre es bueno para compartir noticias, intercambiar opiniones sobre el trabajo y para seguir siendo tan eficientes como siempre gracias al trabajo en equipo. La mensajería instantánea, por ejemplo, es una excelente manera de intercambiar información en vivo, e incluso podéis organizar reuniones a distancia por videollamada para debatir cualquier idea como si estuvierais en la oficina.

Además, si rizamos el rizo, podéis organizar una llamada online para tomaros juntos el típico café de media mañana y enseñaros los unos a los otros los modelitos de estar por casa. ¡Es la oportunidad perfecta para ver de nuevo las caritas de tus compañeros, recordar viejas bromas y animarte el día!

5 - Tiempos de descanso de verdad

¿Tienes problemas para concentrarte, tus neuronas están desordenadas y tu cerebro a punto de estallar? ¡Quizá es porque no haces suficientes descansos durante el día! Cuando trabajas en casa, normalmente no ves pasar el tiempo y trabajas todo el tiempo... ¡incluso a veces te saltas la hora del almuerzo! Tómate un descanso de verdad. Estar en casa es también te da la posibilidad de tomar un poco de café por la mañana, tomar un pequeño aperitivo en el balcón (y tomar un poco de aire fresco al mismo tiempo), o abrir un libro durante unos minutos aunque sólo sea para cambiar un poco de aires.

Te puede interesar...

Descubre: ¿Trabajar, eso que es? 40 famosos españoles que viven del cuento
Diego Matamoros © Getty
por Marila Barrantes