Inicio / Decoración / Ideas y Trucos / 10 consejos para mejorar la iluminación de tu casa

© iStock
Decoración

10 consejos para mejorar la iluminación de tu casa

por Redacción enfemenino Publicado en 29 de noviembre de 2016
171 compartidos

Una buena iluminación puede aportar encanto y personalidad a cada estancia de la casa. Eso, sí ten en cuenta que siempre debes elegir las lámparas y puntos de luz adecuados para que el resultado sea el perfecto. Toma nota de estos consejos.

Un hogar con la iluminación correcta es sinónimo de un espacio agradable y acogedor donde querer pasar tiempo. Pero no solo debemos pensar en la luz artificial sino que una buena iluminación natural será muy importante para conseguir este efecto en casa. Existen casas, que por desgracia, no cuentan con la luz natural suficiente como para iluminar cada espacio pero no te preocupes, porque existen una serie de trucos que te pueden venir muy bien a la hora de conseguir una casa luminosa y acogedora.

Descubre: ¡Y se hizo la luz! Deslúmbrate con nuestra selección de lámparas

¡Y se hizo la luz! © Lightyears

1. Multiplica las fuentes de luz

Apuesta por una iluminación indirecta que puedas modular según la intensidad que desees. Una luz directa con una lámpara de techo o una iluminación específica según la actividad (lámpara de mesilla de noche, un flexo para una mesa de despacho…).

2. La iluminación de interiores nunca debe deslumbrar

Por tanto, aunque en la decoración de interiores el color blanco siempre es uno de los más socorridos intenta evitarlo en aquellos hogares en los que haya mucha luz natural ya que puede haber momentos en los que quedes deslumbrada. Igualmente, si eres totalmente fan del blanco, ¡adelante! No seremos nosotras quien te lo prohibamos. Como alternativa puedes optar por blancos más rotos, marfil, beige...

3. ¿Cómo iluminar un despacho?

Te recomendamos que evites las lámparas de techo en la habitación que hayas destinado como despacho. Provocarán sombras innecesarias que te molestarán mucho cuando estrés trabajando y también se recomienda evitar aquella luz que de directamente a las sillas de invitados. Lo ideal es que el punto de luz se encuentre en los laterales de la mesa y puedes añadir más en el resto de la habitación (si se trata de un espacio grande). También puedes recurrir a las guirnaldas de luces, ¿por qué no?

4. La iluminación en la cocina

Es necesaria una iluminación central y varios puntos de luz sobre las encimeras, el fregadero, la cocina y en definitiva sobre cada espacio de trabajo. Puedes optar por los apliques para suavizar el ambiente. Uno de los recursos que mejor funciona y que ahora mismo es tendencia también para cualquier espacio de la casa como por ejemplo del que estamos tratando, la cocina, son los flexos. Su doble función práctica y decorativa harán que te encante cómo encajan en cualquier espacio de la casa.

Descubre: Ideas cocinas blancas

Ideas inspiradoras de cocinas blancas © Pinterest vía facilissimo.com

5. Da volumen con la luz

Juega con la iluminación para dar volumen a ciertos objetos colocando las lámparas en los extremos, detrás o bajo los objetos que quieras destacar. La iluminación puede centrar la atención en un objeto determinado: un cuadro, un acuario o la fachada del exterior de la casa.

6. La intensidad de la luz

La intensidad que demos a la luz del hogar dependerá de las bombillas o tipos de luz que utilicemos en cada una de las habitaciones. Las luces LED por ejemplo, están de moda y sirven como un buen punto de apoyo además de ser decorativas. Las guirnaldas de luces también son otra forma de decorar y además, crear distintos ambientes, ¿has probado a incluirlas en tu cabecero o en estanterías? ¡El resultado te encantará!

7. Prueba/error

Te recomendamos que antes de asignar una luz en algún punto de la casa, antes pruebes cuál es el efecto que vas a conseguir con ésta. Y sobre todo, haz pruebas que sean necesarias para ver las zonas de sombras que quedan en la casa y también para evitar que algunas de las luces que hayas colocado y creas que quedan bien, deslumbren.

8. El cuarto de baño

Las lámparas de techo de cuarto de baño, los puntos de luz y los halógenos de baja tensión en un falso techo son muy propios para los cuartos de baño. Su posición permite repartir la luz de forma uniforme. Para una iluminación más específica, por ejemplo alrededor del espejo, no debe ser demasiado agresiva. Puedes optar por la iluminación a ambos lados, con 2 apliques simétricos, o incluso mejor, un espejo con varias bombillas a modo de camerino. Por ejemplo, como los tocadores típicos de los maquilladores profesionales y artistas. Es un punto original y distinto que aportará un ambiente nuevo a tu baño además de luz, ¡mucha luz!

Descubre: Inspiración decoración baños

Las tendencias que nos gustan © Grohe

9. La iluminación del salón y el comedor

  • Opta por un interruptor con el que puedas regular la intensidad de la luz y te permita ajustar el ambiente de la estancia.
  • Multiplica los puntos de luz: suavizan el ambiente. Un solo punto de luz, por ejemplo en el techo, crea una iluminación demasiado agresiva.
  • Evita los puntos de luz situados encima o detrás de la posición principal que vas a ocupar en la habitación, provocan sombras poco estéticas y contraluz.
  • Los apliques en la pared permiten atenuar el contraste entre el centro y las esquinas de la habitación, que a veces pueden estar demasiado oscuras.
  • Las lámparas de mesa y las velas siempre consiguen crear un ambiente más acogedor.

10. La iluminación en la habitación de los niños

Evita las lamparitas inestables y de pinza en la habitación de los niños. Si es posible, lo ideal es fijar las lámparas a la pared o al techo y procurar que haya interruptores al entrar en la habitación y al lado de las camas. Coloca un flexo en la mesa de escritorio para su tiempo de estudio

Para que tu iluminación además de bonita sea económica...

Para una iluminación de larga duración, opta por las lámparas fluocompactas de bajo consumo. Aunque, son más caras, duran 5 veces más que las bombillas incandescentes por un consumo 4 veces menor. Opta también por los tubos fluorescentes o “neones”. Comparados con las bombillas incandescentes, su duración es 5 a 6 veces superior. Debido a su característica luz blanca se reservan sobre todo para cocinas y cuartos de baño.

Para una iluminación decorativa o indirecta, piensa en utilizar lámparas halógenas equipadas de un regulador o un transformador de baja tensión. Son más caras que las bombillas clásicas pero duran el doble. Aquí tienes algunos trucos de experto para ahorrar luz en casa:

  • Asegúrate de que apagas todas las luces (incluso las de las guirnaldas o mesitas auxiliares) cuando no estés en casa.
  • Apaga todos los aparatos de luz de la casa, evitando el stand by como ordenadores, televisores...
  • Una vez al mes, quita las bombillas de las lámparas y límpialas con un trapo húmedo, permitirá renovar de nuevo la luz que esta desprenda eliminando la suciedad que acumulan.


Y además:
Los 8 mandamientos del estilo japonés para una decoración Zen
8 errores comunes de la decoración de habitaciones infantiles

por Redacción enfemenino 171 compartidos