Inicio / Decoración / Estilos decorativos / Luces LED: ilumina tu hogar de la manera más eficiente

© iStock
Decoración

Luces LED: ilumina tu hogar de la manera más eficiente

por Cristina Gonzalez Publicado en 8 de enero de 2015

Este tipo de iluminación puede ser la opción perfecta para decorar nuestro hogar, pero también puede ayudarnos a reducir el consumo en la factura de la luz. ¿Quieres saber cómo? ¡Te enseñamos la mejor manera de introducir luces LED en tu casa!

Seguramente hayas oído hablar sobre este tipo de luces, pero puede que no tengas muy claro qué son exactamente y cómo podrías introducirlas en tu hogar. Un LED es un dispositivo electrónico (diodo) que transforma la energía eléctrica en luz. Tradicionalmente se usan en aparatos como cadenas de música o televisores, pero últimamente se han incorporado tanto a la vida cotidiana que ya forman parte también de la iluminación de muchos hogares. Su bajo consumo y buena adaptación son dos de sus características más atrayentes, ¿quieres conocer las ventajas de introducir estas luces en tu decoración? ¡Te damos algunas ideas muy interesantes!

© Visto en Pinteres via Amaia Arruebarrena

Ahorro energético

Al ser un dispositivo que transforma la energía eléctrica en luz, produce menos consumo y es más eficaz que las lámparas incandescentes y fluorescentes, dado que emiten mayor luminosidad por vatio consumido. Además, las bombillas LED suelen tener mayor duración y ser más resistentes, lo que nos permite un pequeño ahorro a largo plazo ya que no tendremos que cambiarlas con tanta frecuencia. Ahora que sabemos en qué consisten y qué ventajas tienen, ¿dónde es recomendable instalar estas luces?

Interior

Las luces LED pueden adoptar un tamaño muy reducido, lo que supone más posibilidades de introducirlas en nuestro hogar de diferentes formas. Una de las mejores opciones es emplearlas como focos de luz que contribuyan a complementar la iluminación de nuestro hogar: colocando pequeñas led debajo de estanterías, en escaleras, alrededor de un cuadro o entorno a un espejo, por ejemplo, podremos generar puntos de luz para resaltar los elementos de nuestro hogar.

Pero esta iluminación no solo tiene un fin decorativo, también puede formar parte de la instalación de nuestra casa e iluminar estancias: podemos instalar bombillas LED en las lámparas de mesa o bien ponerlas, si es tu caso, en los focos del techo del salón. Una de las características más peculiares de este tipo de luz es que puedes encontrarlas en varios colores, por lo que son la opción perfecta para crear ambiente. ¿Sabías que incluso se pueden colocar en la ducha? ¿O dentro del frigorífico? De esta manera conseguiremos ahorrar algo de luz cada vez lo abramos.

Exterior

Uno de los entornos donde más se usa esta iluminación es en terrazas y jardines. Por su tamaño y capacidad de iluminación, estas luces son perfectas para alumbrar caminos de entrada, escaleras o cenadores. Pero también se emplean como elemento de decoración: van muy bien para iluminar macetas o enroscarlas entorno a los árboles para crear un ambiente más acogedor.

Algo que también se ha puesto muy de moda, es colocar luces LED dentro de las piscinas, para que éstas queden iluminadas por la noche. ¡No podemos negar que el resultado es estupendo!

¿Cómo elegir la bombilla adecuada?

Antes de comprar una bombilla, debemos asegurarnos de que procede de fabricantes conocidos y seguros para evitar posibles disgustos en el futuro. Dependiendo del uso que queramos darle a la bombilla y de la intensidad de iluminación que necesitemos, elegiremos una eficiencia energética u otra. Ésta viene indicada en las cajas de la bombillas, dónde aparecen los vatios que consumen y los lúmenes que producen (intensidad de la luz).

En definitiva, las luces LED son unas de las mejores opciones que podemos encontrar en el mercado, no sólo cumplen su función y nos ayudan a decorar nuestro hogar, también suponen un ahorro económico: según la AniLED, las bombillas LED tienen una vida útil de hasta 50.000 horas (más de 30 años si las encendemos 4 horas al día) y consumen hasta un 80% menos en comparación con una bombilla incandescente tradicional. Así que, ¿por qué no utilizarlas?

Y además:
¡Todo al gris!: apuesta por la elegancia para tu hogar

Consejos para mejorar la iluminación de tu casa

por Cristina Gonzalez

Puede interesarte